Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tinder se lleva el oro en Río 2016

Durante el primer fin de semana, el uso de la aplicación de citas aumentó un 129% en la Villa Olímpica

Villa Olímpica en Río de Janeiro.

“Lo que pasa en la Villa Olímpica empieza en Tinder”, podría ser el dicho que mejor describe lo que sucede en Río de Janeiro cuando los mejores atletas del mundo dejan de competir. Este año, el Comité Olímpico Internacional repartió entre los olímpicos 450.000 condones y 100.000 preservativos femeninos, lo que significa una media de 42 preservativos por deportista.

Lo que parecía una exageración por parte del Comité, puede que al final no lo sea pues, según datos ofrecidos por Tinder, la aplicación para ligar, “durante el fin de semana los matches en la Villa Olímpica han incrementado en un 129% y se tiene contemplado que la tendencia continúe durante los Juegos Olímpicos”, confirmó Rosette Pambakian, vicepresidenta de la agencia Global Communications & Branding.

La cuenta de Instagram @sportsswipe se ha dedicado a recopilar los perfiles de los deportistas disponibles en la aplicación de citas por Internet. Entre los que se han encontrado a atletas como el italiano Giuseppe Vicino, del equipo de remo, o a Jessy Kramer y Cornelia Groot, del equipo de balonmano holandés. Quienes tienen la cuenta Premium de Tinder pueden hacer un match con Anna Wierzbowska, del equipo polaco de remo, y con el nadador estadounidense Ryan Lochte. Lochte, de 32 años, no ha tenido ningún reparo en admitir que es un fiel usuario de las aplicaciones para ligar. “En Bumble, las chicas son las primeras que tienen que hacer el movimiento y eso no me gusta mucho. Así que lo dejé. Decidí bajarme Tinder, porque escuché que fue un éxito en Sochi (en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014) y pensé: 'Voy a probarlo'. Y en esto momento pienso 'Wow, esto es perfecto", contó en una entrevista con la revista Cosmopolitan.

Los escándalos sexuales entre los atletas son bien conocidos a lo largo de la historia y desde que ha habido un boom de las aplicaciones de citas, ligar entre deportistas se ha convertido en un trabajo más sencillo. Ya lo revelaba en el pasado la jugadora de fútbol estadounidense Hope Solo: “Llegué a ver personas teniendo sexo al aire libre. Distraíamos a los agentes de seguridad con nuestras medallas y llevábamos personas para las habitaciones", dijo de lo que había sucedido en los Juegos de Londres en 2012. Es más, durante el magno evento realizado en la capital británica, Tinder y Grindr sufrieron fallos en sus servidores por la cantidad de usuarios que comenzaron a usar la aplicación.

Lo mismo sucedió dos años más tarde durante los Juegos de Invierno de Sochi 2014. "Creo que lo primero que hicimos cuando llegamos a la Villa Olímpica fue registrarnos en Tinder", reveló el esquiador británico Gus Kenworthy.

Además de Tinder, Río de Janeiro cuenta con la aplicación Olympic Athletes Hub, y está es exclusiva para los atletas. Los protagonistas publican fotos en las que aparecen practicando su deporte, ya sea en unas canchas de tenis, pistas o piscinas. Aunque el objetivo es comunicar sucesos y noticias que ocurren durante lo Juegos, hay algunos que aprovechan para iniciar conversaciones personales por medio del chat privado.

“Los Juegos Olímpicos son un momento muy cargado de sexo", dijo Julie Spira, una experta en aplicaciones de citas, a la cadena CBS. "Los atletas son jóvenes y ahora la popularidad de estas aplicaciones ha aumentado una barbaridad". Este año en Río los olímpicos no solo compiten por una medalla en una disciplina, también pueden conseguir el oro en Tinder.

Más información