Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gucci abandona las pieles en sus colecciones

El veto entrará en vigor a partir de la colección primavera-verano 2018 y la firma italiana subastará las prendas que le queden

Pieles en la colección otoñoinvierno 2014-2015 de Gucci.
Pieles en la colección otoño/invierno 2014-2015 de Gucci.

Alessandro Michele lleva revolucionando Gucci desde que asumió su dirección creativa en enero de 2015. No solo ha unificado en sus desfiles las colecciones de hombre y mujer, también se ha involucrado en un nuevo perfume de la firma o en la colección de decoración y ha revitalizado sus ventas, que aumentaron casi un 50% en el primer cuatrimestre de 2017 y un 39,3% en el segundo. El gigante del lujo italiano ha anunciado este miércoles un nuevo e inesperado movimiento: prohibirá las pieles en sus nuevas colecciones a partir del próximo año y se subastarán las prendas de piel que le queden.

Una decisión que contrasta con el uso de la piel que ha venido haciendo la firma, que llegó a convertir en un éxito sus mocasines con talones descubiertos y pelo en el interior a finales de 2015 y tiene entre sus prendas mini abrigos de piel por unos 28.000 euros. La prohibición del uso de pieles en sus prendas entrará en vigor a partir de la colección primavera-verano 2018, según declaró hoy el presidente de Gucci, Marco Bizzarri, en el London College of Fashion de la capital británica. Este aseguró que la decisión se ha tomado junto al diseñador italiano. “Cuando escogimos a un nuevo director creativo queríamos a alguien que compartiera la creencia de la importancia en los valores”, ha añadido Bizarri sobre la unión de la firma a la organización Fur-Free Alliance, lo que implica que no va a utilizar piel de visón, coyote, zorro, conejo o mapache.

Tres de los abrigos con pieles presentados por Alessandro Michele para su colección otoñoinvierno 20162017. ampliar foto
Tres de los abrigos con pieles presentados por Alessandro Michele para su colección otoño/invierno 2016/2017.

Esta evolución “demuestra nuestro compromiso absoluto en hacer del desarrollo sostenible un elemento inseparable de nuestra actividad”, agregó Bizzarri, quien además aseguró que los ingresos conseguidos con las subastas de las últimas prendas de piel de Gucci serán entregados a las organizaciones de defensa de los derechos de los animales Human Society International (HSI) y LAV (Italia).

“Lo hemos estado hablando con Alessandro [Michele] en los últimos meses. La tecnología que ahora tenemos presenta infinitas oportunidades en cuanto a tejidos y sería un error para nosotros no ponernos al frente de ello. Necesitamos invertir en estas start up porque pueden revolucionar el sector en términos de sostenibilidad, consiguiendo la misma calidad de piel”, ha añadido Bizzarri, unas declaraciones recogidas en la web especializada WWD. Este gesto de Gucci, parte del conglomerado del lujo de la moda Kering, “cambia el panorama" y "tendrá un efecto contagio enorme en el mundo de la moda”, reaccionó la presidenta de HSI, Kitty Block, en un comunicado. “Ser socialmente responsable es uno de los valores centrales de Gucci, y seguiremos esforzándonos por mejorar el medioambiente y la fauna. Con la ayuda de HSUS y LAV estamos excitados en dar este paso y esperamos que ayude a inspirar la innovación y aumentar la conciencia, cambiando la industria del lujo para mejor”, ha dicho el presidente de la firma sobre la decisión.

Tres de los modelos de zapatos forrados con piel de la colección otoñoinvierno 20152015 de Gucci. ampliar foto
Tres de los modelos de zapatos forrados con piel de la colección otoño/invierno 2015/2015 de Gucci.

Otra famosa marca del lujo italiana, Armani, ya anunció en 2016 que no incluiría más pieles en sus colecciones. Lo mismo hizo Hugo Boss y Stella McCartney. La firma de la diseñadora británica, también parte del grupo Kering, está hoy centrada en la moda sostenible, y no utiliza para sus diseños ni pieles de animales ni cuero ni seda, como tampoco lana de la Patagonia según decidió en 2015 tras ver un vídeo de la organización animalista PETA en el que se mostraban las condiciones en las que vivían los animales en la granja que le proporcionaba material a su marca.

Desde hace muchas semanas de la moda, es fuerte la presión que ejercen los ecologistas que protestan por el uso de la piel y el maltrato animal en la industria de la moda a las puertas de los desfiles, lo que también ha hecho que sean varias las marcas que se han vuelto más sensibles y han cambiado sus políticas sobre de dónde provienen las pieles.