Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frente al veneno del nacionalismo

Nací en los noventa, en una sociedad que me ha permitido recorrer con facilidad gran parte de Europa gracias al programa Erasmus y al espacio Schengen. He vivido experiencias muy estimulantes, conociendo culturas diferentes y personas con otro punto de vista. He crecido en una sociedad que disfruta del periodo de paz más largo jamás registrado; que supo dejar atrás las guerras y crear entornos prósperos, tolerantes y pacíficos. Una sociedad que entendió que las alianzas son el medio de progresar, desterrando el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea, como decía Stefan Zweig. En el aniversario del proyecto más exitoso de la historia reciente, hago un llamamiento a la protección y conservación de lo que tanto esfuerzo costó forjar. La UE, tal y como la concibió Jean Monnet, es la solución a las crisis, confiando en que su gestión mejorará el bienestar de los europeos. Nuestro bienestar.— Pablo Gavira Díaz. Kiel (Alemania).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.