Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reforestar España equivaldría a retirar 41 millones de coches de la circulación

Las emisiones caerían un 70% de aquí a 2030 con plantaciones masivas de árboles, según un estudio

Mariano Rajoy recorre un tramo del Camino de Santiago con la canciller alemana Angela Merkel, en 2014.
Mariano Rajoy recorre un tramo del Camino de Santiago con la canciller alemana Angela Merkel, en 2014.

En 2004, cuando Mariano Rajoy era el candidato del PP a la presidencia del Gobierno español, prometió plantar 800 millones de árboles si ganaba las elecciones. Su promesa implicaba sembrar 380 árboles por minuto durante la legislatura, pero nunca se supo si aquel desafío era realizable, porque perdió ante el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. En los comicios de 2008, Rajoy regresó a la carga, esta vez rebajando la oferta a 500 millones de árboles. Volvió a caer derrotado. Pero, en sus terceras elecciones, las de 2011, en plena recesión económica, Rajoy no prometió ningún árbol. Y ganó.

Un nuevo estudio da una idea de para qué habrían servido aquellos árboles nunca plantados. “España podría reducir sus emisiones de gases efecto invernadero en un 20% [de aquí a 2030], únicamente mediante el despliegue de acciones de reforestación a costos rentables”, explica en un comunicado la organización ecologista The Nature Conservancy, con sede en Arlington (EE UU). La ONG considera “rentable” una medida que requiera menos de 100 dólares por cada tonelada de CO2 evitada. Sin este límite presupuestario, “una completa implementación de medidas de reforestación reduciría las emisiones de España en casi un 70%, lo que equivale a sacar de la circulación 41 millones de automóviles”.

Rajoy prometió plantar 800 millones de árboles cuando era candidato a la presidencia en 2004

The Nature Conservancy y otras 15 organizaciones, como la Universidad de Cornell (EE UU) y el Ministerio de Agricultura de Brasil, presentaron ayer la evaluación más actualizada del papel de los bosques en la reducción de las emisiones mundiales de CO2. El trabajo, publicado en la revista científica PNAS, sostiene que medidas como las plantaciones masivas de árboles y la buena gestión forestal podrían llegar a recortar en 2030 unos 11.300 millones de toneladas de las emisiones planetarias cada año.

Esta reducción —“equivalente a detener la quema de petróleo”, según The Nature Conservancy— proporcionaría de aquí a 2030 el 37% de los recortes de emisiones necesarios para evitar la temida subida de dos grados de la temperatura media del planeta, en línea con los objetivos internacionales fijados en 2015 en el Acuerdo de París.

La organización ecologista pone ejemplos de medidas en curso, como la reducción de la deforestación de la selva en Indonesia, la repoblación forestal masiva en el valle del Bajo Misisipi en EE UU y la promoción de la madera en Finlandia para evitar el hormigón y el acero en la construcción. “De las 10 vías basadas en la naturaleza de las que tenemos datos específicos por países, la reforestación es la que brinda la mayor oportunidad para España ante el objetivo de reducir sus emisiones totales”, explica el ecólogo Chris Zganjar, uno de los autores del nuevo estudio. “Además, España podría reducir sus emisiones mejorando la gestión de los bosques existentes y de las prácticas de pastoreo”, añade.

"Nosotros preferimos que el grueso de la mitigación se haga con un cambio del modelo energético", opina Mar Asunción, de WWF

En España hay unos 7.000 millones de árboles, según el inventario forestal nacional. La superficie ocupada por bosques seminaturales ha aumentado en España en los últimos 25 años con un ritmo anual del 1,3%, según el último informe de la Sociedad Española de Ciencias Forestales. Los complejos modelos informáticos utilizados por los investigadores del nuevo estudio, país por país, contemplan por ejemplo futuros escenarios de intensificación de la agricultura, con más cosechas en menos superficie, y la reforestación de terrenos dedicados al pasto, como consecuencia de hipotéticos cambios en la dieta humana, con menos carne consumida.

Los científicos recuerdan que los bosques ocupan 3.900 millones de hectáreas, el 31% de la superficie terrestre mundial, según los datos de Naciones Unidas. Las medidas de reforestación “rentables” tendrían el mismo impacto que retirar 650 millones de coches de las carreteras. Evitar la conversión de más bosques en terrenos agrícolas o urbanizables sería como quitar otros 620 millones de vehículos, aseguran los investigadores.

La bióloga Mar Asunción, de la organización ecologista WWF, valora el nuevo estudio, en el que su entidad no ha participado. “Nosotros preferimos que el grueso de la mitigación se haga con un cambio del modelo energético, con una apuesta por las energías renovables. Si no lanzas claramente el mensaje de que hay que acabar con los combustibles fósiles, das aire para que continúe su uso”, opina.

Más información