Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Ahorros agotados? Cómo seguir haciendo turismo por 20 euros la noche

Los 'hostels' se alzan como alternativas muy económicas para los últimos días del verano. Seis albergues en España para no frenar. Alguno hasta tiene 'spa'

Castillo de San Servando (Toledo). Ver fotogalería
Castillo de San Servando (Toledo).

Los españoles gastan el 15 % de sus ahorros en vacaciones, según el portal de ahorro de Bankinter, sobre todo en viajes. La última encuesta sobre Hábitos Vacacionales de los Españoles de Fotocasa alumbraba otro dato esclarecedor: el 17 % está reduciendo este verano las estancias fuera de casa como medida contra la crsis. Nos gusta viajar, pero el cinturón aprieta. Sin embargo, para aquellos que ya esquilmaron sus ahorros pero preservan algunos días de vacaciones, existe una solución de alojamiento. Pues si es usted de los que hace turismo y le gusta integrarse en el entorno, a precios muy económicos, y, de paso, entablar nuevas amistades, hay un sector que le puede interesar: el de los hostels o albergues. Se trata de hospederías con habitaciones compartidas o privadas, muy bien ubicadas, atractivos diseños y con los servicios de un hotel de cierta entidad.

Para empezar, habría que aclarar la diferencia entre hostel y hostal, puesto que su similitud léxica crea confusión: los hostales tienen exclusivamente cuartos privados, mientras que en los albergues pueden asimismo compartirse. “En cualquier lado del mundo se llaman hostel, menos aquí, que les decimos albergues”, declara Sergio Montoya, gerente de la Red Española de Albergues Juveniles (REAJ).

Precisamente es la REAJ la entidad aglutinadora en España de estos alojamientos. Afirma Montoya que su red, bajo el sello de calidad de Hostelling International, consta de 265 centros de hospedaje repartidos por el país que suponen 2,8 millones de pernoctaciones anuales que van incrementándose: “Un pequeño motor económico dentro del sector”. El precio medio oscila entre 10 y 15 euros por cama, mas depende de la temporada y de la zona. Una habitación privada, lógicamente, cuesta un poco más cara. La clientela responde a un perfil de entre 20 y 35 años, aunque, como señala Sergio Montoya, “está subiendo mucho el turismo de grupos y de familias, rompiendo el tópico de que son solo para jóvenes”.

FOTOGALERÍA. Descubra aquí seis alternativas nacionales por menos de 20 euros la noche. ver fotogalería
FOTOGALERÍA. Descubra aquí seis alternativas nacionales por menos de 20 euros la noche.

¿Y qué servicios pueden encontrar los huéspedes? “Para empezar –dice el gerente-, prácticamente todos tienen habitaciones dobles con baño, pero los hay también con spa, jacuzzi, piscina, polideportivo, adaptados a discapacitados… y además ofrecen actividades paralelas. Tenemos que quitarnos de la cabeza los pensamientos peyorativos sobre estos negocios: aquí ya no duerme gente hacinada, hay calidad a precio asequible”. Están englobados en edificios muy bien ubicados, con diseños cada vez más vanguardistas o en antiguas construcciones remodeladas.

Por lo general, los hostels incluyen dentro de su oferta servicios como Internet gratis (vía WiFi), salas comunes o de juegos, cocina, atención 24 horas y seguridad, entre otros. Algunos, incluso bares y terrazas. “Ofrecemos la socialización entre clientes y, para ello, por ejemplo, contamos con la colaboración de empresas turísticas con el fin de organizar actividades como alquiler de bicicletas eléctricas, rutas góticas por Barcelona, escapadas por restaurantes, bares…”, añade Javier Velat, fundador de la novedosa cadena The Hostel Box, en la Ciudad Condal (desde 15 euros la noche). También destaca la potenciación de los espectáculos dentro de los alojamientos, "porque dinamizan y dan pie a historias divertidas".

Con tanta variedad, ahora solo le toca decantarse por alguno de los hostels si quiere disfrutar de una estancia de calidad mucho más económica.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información