Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Australia sacrifica cerca de 700 koalas por “problemas de superpoblación”

El marsupial es una especie protegida en la mayoría del país, pero no en Victoria

Koala Ampliar foto
Un koala en un zoo de Sídney, Australia. AFP

Las autoridades australianas han sacrificado a 686 koalas en el cabo Otway, a 230 kilómetros al suroeste de la ciudad de Melburne, en el estado de VIctoria, debido a "problemas de superpoblación", según informan este martes medios locales. Los funcionarios del Gobierno han explicado que los animales fueron capturados y sedados antes de ser sacrificados sin darle ningún tipo de publicidad entre 2013 y 2014, según la cadena ABC.

El periódico local The Australian sostiene que la matanza de los marsupiales se llevó a cabo por medio de "tres operaciones de eutanasia", en el marco de una "campaña encubierta" para evitar las críticas de los grupos ecologistas y de la propia sociedad australiana. "Estaba claro que había un problema de superpoblación y que los koalas estaban sufriendo en el Cabo Otway porque no gozaban de buena salud y padecían de hambre", ha dicho la ministra de Medio Ambiente de Victoria, Lisa Neville. Además, ha prometido que no habrá más campañas de sacrificio y ha anunciado la puesta de marcha de una campaña para protegerlos con el asesoramiento de expertos. "No quiero ver a los koalas sufrir", se ha justificado en el diario The Age.

En la zona de Cabo Otway habitan hasta 8.000 koalas, lo que supone unos 11 ejemplares por cada hectárea. Esta relación supera con mucho lo normal, que es de un koala por hectárea, tal y como sucede en el resto del país. En la costa este, este mismo animal (cuyo nombre en lengua aborigen significa "sin beber" en alusión a que el 90% de su hidratación proviene de las hojas de eucalipto que come), está considerado especie amenazada o vulnerable. Los principales factores que ponen en riesgo su subsistencia son el cambio climático, la pérdida del hábitat por la expansión urbana y la enfermedad de la clamidia, una bacteria que causa lesiones en los genitales y los ojos y que muchas veces acaba con su vida.

"Los koalas caían muertos de los árboles"

Desley Wisson, una experta en koalas de la Universidad Deakin consultada por la radio local 3AW, ha asegurado que el sacrificio de los marsupiales era necesario. "Los koalas se han acumulado en grandes densidades en bosques de eucaliptos en Cabo Otway", ha explicado. "Se ha llegado al punto en el que no quedaban hojas en los árboles y los koalas se caían literalmente de sus ramas", ha asegurado. "Morían de hambre", ha subrayado y ha añadido que los animales fueron "introducidos" en su día en los bosques de eucalipto y se asentaron allí, lo que ha hecho muy difícil su reubicación. "No es muy apropiado trasladar a un koala, muchos de ellos mueren de estrés durante ese proceso".

Frank Fotinas, que dirige el parque Bimbi Park Caravan, ha denunciado en la radio ABC que toda la zona huele a "koalas muertos". "Muchos más mueren de forma natural que sacrificados", ha afirmado. "Toda la zona del Cabo Otway huele a koalas muertos", ha asegurado. "Deberían venir y ver los árboles. Hay cientos de acres de árboles muertos", ha concluido.

Más información