Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El médico que logró un tratamiento para el párkinson gana el premio a Inventor Europeo

Alim-Louis Benabid vence en la categoría de Investigación de unos galardones que recompensan la innovación social y científica

El neurocirujano Alim-Louis Benabid gana el premio a Inventor Europeo 2016.
El neurocirujano Alim-Louis Benabid gana el premio a Inventor Europeo 2016.

El auditorio de los grandes conciertos de Lisboa, el MEO Arena, se ha llenado de nuevo este jueves de gritos y aplausos, pero no iban dirigidos a ningún ídolo adolescente, sino a las mentes más innovadoras de Europa. La capital portuguesa ha acogido la celebración anual de los premios al Inventor Europeo, organizados por la Oficina Europea de Patentes (EPO, en sus siglas en inglés). Unos galardones que, divididos en cinco categorías, recompensan la innovación social y científica que suponga y provoque "un verdadero cambio en la vida de las personas", en palabras del presidente de la EPO, Benoît Battistelli. El ganador en la categoría de Investigación ha sido el neurocirujano francés Alim-Louis Benabid por encontrar un tratamiento contra el párkinson que permite eliminar el temblor asociado a esta enfermedad gracias a impulsos eléctricos en el cerebro. Ya hay más de 150.000 personas en todo el mundo que se han beneficiado de esta nueva terapia. "Investigar es un privilegio, encontrar algo útil para los demás es un privilegio y ser elegido para este premio es otro privilegio", ha dicho Benabid al recibir el galardón.

Ganadores por categorías

Industria: El equipo alemán liderado por Bernhard Gleich y Jürgen Weizenecker por su escáner de partículas magnéticas que permite obtener imágenes 3D en alta resolución para enfermedades como el cáncer.

Investigación: El neurocirujano francés Alim-Louis Benabib por su tratamiento contra el parkinsos a través de impulsos radioeléctricos en el cerebro.

Pequeña y Mediana Empresa: Al equipo danés liderador por Tue Johannessen y Ulrich Quaade por su sistema para neutralizar las emisiones de óxidos de nitrógeno de los coches.

Países no Europeos: Robert Langer, ingeniero biomédico estadounidense,por su enfoque terapéutico en la lucha contra el cáncer.

Premio a toda una carrera: Al ingeniero alemán de automóviles Anton van Zanten por desarrollar el sistema de control electrónico de estabilidad.

Premio Popular: La investigadora china-francesa Helen Lee gana el premio del público por la creación de un kit rápido de diagnóstico de enfermedades infecciosas para países subdesarrollados.

Después de un espectacular show de inauguración con danzantes, música y humo, Battistelli ha felicitado a todos los nominados por "marcar la diferencia y por ser los verdaderos héroes de nuestra época". En esta edición, los ganadores son de campos tan diferentes como el sector del automóvil, la detección de enfermedades en países subdesarrollados o el tratamiento de enfermedades como ha destacado el primer ministro de Portugal, Antonio Costa: "Estos son los mejores inventos europeos, estas son las nuevas formas de servir a la humanidad".

Los primeros en subir al escenario a recibir el galardón en la categoría de Industria han sido los ingenieros alemanes Bernhard Gleich y Jürgen Weizenecker por su escáner de partículas magnéticas, llamado MPI, que permite obtener al instante imágenes 3D y de alta resolución sobre el estado de los tejidos con enfermedades vasculares o con cáncer.

En la categoría de Pequeña y Mediana Empresa ha ganado el equipo danés liderado por Tue Johannessen y Ulrich Quaade por su sistema para neutralizar las emisiones de óxido de nitrógeno gracias a la utilización de amoníaco. Estos gases de óxido de nitrógeno fueron los que protagonizaron la polémica con la empresa alemana Volkswagen.

Fuera de Europa, el premiado ha sido el ingeniero biomédico Robert Langer. Este estadounidense fue pionero en buscar un nuevo enfoque terapéutico para luchar contra el cáncer. Su sistema consistía en encapsular drogas que combatirían la enfermedad dentro de plásticos biodegradables.

La investigadora Helen Lee con su kit de diagnóstico rápido, SAMBA.
La investigadora Helen Lee con su kit de diagnóstico rápido, SAMBA.

Uno de los premios más especiales de la ceremonia es el que decide el público. Este año se ha recibido la mayor cantidad de votos de la historia de los premios, 60.000, para que ganara la investigadora Helen Lee. Esta mujer francesa, de origen chino, es la creadora de SAMBA, un kit de diagnóstico rápido para enfermedades infecciones como el VIH. El proyecto está pensando para regiones subdesarrolladas y ya se desarrolla en ocho países africanos con el apoyo de Médicos Sin Fronteras.

El primer ministro portugués ha sido el encargado de presentar el último galardón, el destinado a toda una carrera, que ha recibido el ingeniero Anton van Zanten. Este alemán es el creador del programa electrónico de estabilidad (ESP, en sus siglas en inglés), uno de los inventos que más vidas ha salvado en los accidentes de tráfico, solo después del cinturón. Las cifras actuales apuntan a que este sistema ha evitado alrededor de 260.000 accidentes en Europa y solo en España salva 600 vidas al año.

En esta edición no ha resultado finalista ningún investigador español y en los últimos encuentros, solo el ingeniero José Luis López se ha alzado con un galardón. López lo consiguió en 2013 por su sistema electrónico que perfeccionaba la estabilidad del tren articulado Talgo. 

Más información