Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Precaución: este deporte es solo para superhombres

No todos los seres humanos pueden entregarse a un deporte en el que las rutinas tienen nombre de huracán. 'Crossfit', manual de uso

Precaución: este deporte es solo para superhombres

Hace poco más de tres años llegó a España una disciplina de alta intensidad: el crossfit, una técnica de entrenamiento que busca fortalecer la musculatura a través de, fundamentalmente, el levantamiento de peso. Para algunos, esta palabra significa miedo, para otros, diversión. La cuestión es que este nuevo deporte nació en EE. UU. en el año 2000 y se ha establecido en más de 10.000 lugares en el mundo, desde entonces. “Es un deporte en el que hay muchos movimientos rápidos, explosivos. Por esto, es más agresivo que otras disciplinas. También es cierto que los movimientos que se realizan suelen ser bastante controlados. En el crossfit, se coge una variedad muy grande de ejercicios para potenciar la musculatura de las piernas y siempre sin impacto. Como mucho, saltos a la comba y saltos al cajón. Si se hace correctamente, estaríamos haciendo un trabajo de prevención en lesiones de rodilla", comenta David González Arribas, fisioterapeuta del centro Physiokine, en Madrid.

El crossfit es una disciplina con altos niveles de esfuerzo en poco tiempo: “Su ventaja es la intensidad. Normalmente, cuando alguien empieza un deporte, lo que más le cuesta es alcanzar esa vehemencia; el crossfit trabaja con pautas estrictas para lograrla”, cuenta Juan González Pache, monitor de nivel 1 de crossfit del centro Soforem de Las Rozas de Madrid.

El BOX es el lugar donde se lleva a cabo el WOD (work of the day/trabajo del día). Greg Glassman, creador de este deporte, fue quien innovó bautizando distintos WOD con nombres de mujeres, inspirado en los huracanes americanos, y de héroes militares. De modo que tenemos a Linda, Karen, Jackie o Isabel, entre otros. No se imaginen un gimnasio repleto de máquinas, ni un lugar elegante y chic. El BOX es un sito austero, amplio, se ubica casi siempre en un polígono industrial y en él, podemos encontrar cuerdas, anillas y barras vacías, que iremos llenando de pesos circulares a medida que nuestro cuerpo y nuestro entrenador decidan cuál es la carga máxima que podemos soportar.

Bastan pocas herramientas para desarrollar la actividad. La primera media hora suele estar dedicada al calentamiento, esto es, la puesta en marcha de las pulsaciones. El nivel cardiovascular irá en aumento y posteriormente nos dedicaremos al WOD, varios ejercicios de alta intensidad a realizar en unos quince minutos. Las clases se componen de quince personas como mucho, y en ellas habrá dos monitores que sigan a cada uno de los alumnos. Los precios rondan los 50 euros al mes, por dos sesiones a la semana. Muchas de las rutinas se crean para la competición entre dos equipos; por lo tanto, el efecto piña es un valor añadido, del mismo modo que ocurre con los runners o amantes de los perros.

¿Sirve para perder peso?

Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Ciencias de la Salud y el Ejercicio de Ohio (EE. UU.) y recogido por la Revista de Investigación de Fuerza y Acondicionamiento americana (Journal of Strength and Conditioning Research) afirma que este deporte no es para todas las edades y que hay que estar muy en forma para practicarlo. La reducción de peso y de porcentaje graso en los hombres fue mayor que en las mujeres. Todos los participantes seguían un régimen específico, luego no se puede asegurar que la pérdida de grasa se debiera 100% al entrenamiento. Las ganancias en capacidad aeróbica están ligadas al cambio de composición corporal (grasa por masa magra o músculo). Al quitar el peso de la ecuación, las mejoras son mínimas en la media.

A nivel físico, en cuanto a posibles lesiones y cuidados que hay que tener a la hora de practicar esta disciplina, el fisioterapeuta David González Arribas asevera: “Este deporte, debido a la explosividad de sus ejercicios, afecta a músculos y articulaciones. Si no se controla la fuerza muscular, la articulación sufrirá”. El entrenador personal y nutricionista Alejandro Valero añade: “Siempre y cuando hablemos de un individuo sano, todo deporte provoca un bienestar general, pero no debemos olvidar que estamos ante una práctica bastante lesiva y al alcance de pocos, pues a veces entraña más problemas que beneficios”. Así que ya sabe, antes de dejarse llevar por las pasiones del BOX, mida sus fuerzas y consulte con un especialista. Si pasa el corte, la experiencia será total, para usted y cada uno de sus 600 músculos.

Los tres pilares del crossfit:

Levantamiento de peso: Consiste en el movimiento de masas externas, como pesas, balón medicinal, pesas rusas, mancuernas y peso olímpico.

Gimnasia: El movimiento general del cuerpo, desde hacer una sentadilla hasta ejercicios más complejos como aros olímpicos o subir la cuerda.

Acondicionamiento metabólico: Con ejercicios como correr, nadar, remar, andar en bicicleta y saltar a la cuerda.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información