Reikiavik apaga todas las luces de la ciudad para ver las auroras boreales

El Ayuntamiento de la capital islandesa decide tomar la medida ante la contaminación lumínica que impide disfrutar del fenómeno

Una aurora boreal en Islandia, captada por la usuaria 'carolinw' en Pixabay.
Una aurora boreal en Islandia, captada por la usuaria 'carolinw' en Pixabay.

El Ayuntamiento de Reikiavik, la capital de Islandia, decidió el pasado miércoles tomar una medida unilateral y radical para permitir a sus ciudadanos disfrutar de uno de los más hermosos fenómenos de la naturaleza: las auroras boreales. Las autoridades emitieron un edicto para apagar todas las luces de la ciudad y, además, animaron a sus ciudadanos a hacer lo mismo y apagar también las luces de sus casas.

La oficina meteorlógica del país, que ofrece partes diarios sobre las auroras boreales, asegura que, para verlas, es necesario "cielos claros y oscuros". Ciudadanos y turistas han compartido estos días impresionantes imágenes en las redes sociales que reflejan la grandiosidad del fenómeno.

View this post on Instagram

Crazy #auroraborealis #northernlights #hallgrimskirkja

A post shared by Freyja (@freyjajajaja) on

I was driving home from Akureyri to Fáskrúðsfjörður tonight and I just had to stop now and then, just to take some shots...

Gepostet von Icelandic Queen of Aurora Borealis am Dienstag, 27. September 2016

Las auroras polares se producen cuando las partículas solares, lanzadas por explosiones del Sol, son atraídas por el campo magnético de la Tierra hacia los polos Norte (aurora boreal) y Sur (aurora austral), y colisionan la magnetósfera. Los mejores momentos para observarlas son entre septiembre y marzo en el hemisferio norte (aurora boreal), y entre marzo y septiembre en el hemisferio sur (aurora austral). Las auroras boreales no son exclusivas de nuestro planeta, se dan en todo el Sistema Solar.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS