Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Resacón a los 40: por qué es mucho peor que a los 20

No son imaginaciones suyas: los efectos del exceso de alcohol se agudizan con la edad. Así lo explica la ciencia

Resacón a los 40: por qué es mucho peor que a los 20

Náuseas, escalofríos, dolor de cabeza, vómitos, malestar, mareos, mal cuerpo… Cuando se realizó la última Encuesta sobre alcohol y drogas en España, del Plan Nacional sobre Drogas, realizada en 2014, dos de cada 10 españoles se habían emborrachado en el último mes. Y muchos de ellos sufrieron resaca.

Si preguntáramos a unos y a otros cómo se encuentran el día después del exceso, las respuestas serían muy diferentes según la edad. Si en la veintena nos bastan un par de horas de la mañana siguiente para volver a estar en marcha después de una borrachera (pongamos que, para las cañas de mediodía del domingo, ya estamos listos), en la cuarentena será casi un día entero el tiempo en el que nos sentiremos miserables y pasaremos horas en el sillón, entre analgésicos y en estado de catatonia. Aunque es imposible fijarlo con exactitud, como media se necesitan 24 horas de recuperación para eliminar el alcohol del organismo y recuperar su equilibrio –tenga la edad que tenga–, según una investigación del Alcohol Hangover Research Group.

50 millones de entradas en Google

“La resaca es una de las cosas menos estudiadas en Medicina”, lamenta Antoni Gual, jefe de la Unidad de Alcohología del Instituto Clínic de Neurociencias (ICN). “Y este vacío es curioso si se tiene en cuenta el gran interés de la gente por esta cuestión: en Google salen 50 millones de resultados al teclear hangover (resaca en inglés), mientras que en el buscador científico PubMed solo salen 526. Gual destaca que hay muy poca literatura científica sobre este asunto. “No conozco ningún estudio que revise por qué en personas de más edad las consecuencias de la resaca son más duras”, añade Gual. “Por regla general, cuesta más recuperarse de todas las enfermedades conforme vas teniendo más edad y la resaca cumple esta norma. No es lo mismo una noche sin dormir a los 20 años que a los 40”.

En los efectos de la resaca influyen desde las enzimas hasta la grasa o cómo está de hidratado el cuerpo  

¿Y qué es la resaca? Un cuadro agudo provocado básicamente por la deshidratación. La borrachera de ayer ha deshidratado su cuerpo y cerebro. “El alcohol se distribuye con el agua y en el organismo de las personas mayores hay menos cantidad, al igual que sucede en el de las mujeres”, señala Francisco Camarelles, médico de familia y miembro del programa de actividades preventivas y de promoción de la salud de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC). Es también una cuestión de enzimas. La llamada Alcohol Deshidrogenasa, que se encarga de metabolizar el alcohol, no funciona tan bien como lo hacía cuando era joven, así que este permanece más tiempo en el organismo antes de ser eliminado, según el estudio Age, alcohol metabolism and liver disease, realizado por Patrick Meier y Helmut K. Seitz de la Universidad de Heidelberg, Alemania, y publicado en Clinical Nutrition and Metabolic Care. Esta investigación también apunta a que el hígado aumenta de tamaño con la edad y funciona peor que cuando se es joven.

También influye la grasa corporal. Al cumplir años es probable que hayamos ganado un poquito de peso. “Con la edad hay más grasa y menos agua. Y si tienes menos agua en el organismo, el alcohol se concentra más y no está tan distribuido por el cuerpo”, añade Camarelles.

¿Cuánto hay que beber para tener resaca? No hay estudios al respecto, así que los expertos recurren a lo que se considera un consumo de alcohol sin riesgo: 4 unidades al día en hombres y 2,5 en mujeres (una unidad de alcohol son 10 gramos, el equivalente a un vaso de vino), según lo establecido por la OMS. Pero cuidado, porque un único vaso de bebida destilada (un wiski con cola, por ejemplo, que tiene bastante más graduación) son dos unidades de alcohol. “La mejor prevención es muy sencilla: no beber”, zanja Camarelles.

Inmunes a la resaca

Lo que sí se sabe es que hay un (¿afortunado?) grupo de personas al que tomar alcohol no le provoca resaca, con independencia de su edad. Un estudio de la Boston University School of Public Health constató que un 23% de la población presenta una resistencia inusitada al alcohol y, por lo tanto, no vive jornadas de arrepentimiento después de una noche de farra.

¿Y qué hay de cierto en aquello de que si mezclas bebidas, la resaca será peor? No hay evidencia científica al respecto. No tiene que ver con lo que se bebe sino con cuánto se bebe, según los especialistas. La cosa mejora si se toma alcohol con comida porque la absorción será más lenta y menor el riesgo de borrachera y de resaca, según Camarelles. "Pero, si se mezcla con bebidas burbujeantes, la absorción será más rápida, y si se hace con bebidas energizantes nos dará la sensación de estar más despiertos y seguiremos bebiendo alcohol”, avisa.

Y atención, porque –con independencia de lo que beba y de la edad que tenga– la resaca será peor si fuma, según un estudio de 2013 publicado en Journal of Studies on Alcohol and Drugs

Siga leyendo para una vida buena…

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.