Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por ANA ALFAGEME

Perros azuzados contra otros: ¿arte o maltrato?

El museo Guggenheim de Nueva York renuncia a exhibir tres obras de artistas chinos por la movilización animalista

'Theatre of the world', instalación con insectos y reptiles
'Theatre of the world', instalación con insectos y reptiles

El museo Guggenheim de Nueva York ha renunciado a exhibir tres piezas de artistas de origen chino que iban a formar parte de una exposición por la fuerte contestación. La muestra se inaugurará el 6 de octubre y lo hará sin que los visitantes vean un video de perros corriendo en cintas sin fin frente a frente, azuzados hasta la extenuacion, otro de dos cerdos copulando y una instalación en la que insectos y reptiles son forzados a convivir (y a devorarse). Entre otras muestras de protesta, una petición en Change,org que ha conseguido más de 600.000 adhesiones. Este lunes el museo ha anunciado la noticia no sin pregonar su "consternación por tener que retirar obras de arte", y reafirmando la libertad de expresión como parte de su esencia.

La polémica está servida. La institución iba a presentar las tres obras en discordia en la muestra Arte y China después de 1989: El Teatro del Mundo, un ambicioso panorama del trabajo de los creadores experimentales de origen chino entre 1989 y 2008, Una de las piezas retiradas es, precisamente, la que da nombre a la gran exposición de arte conceptual, con 71 artistas y 150 obras. La firma Huang Yong Ping y se llama Teatro del Mundo (1993). Se trata de una urna hecha con metal y madera en forma de caparazón de tortuga en la que conviven insectos y reptiles. Según The New York Times, "durante los tres meses de la exposición, algunos animales serán devorados, otros pueden morir de cansancio. Los grandes sobrevivirán. De cuando en cuando, una tienda de mascotas de Nueva York proveerá nuevos ejemplares" .

Dogs That Cannot Touch Each Other (2003) es un video en el que ocho perros pitbulls corren en parejas frente a frente en cintas sin fin, de tal manera que se enfrentan, quieren pelear, son alentados al ataque con gritos y palmas, pero no llegan a poder tocarse porque están sujetos por el arnés. La pieza, de siete minutos, documenta el progresivo cansancio de los animales durante una performance realizada en Pekín en 2003 por los artistas Peng Yu y Sun Yuan, un matrimonio que considera esta una de sus piezas menos radicales. "Es una obra deliberadamente desafiante y provocativa que busca examinar y criticar los sistemas de poder y control", sostuvo el museo ante las críticas, "reconocemos que este trabajo puede resultar molesto. Los comisarios de la muestra esperan que los asistentes consideren por qué los artistas lo concibieron y qué es lo que pueden estar manifestando sobre las condiciones sociales de la globalización y la compleja naturaleza del mundo que compartimos".

La última de ellas es A Case Study of Transference (1994), del artista chino afincado en Nueva York Xu Bing en la que dos cerdos con caracteres chinos impresos en su lomo se aparean. El museo había exigido que solo se mostrase una grabación de una performance grabada en Pekín. El artista, de 62 años, trabajó en granjas de estos animales en su país natal durante la Revolución Cultural y explicaba así su trabajo a The New York Times: "Los animales están completamente sin civilizar y los caracteres chinos son la expresión de la suprema civilización" 

Más información