ARTE CONTEMPORÁNEO

‘Más o menos 500 negritos’ en una barca

El artista Boris Hoppek expone en Sevilla su crítica a las políticas migratorias con una veintena de obras inéditas y su personaje Bimbo como protagonista de la muestra

Obra 'Más o menos 500 negritos' de Boris Hoppek y Lolo & Sosaku, en la galería Delimbo de Sevilla.
Obra 'Más o menos 500 negritos' de Boris Hoppek y Lolo & Sosaku, en la galería Delimbo de Sevilla.

Qué mas da cuántos sean. Número arriba número abajo son 500 negritos en una barca que se balancea sin fin en un oleaje de aire y motor, sin un destino, sin nada que pare la inercia de los que vendrán detrás y de los que rechazan su llegada. Más o menos 500 negritos es el título de una de las cerca de 20 obras inéditas que el artista alemán Boris Hoppek expone hasta el 10 de enero en la galería Delimbo de Sevilla en su muestra titulada Mañana. Un recorrido duro por la crueldad de las políticas migratorias, del valor de las vidas según color de piel, de los castigos del sur para el bienestar del norte, del género y la sexualidad... Crítica con estética propuesta por el reconocido graffitero afincado en Barcelona y famoso por crear los C'mons, unos muñecos popularizados por una campaña de publicidad de coches.

Afrika-KanariasPatera Tumba; Surf Coffin o Cerca de Europa son algunos de los títulos de sus obras

El protagonista del mensaje es Bimbo, así con su sonido africano de eme y be, un personaje voluptuoso negro, de gruesos labios rojos y ovalados ojos blancos con una línea oscura como pupila. La creación es una imagen asimilada al blackface, que es como se conoce al maquillaje tildado de racista utilizado a partir del siglo XIX en Estados Unidos que consistía en pintar las caras de los blancos de negro y marcar de colorado los labios muy gruesos para representar con burla a los africanos, sobre todo en los musicales llamados minstrels. Es este Bimbo, repetido una y mil veces y en mil formatos y técnicas, el que expone y recuerda dos siglos después que existen los africanos como iguales, pero los hay oprimidos.

Obra 'Autorretrato, por Boris Hoppek'.
Obra 'Autorretrato, por Boris Hoppek'.

La obra Autorretrato, por Boris Hoppek (que es caucásico), representado como un Bimbo entre rejas, es ya una declaración de intenciones. Se sitúa como un igual en una idea y contextualización que continúa en otras obras como la de fotografías intervenidas con la cara de Bimbos a occidentales en bikini y bañador montados en yates, otro tipo de barcas que van sobre la misma agua en la que mueren ellos al cruzar hacia Europa. De Ceuta; A Melilla; Afrika-Kanarias; Minotauro; Patera Tumba; Surf Coffin, que es una tabla de surf como un ataúd; o Cerca de Europa, donde aparece Bimbo enmarcado tras una valla metálica, son otros de los títulos de las propuestas del artista, que ha creado de forma inédita este 2017 en su primera muestra en Sevilla esta selección de obras expuestas a las que se les suman cerca de 60 trabajos más entre dibujo y fotografía.

Obra 'Cerca de Europa'.
Obra 'Cerca de Europa'.
"Hoppek es una eminencia, habla de verdades molestas en su iconografía. Su polémica no es gratuita", dice la codirectora de la galería

"Él es una eminencia, nos gusta mucho su trabajo. Habla de verdades molestas en su iconografía. Su polémica no es gratuita", señala Laura Calvarro, codirectora de la galería Delimbo, que destaca también que Hoppek es uno de los precursores del movimimento del arte callejero. "El público está respondiendo muy bien a la muestra, pensamos que incluso iba a ser más polémica, como ocurre en Estados Unidos por la cuestión del blackface. Pero al final aquí no ha sido tanto. Solo cuando se pone la palabra blackface en las redes sociales de la galería genera cierto rechazo", apunta Calvarro, que añade que en este tipo de exposiciones importa tanto el concepto como lo estético de la propuesta. "Están muy bien cerrados los mensajes", considera. Y así, Más o menos 500 negritos, esta obra realizada junto a Lolo & Sosaku, queda como el reflejo de esta Europa. Y de esta España, que hasta julio recibió 10.751 migrantes que entraron de forma irregular por vía marítima y terrestre, un 104,2% más que en el mismo periodo de 2016, según datos del Ministerio de Interior. 10.751 vidas, un número, esta vez preciso, al que hay que sumarle una cifra desconocida de fallecidos en el mar. La que sea, número arriba número abajo para Europa.

Puedes seguir ÁFRICA NO ES UN PAÍS en Twitter y Facebook.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50