Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria del alcohol confunde al público sobre el riesgo de cáncer

Un estudio la compara con las tabacaleras por "negar y distorsionar" ese vínculo probado

Las bebidas alcohólicas también aumentan en riesgo de algunos tumores.

Las evidencias científicas son claras: el alcohol es un factor que aumenta las probabilidades de sufrir un cáncer, esencialmente en el aparato digestivo, pero también en las mamas. Pese a ello, existe un desconocimiento preocupante entre la población de este riesgo asociado a las bebidas alcohólicas. Y es en este punto en el que la industria está desempeñando un papel criticable, según un estudio, en el que se denuncia que con "negación, distorsión y distracción" están tratando de confundir a la ciudadanía, ocultando que beber alcohol implica mayor riesgo de sufrir enfermedades tumorales incluso a niveles moderados de consumo.

"La industria está difundiendo información errónea sobre el alcohol y el riesgo de cáncer", denuncia el estudio

"La industria mundial del alcohol está actualmente difundiendo activamente información errónea sobre el alcohol y el riesgo de cáncer", denuncia el estudio, que firman científicos de instituciones tan prestigiosas como el Instituto Karolinska y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. Los investigadores han encontrado una pauta muy clara de estratagemas que se repiten en los argumentarios de la industria en todos los puntos del planeta para manipular a la opinión pública.

Para empezar, en la mayoría de los casos, se limitan a negar u omitir por completo la relación entre el alcohol y las enfermedades tumorales, o asegurando que no hay riesgo con un consumo moderado. "La evidencia científica sugiere que tales enunciados son engañosos", defiende el estudio, "debido a que el aumento del riesgo de algunos cánceres comunes, como el cáncer de mama, esofágico, laríngeo, de boca y garganta y el cáncer del tracto aerodigestivo superior, comienza con bajos niveles de consumo, aunque es baja en esos niveles".

Los responsables políticos deben considerar si es ético o aceptable permitir que la industria del alcohol engañe al público sobre la salud de esta manera", defiende Petticrew

A su vez, la industria, a través de sus webs, informes, lobbies y asociaciones de promoción del consumo responsable, "distorsionan" el conocimiento científico al atribuir únicamente el riesgo al consumo abusivo; afirmando que la evidencia es débil; o defendiendo incluso que puede proteger frente al cáncer. Por último, se "distrae" señalando otros factores que también influyen en los tumores, diluyendo el riesgo del alcohol. En España, el 15% de los tumores diagnosticados a los hombres tienen relación con el alcohol, frente al 10% de la media europea. Tras analizar 26 portales e informes de todo el mundo (también Europa), este estudio pionero halló importantes omisiones o tergiversaciones en 24 de ellos. Sobre todo, con respecto al cáncer de colon y el de mama, por ser de los más comunes y perjudicar las ventas en el codiciado mercado de las mujeres, según los autores.

Lo más preocupante es que en muchos países (como en España) "los organismos de la industria del alcohol tienen el papel de informar al público sobre los daños a la salud, a menudo con poca supervisión de médicos independientes", denuncia Mark Petticrew, autor principal del estudio. "Nuestro estudio muestra que esto es arriesgado porque hemos demostrado que la industria del alcohol da al público información engañosa. No permitimos que la industria del tabaco tome la iniciativa de informar al público sobre los daños del tabaco", asegura Petticrew, profesor de Salud Pública en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

El estudio de Petticrew señala un "paralelismo obvio" con las prácticas pasadas de la industria tabaquera, ya que consideran que se sirve de "tácticas similares con los mismos fines: proteger sus beneficios, en detrimento de la salud pública". "Sus estrategias son muy comparables", denuncia el especialista. Y añade: "Una de las estrategias más comunes, confundir al público con una gran cantidad de información innecesaria sobre el riesgo, ha sido utilizada ampliamente por la industria del tabaco durante décadas".

Tras analizar 26 portales e informes, hallaron importantes omisiones o tergiversaciones en 24 de ellos, sobre todo con respecto al cáncer de colon y el de mama

En respuesta al estudio, la asociación estadounidense de comercio de alcohol Distilled Spirits Council aseguró que es "una revisión altamente selectiva" realizada por científicos con "prejuicios antialcohol", según recoge Reuters

La conciencia pública del riesgo de cáncer por el consumo de alcohol es baja: una encuesta reciente mostraba que nueve de cada 10 británicos desconocen la relación entre el consumo de alcohol y el cáncer, por ejemplo. Este análisis sugiere que los principales productores mundiales de alcohol intentan mitigar el riesgo de perder ventas "mediante la difusión de información engañosa sobre el cáncer a través de sus organismos de consumo responsable".

Por eso, Petticrew cree que el público debe rechazar la información proporcionada por la industria del alcohol, "ya que es probable que sea engañosa", y que los responsables políticos deben considerar "si es ético o aceptable permitir que la industria del alcohol engañe al público sobre la salud pública de esta manera". También "promocionando intervenciones inefectivas" y poniendo el foco en la responsabilidad individual de los consumidores, como pretendían las tabacaleras y ahora la industria alimentaria, en lugar de establecer una estrategia integral desde los poderes públicos para abordar un problema social.

Más información