Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete días de aprendizaje, 365 de acción

Más de 700 entidades iberoamericanas forman parte de la comunidad Ciclo Siete en busca de un planeta más sostenible

Siete días de aprendizaje, 365 de acción

Una semana de aprendizaje para 365 días de acción. Este viene a ser el lema de la comunidad Ciclo Siete, un movimiento que nació hace dos años en Colombia para generar conciencia sostenible y medioambiental que ya ha llegado a 22 países de Iberoamérica y que sueña con llegar más allá. La semana pasada, algunos de sus líderes se reunieron en Cartagena de Indias para recolectar ideas y experiencias que les permitan alcanzar esta meta.

Hasta la fecha han conseguido implicar en su causa a 700 entidades (organismos públicos, asociaciones, empresas, medios de comunicación...) llevar su mensaje a 20 millones de personas en las redes sociales, sembrar 60.000 árboles y liberar a más de 900 animales, según sus datos.

Todo comenzó en 2013, cuando Alejandro Zapata, director de Portafolio Verde, participó en Estados Unidos en una reunión mundial de Empresas B, una certificación que reciben las que tienen ciertos compromisos y estándares medioambientales. “Allí nos plantearon el reto de hacer algo efectivo por la sostenibilidad. Y fue el germen de Ciclo Siete”, explica.

Ciclo Siete ha llevado su mensaje a 20 millones de personas en las redes sociales, sembrado 60.000 árboles y liberado a más de 900 animales

A partir de ahí comenzaron a buscar apoyos hasta convertirse en un referente en el sector. Pero buscan más. Tras tres días de talleres, reuniones y lluvias de ideas en Cartagena de Indias, algunos de sus líderes se han planteado siete metas para 2021, que será el séptimo año de vida del movimiento. Incluyen multiplicar por 10 las instituciones implicadas, llegar cada vez a más personas y convertirse en uno de los actores más relevantes en términos de sostenibilidad en Latinoamérica.

“Es la primera vez que nos hemos reunido como comunidad para planear el futuro. El objetivo era soñar juntos el futuro de Ciclo Siete”, explica Zapata, que tiene la mirada puesta en abril, cuando se conmemora la semana de la Tierra y su colectivo también celebra su cumbre anual, la que da nombre al movimiento. Cada uno de los siete días tiene un motivo en el que se buscan soluciones y se desarrollan iniciativas en torno a otros tantos ejes temáticos: biodiversidad, movilidad sostenible, educación, diseño sostenible, organizaciones sostenibles, estilo de vida saludable y cultura.

“Queremos liberar más animales, sembrar mas árboles, hacer más limpiezas de playas, fomentar el uso de la bicicleta, realizar más actividades como caminatas, avistamiento de aves...”, enumera Zapata. Es esa semana de aprendizaje que precede a los 365 días de acción que sus voluntarios viven y hacen vivir a los que le rodean. Es un movimiento en red en el que cada uno de ellos trata de atraer, convencer y seducir a personas e instituciones para que se sumen a este movimiento sostenible.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información