Las víctimas silenciosas de la Mojana

La Mojana, una subregión de Sucre (Colombia) que se caracterizó por una gran violencia, fue y sigue siendo un corredor para la droga

¿Cómo era vivir en una zona rural afectada por el conflicto que padeció Colombia durante medio siglo? Durante las épocas más duras, veían pasar guerrilleros, ejército y paramilitares. Las poblaciones, que no tenían más remedio que plegarse a las exigencias de los armados, y después sufrían la venganza de sus contendientes, que los acusaban de cómplices. Y así, sin control por parte del Estado, se sucedían las batallas, las masacres, los abusos. Es lo que le sucedió a La Mojana, una subregión del departamento de Sucre. Como en la mayoría del campo colombiano, las cosas fueron apaciguándose durante los últimos años. Pero con la firma de la paz de 2016 no han acabado los problemas: sigue siendo un corredor para la droga, sus jóvenes carecen de oportunidades, los servicios y la presencia del Gobierno es escasa, la pesca se resiente por la contaminación minera. Allí trabaja la ONG española Ayuda en Acción, que ha contribuido con la logística para realizar este vídeo que repasa la realidad de este entorno.

Sobre la firma

Pablo Linde

Empezó a escribir sobre el coronavirus prácticamente cuando se descubrió y desde entonces se ha dedicado a cubrir la pandemia. Comenzó a publicar en EL PAÍS en 2007, centrado en asuntos relacionados con la sanidad y la salud, lo que le ha valido ganar varios premios nacionales, como el Prismas de divulgación científica o el Boehringer de medicina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS