Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete de los científicos españoles más reconocidos reclaman que la ciencia sea “intocable”

La Fundación Bancaria La Caixa rinde homenaje a los referentes en el campo de la investigación con la campaña 'Imprescindibles'

El presidente de la Fundación 'la Caixa', Isidro Fainé, en el centro, sentado, junto a los investigadores y el director general de la Fundación la Caixa, Jaume Giro.
El presidente de la Fundación 'la Caixa', Isidro Fainé, en el centro, sentado, junto a los investigadores y el director general de la Fundación la Caixa, Jaume Giro. EFE

Conseguir una vacuna contra el sida, erradicar la malaria o crear fármacos contra el cáncer son algunos de los retos a los que se enfrentan los científicos del siglo XXI. Ellos son los protagonistas de una campaña presentada este miércoles por la Fundación Bancaria la Caixa, Imprescindibles. En ella, se rinde homenaje con varios spots a los referentes en el campo de la I+D+i. Siete de los científicos españoles más relevantes en investigación médica han reclamado un pacto de Estado que haga la ciencia “intocable” y garantice un mecenazgo razonable.

“España es un país pionero en ciencia con algunos de los mejores centros de investigación del mundo”, ha señalado la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, María Blasco. Tanto Blasco, como los doctores Valentí Fuster, Maite Mendioroz, Eduard Gratacós, Bonaventura Clotet y Pedro Alonso han lamentado los recortes en este ámbito y han instado a los cargos públicos a aumentar la inversión. Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares y del Mount Sinai de Nueva York, ha declarado que hay que dirigir el dinero a investigaciones de gran solidez, es decir, que “en lugar de dar poco a muchos, se dé mucho a pocos, a aquellos que están en la vanguardia".

Los científicos han coincidido en que hay una discrepancia entre la percepción positiva que la sociedad tiene de la ciencia y los recursos públicos que se invierten en ella. “Construir un kilómetro del AVE cuesta 15 millones, es decir, el equivalente al coste salarial anual de 300 investigadores”, ha explicado la directora del Laboratorio de Epigenética-Alzhéimer de Navarrabiomed, Maite Mendioroz. Para Pedro Alonso, el problema es que hay una desconexión entre el reconocimiento de la ciencia y la exigencia de responsabilidades: “¿Por qué la gente reconoce la importancia de la ciencia y no exige una responsabilidad a los cargos públicos?”.

Los centros de investigación españoles tienen varias líneas abiertas. Por ejemplo, Clotet, director del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, aspira "a la curación total del sida, con estrategias combinadas que permitan llegar al escondite del virus". Blasco, por su parte, busca cómo destruir la inmortalidad de las células del cánce. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2015 se registraron 8,8 millones de muertes relacionadas con esta enfermedad y se prevé que el número aumente aproximadamente un 70% en los próximos 20 años.

Los científicos han reclamado un pacto de Estado que haga la ciencia “intocable” y garantice un mecenazgo razonable

"Para la Obra Social, las campañas de publicidad son mucho más que una acción de difusión. Con ellas queremos sensibilizar y movilizar a la sociedad en favor de los colectivos más vulnerables, en este caso dando voz a las personas y entidades con las que colaboramos y gracias a las cuales hemos conseguido llegar a casi 10 millones de personas en 2015", explicó el presidente de la Fundación la Caixa, Isidro Fainé. "Todos debemos aspirar a construir sociedades más justas e igualitarias y todos somos imprescindibles para lograrlo", añadió.

Más información