Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 61% de los padres no sabe identificar un juguete falso: seis trucos para que no le engañen este Black Friday

Las falsificaciones se encuentran fuera del control de seguridad de la Unión Europea y pueden entrañar riesgos para su hijo

black friday

Se acercan las fechas navideñas y, qué duda cabe, tanto para Papá Noel como para los Reyes Magos el Black Friday 2017 es una oportunidad de oro para llenar sus sacas de juguetes a precios muy ventajosos. Las ofertas pueden oscilar entre el 20% y el 50% con respecto a su precio original e, incluso, algunas plataformas de comercio online pueden sorprendernos con mayores descuentos de última hora.

Según el Barómetro de tendencias en las compras navideñas realizado por American Express, el 54% de los españoles recurrirá al Viernes Negro para ahorrar en los regalos. Y, de estos, el 50% lo hará desde el sofá de su casa a través de Internet.

En los últimos cinco años, el ecommerce en España se ha desarrollado a un ritmo vertiginoso. Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el año pasado movió 24.185 millones de euros en nuestro país. Y las previsiones dicen que, en el cómputo general de 2017, el crecimiento superará el 20%.

Los juguetes no están, de momento, entre los primeros de la lista, pero pronto lo estarán. Su venta por Internet crece en España casi el 60% anual, según los últimos datos de la empresa de investigación de mercados NPD Group y, si consideramos que la tendencia es la que marca EE UU, en poco tiempo esas cifras se dispararán aún más.

Al otro lado del charco, el 83% de los padres ya compra los juguetes en plataformas digitales. Y la pregusta es: ¿cómo podemos estar seguros de que lo que nos ofrecen en la red es apto para nuestros hijos?

Falsificaciones fuera de control

Un estudio realizado por Red Points, solución tecnológica para la protección online de marcas, revela que mientras que el 90% de los padres confía en las plataformas como proveedor fiable, más del 60% de ellos siente poca o ninguna confianza en su capacidad de juzgar si un listado de productos online es falso o real; es más, solo el 39% sabría reconocer una falsificación, lo que quiere decir que un 61% podría ser engañado sin dificultades.

Las falsificaciones ya suponen casi el 5% de todos los bienes importados a la Unión Europea. Un mercado que mueve 391.000 millones de euros. Y lo más preocupante, un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre el comercio de productos falsificados y pirateados de 2016, sitúa al sector del juguete entre los diez primeros en cuanto al número de incautaciones aduaneras.

La Directiva 2009/48/CE sobre la seguridad de los juguetes establece que todos los productos fabricados o importados en la Unión Europea (UE) deben cumplir unos estrictos requisitos de seguridad antes de poder comercializarse, en particular en cuestiones como el ruido, los productos químicos y el peligro de asfixia.

Así, solo los juguetes que pasen este control podrán ser marcados con una CE que garantiza que cumplen todos los requisitos. Además, según la norma, deberán ir acompañados de advertencias claramente visibles y legibles y fácilmente comprensibles, con el fin de reducir los riesgos que entrañe su uso. (La incorporación de la Directiva a nuestro ordenamiento jurídico está contemplado en el Real Decreto 1205/2011)

En el estudio Padres y las Falsificaciones Online,dos de cada tres encuestados admitieron ser conscientes de que las falsificaciones pueden ser peligrosas al estar fuera del proceso de control de seguridad. No obstante, el 74% de los que habían adquirido este tipo de juguetes lo habían hecho a través de Internet sin percatarse del fraude.

Que no le den gato por liebre

Si bien es cierto que el Black Friday puede ser un buen momento para encargar los regalos de los Reyes Magos, conviene no dejarse llevar por la fiebre de la oferta y poner un poco de cuidado a la hora de seleccionar los productos. Tanto la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) como Consumidores en Acción (FACUA) proponen una serie de consejos para no equivocarse a la hora de elegir los juguetes más seguros:

1. Asegúrese de que el juguete lleva el marcado CE de conformidad de la Comunidad Europea. La OCU alerta de que debemos asegurarnos de que CE no responde a China Export, que utiliza un símbolo muy similar, en el que en cambio las letras están mucho más juntas que en el sello europeo.

2. Si va a comprar a un vendedor particular asegúrese de que no tienen stock; si fuese así podrían tratarse de juguetes falsos. Que solo venda productos de primeras marcas y tenga mucha variedad de uno concreto son motivos para sospechar.

3. Fíjese en el perfil del vendedor en la plataforma: historial de productos vendidos (lo normal es que sean variados y de segunda mano) y comentarios de compradores anteriores.

4. Busque fotos del producto original en la página del fabricante y compare los detalles.

5. Pregunte al fabricante. La mayoría de los fabricantes tienen cuentas en redes sociales: ante la duda, comuníquese con ellos y muéstreles las imágenes del juguete, ellos saben identificar si es verdadero o falso.

6. Desconfíe de las gangas. Los descuentos de Black Friday son una ocasión única para que nos la cuelen: generalmente los falsificadores reducen el precio entre un 20% o un 25% de modo que sean menos sospechosas: compare con los precios en otras páginas para ver si el precio varía sustancialmente.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información