Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fría venganza tecnológica que se sirve en Silicon Valley

El gran apoyo de Trump, Peter Thiel, quiere acabar con Gawker, una empresa de blogs

El empresario estadounidense, cofundador de PayPal, Peter Thiel.
El empresario estadounidense, cofundador de PayPal, Peter Thiel. AFP / GETTY IMAGES

Pocas veces hay una fractura tan marcada en Silicon Valley como en el caso de Peter Thiel contra Gawker, un grupo de medios especializados en blogs y tecnología. Thiel está considerado como uno de los genios tecnológicos. Pertenece al selecto grupo de fundadores de Paypal, la conocida como Paypal mafia, a la que pertenece también Elon Musk y los creadores de Yelp o Palantir. Thiel fue de los primeros en ver el valor que Facebook o Linkedin tendrían. Su fortuna supera los 30.000 millones de dólares y se denomina a sí mismo libertario. Cree que el mundo debe regirse sin política, sin barreras. Hasta que eso suceda se ha convertido en el apoyo más visible de Donald Trump en este polo tecnológico. Su último movimiento comenzó hace nueve años, cuando Valleywag, un blog de cotilleo de la zona, desveló que era gay. El poder de esta bitácora se ha atenuado, cerró a comienzos de año, pero no la de la empresa que lo publica, con un interesante abanico de portales online.

Hulk Hogan, una vetusta estrella de la lucha libre, los denunció por la publicación de un vídeo en el que practicaba sexo con la mujer de un amigo. De manera sorprendente, lo que iba a ser una demanda de 10 millones de dólares pasó a ser de 140. Él “de manera inesperada” contó con el apoyo de los abogados más reconocidos del país. Así hasta ganar el caso y llevar al medio al borde de la bancarrota. Thiel confirmó que él ha financiado la defensa del luchador y que quiere que el medio quiebre. El fundador de PayPal y parte del consejo directivo de Facebook ha defendido este apoyo de manera peculiar: “Arruinan la vida de la gente sin motivo alguno. Esta acción ha sido una de las mejores decisiones filantrópicas que he hecho nunca”.

La fractura en Silicon Valley es evidente, los medios piden que las grandes empresas e inversores relacionadas con Thiel se pronuncien al respecto. Todas las miradas están puestas en Mark Zuckerberg. El fundador de Facebook, muy cercano a Thiel, se mantiene en silencio.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.