Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Quieres una ciudad más limpia? Manda a tu alcalde a Los Ángeles

La metrópolis californiana ha reducido en más de un 80% la suciedad en las calles gracias a una plataforma de datos abiertos

Mapa con los datos sobre limpieza de las calles de Los Ángeles.
Mapa con los datos sobre limpieza de las calles de Los Ángeles.

La ciudad de Los Ángeles logró el año pasado reducir en más de un 80% la suciedad de sus calles. En la mayor parte de su territorio ha dejado de haber depósitos ilegales de basura, residuos que no se recogen, escombros o incluso hierbajos. En cuestión de meses se ha terminado con uno de los principales problemas de casi cualquier urbe del mundo. Ahora van a por otro: los accidentes. La fórmula mágica la tienen los datos, uno de esos asuntos con los que constantemente se bombardea al ciudadano, sin que este llegue a comprobar el impacto real que puede tener en su vida. Los regidores de Los Ángeles se han encomendado a ellos. Y la culpa es de una herramienta que los saca del Excel para representarlos en un mapa: el GeoHub.

En el GeoHub se almacenan y visualizan en un callejero todas las bases de datos geolocalizables de Los Ángeles, que de momento suman más de 600, antes recluidas en hojas de cálculo que ni se conocían entre ellas ni eran conocidas por la población o los empleados municipales a pie de calle. “Estos mapas son útiles para todo el mundo: para la administración, para trabajadores de la ciudad como bomberos o policía y también para los ciudadanos y las empresas que vienen a Los Ángeles”, explica Lilian Coral, chief data officer de la oficina del alcalde desde 2016, durante su conferencia en el congreso DES (Digital Enterprise Show) de Madrid, celebrado a finales de mayo. Los mapas se ponen a disposición de cualquiera, así que los usos posibles de cada representación son tantos como se pueda imaginar, pero los más públicos y visibles son los que realiza el consistorio angelino.

La suciedad de las calles era una de las principales quejas de los angelinos. El departamento de saneamiento de la ciudad documentaba cualquier depósito ilegal de basura, analizaba la limpieza de las calles y señalaba los puntos de acumulación de residuos más preocupantes. Esa información fue recogida y visualizada en el GeoHub, que clasificó las calles en función de su limpieza. “Tras un año de recolección de datos hemos podido reducir en un 82% el número de calles certificadas como ‘no limpias’”, expone Coral. Un mérito que no solo recae en los trabajadores de limpieza, sino también en la ciudadanía que siguió documentando los casos de suciedad y aplicándose para reducir el nivel de residuos en sus calles.

Tráfico seguro

Vision Zero es una iniciativa a escala global de seguridad vial que tiene como objetivo lograr sistemas de movilidad sin muertes ni lesiones graves. GeoHub es el instrumento principal para su aplicación en Los Ángeles. Las víctimas mortales de la ciudad desde 2003 —peatones, ciclistas y conductores o pasajeros de vehículos, algunos con nombres propios— se pueden ver en un mapa. Si añadimos a esa visualización las obras de mejora de la seguridad vial proyectadas por la alcaldía, observamos que las zonas coinciden con las de los puntos de mayor mortalidad. Pero no solo eso. En GeoHub se elaboró un callejero con las zonas de alta concentración de accidentes con resultado de muerte o lesión grave a lo largo de cinco años. Se descubrió que el 65% de las colisiones más mortales ocurría en solo el 6% de las calles angelinas. Con ese dato se ha determinado qué zonas son las que necesitan una acción más inmediata, y en ellas se centra el plan aprobado en enero de este año.

Zonas de concentración de accidentes. pulsa en la foto
Zonas de concentración de accidentes.

La información de accidentes se ha cruzado también con la de desigualdad en el acceso a servicios de salud, una estadística que elaboran combinando datos demográficos, socioeconómicos, médicos, de transporte o de medioambientales. La mitad de las zonas de alta concentración de colisiones graves coinciden con las de mayor desigualdad sanitaria. La administración tratará, pues, de mejorar las condiciones de acceso a los servicios médicos en estos vecindarios para que su respuesta ante accidentes de tráfico sea más efectiva. También se reforzará la creación de rutas seguras hacia las escuelas que se encuentren cerca de los tramos de concentración de atropellos, para evitar que los niños se conviertan en víctimas.

Con las cifras volcadas en GeoHub también se realizan aplicaciones para el uso de los ciudadanos. Street Wize muestra las obras de carreteras y otras infraestructuras, en marcha y planeadas, en cada barrio. Esto es una información valiosa para cualquier vecino, que puede comprobar hasta cuándo va a tener que soportar tal o cual zanja y en qué momento empezará a disfrutar de sus consecuencias. Pero también es un sistema de coordinación y comunicación para las distintas entidades, administraciones y departamentos que tengan pensado realizar una obra. Pueden ver qué proyectos hay a su alrededor, su descripción, la duración de su ejecución y el área que se verá afectada. Incluso figuran teléfonos de contacto de los responsables de cada obra. Cada acción puede ser tomada en el momento en que menos impacto tenga para los habitantes de una zona, y esos habitantes tienen toda esa información a su alcance y sabrán cómo les afecta en el día a día, por ejemplo a la hora de coger el coche. “Los datos abiertos están a disposición de cualquier persona, administración, ONG o empresa que quiera valerse de ellos”, explica Coral. La conocida app Waze, por ejemplo, utiliza la información de Street Wize para trazar las rutas más rápidas para los vehículos.

Involucrar a todos

Además de proyectos concretos basados en la información de la plataforma, GeoHub también facilita con sus mapas la actuación de los trabajadores de cada departamento en diferentes escalas y millones de datos que pueden ser útiles para organizaciones e individuos: “hasta que no liberamos todos los datos no nos dimos cuenta de cuánta información teníamos”, narra en español Lilian Coral, colombiana de nacimiento. Hay 613 mapas de diferentes categorías —negocios, límites territoriales, salud, infraestructuras, parques, seguridad, educación, transportes y planos— elaborados por la oficina de datos con la colaboración de todas las entidades locales, instituciones académicas y ciudadanía: desde el número de casos de asma en cada zona del condado hasta las luces que iluminan Los Ángeles por la noche, pasando por la percepción de seguridad o el porcentaje de vecinos que no tiene el graduado escolar. Para darse a conocer y enganchar a la población incluso hay un simpático mapa de los lugares donde se llevan a cabo los matrimonios.

Matrimonios en el condado de Los Ángeles en 2016. pulsa en la foto
Matrimonios en el condado de Los Ángeles en 2016.

El equipo municipal realiza un esfuerzo constante por involucrar a los empleados locales en la plataforma, que agreguen sus conjuntos de datos y que utilicen las visualizaciones en su trabajo. Han impartido varios talleres para los servidores públicos de cada departamento, que ahora pueden aprovechar esos mapas para hacer mejor su tarea. También se les anima a mantener sus archivos al día en GeoHub, ya que una de las principales ventajas de la plataforma, como señala Lilian Coral, es que es “configurable, colaborativa y permanentemente actualizable”. Para ellos y para los ciudadanos el consistorio ofrece una galería con más de 50 mapas y aplicaciones útiles de entre todos los generados en la herramienta.

El GeoHub español

En España el GeoHub ha sido aplaudido por instituciones como el portal de datos del Gobierno o el Centro Nacional de Información Geográfica. El subdirector adjunto de este organismo, Antonio Rodríguez Pascual, destaca que si bien se trata de un sistema con un “mantenimiento caro”, el diseño de la aplicación y las facilidades que da al usuario hacen de GeoHub “una solución muy potente y de alta calidad en la visualización y en las posibilidades de trabajo que ofrece con datos abiertos”. El Cabildo de La Palma tiene un portal de datos abiertos que es básicamente un hermano pequeño (naturalmente con menos recursos) del GeoHub. En él se pueden encontrar aplicaciones como el ecocartográfico, que visualiza los resultados de un estudio del patrimonio natural de la isla, o una guía completísima de la red de senderos.

Street Wize muestra las obras en marcha o proyectadas en cualquier zona de la ciudad.
Street Wize muestra las obras en marcha o proyectadas en cualquier zona de la ciudad.

La tecnología que permite la existencia de GeoHub ha sido creada por Esri, una compañía que diseña mapas inteligentes, de hecho “prácticamente creó esta industria”, en palabras de John Hanke, el impulsor de Google Maps y Google Earth, hoy más conocido como el padre del fenómeno Pokèmon Go: “Nos levantamos sobre los cimientos que ellos habían construido”, confesó a la revista Forbes. La empresa colabora con el Ayuntamiento de Los Ángeles en la puesta en marcha de nuevos mapas y aplicaciones, y también en los talleres que se ofrecen a los trabajadores. También usan sus sistemas de geolocalización la Casa Blanca, Dubái o la Fundación Bill y Melinda Gates, que pudo trazar gracias a esta tecnología mapas actualizados sobre la presencia de malaria y ébola en varias zonas de África. Su presidenta en España, Ángeles Villaescusa, destaca el proyecto que llevan a cabo junto al administrador de energía dubaití: “Han desarrollado una aplicación que ayuda a los ciudadanos a calcular lo que podrían ahorrarse con la instalación de placas solares en sus casas, un ejemplo de cómo impulsar el autoconsumo y mejorar la eficiencia”.

El gobierno de los datos

Cuando el alcalde de Los Ángeles, el demócrata Eric Garcetti, fue elegido en 2013, una de sus principales promesas era hacer de la metrópolis californiana una “ciudad inteligente”. Quería convertir su desmadejada urbe en un lugar donde las políticas y las acciones de los trabajadores municipales fuesen “regidas por los datos”. Desde entonces su administración ha puesto en marcha seis plataformas a disposición de toda la ciudadanía y de las propias instituciones locales, basadas en la apertura y coordinación de las bases de datos: una web donde se almacena todo el open data, otra para navegar a través del presupuesto que aprueba la localidad, que se complementa con un panel de control de todas las actividades económicas de la alcaldía; otro portal que muestra el estado actualizado de los servicios públicos, un medidor del plan de sostenibilidad angelino y, por supuesto, el GeoHub.

Los Ángeles también fue una de las primeras ciudades en nombrar un chief data officer. Ahora el plan del alcalde Garcetti y de su CDO Lilian Coral es seguir concienciando a la población y los servidores públicos para extender el uso del GeoHub, y hacer que este llegue a toda la bahía de Los Ángeles, en la que viven unos 20 millones de personas. “Las acciones de la administración tienen que estar basadas en datos más que en política”, sentencia la colombiana.

Más información