Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco claves a destacar en las legislativas de Marruecos

Los comicios confirman al islamista Benkirán como la gran estrella política

El candidato islamista en Marruecos, Abdelilah Benkirán.
El candidato islamista en Marruecos, Abdelilah Benkirán. EFE

Las elecciones legislativas del pasado viernes en Marruecos dejan varias conclusiones:

1.El islamista Abdelilá Benkirán, secretario general del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) y presidente del país, se confirma como la gran figura política del reino, con permiso de su majestad. Llora delante de las cámaras, cuenta chistes y usa el árabe dialectal del país o el clásico, según la audiencia. Pero ni siquiera Benkirán logra vencer el desinterés o la desconfianza de sus compatriotas.

2.En 2011 el nivel de participación en las legislativas fue del 45%. Y ahora, del 43%. Seis de cada 10 electores se quedaron en casa. Una auténtica bofetada de los marroquíes a sus representantes, según varios analistas locales.

3.El rey sigue siendo el rey. Y, por si hubiera alguna duda, ahí estaba el ministro del Interior, Mohamed Hasad, que no pertenece a ningún partido y responde solo ante el monarca, para recordárselo a Benkirán horas después de que cerrasen las urnas. Benkirán había denunciado durante la campaña la existencia de un supuesto poder invisible, autoritario y manipulador que operaba contra los islamistas. También denunció irregularidades en la jornada electoral y se proclamó vencedor antes de que Hasad anunciara los resultados oficiales. Y el ministro amonestó al presidente: “Tal vez este partido [EL PJD]sigue dudando de la voluntad estrecha de todos los componentes del Estado, empezando por el rey, para hacer del ejercicio democrático una realidad arraigada”.

4.La izquierda, que tantos mártires dejó en las cárceles del país para arrancar libertades al régimen, ha sido laminada. La directora del semanario Tel Quel, Aïcha Akalay, se mostraba decepcionada: “Los demócratas convencidos, esos que sueñan con un Marruecos justo, abierto y moderno, están huérfanos”.

Y última, pero no menos importante:

5.Francia (segundo socio comercial de Marruecos) ha seguido las elecciones con mayor interés que España (primer socio), a tenor de la cobertura que les han dado sus medios de comunicación.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.