Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Debería pedir perdón

Cornellá de Llobregat, Barcelona

Tras escuchar las declaraciones que el señor Boi Ruiz realizó recientemente, no puedo permanecer impasible. Llamó “mito político” a las listas de espera, la ignorancia es atrevida. ¿Dónde vive él?, ¿con quién se relaciona?, ¿tiene asesores? Le pediría prudencia; un consellerde Sanidad no puede cometer esos errores lingüísticos. Él está en ese cargo público para procurar que las personas enfermas tengan asegurada una asistencia de calidad, a ser posible lo más cerca del inicio de su enfermedad.

Debería pedir perdón a todas esas personas que, debido a las listas de espera, ven cómo el cáncer ha avanzado tanto que invade varios órganos y que la cirugía es tan radical que aumenta el riesgo de complicaciones, con lo que se pone en grave riesgo su vida; o a quien está pendiente desde hace dos años de una cirugía y su enfermedad le impide llevar una vida normal; o a esa mujer que con una prótesis mamaria rota en un pecho intervenido de cáncer lleva dos años esperando un recambio.

Basta ya de palabras vacías, además de no creerle, nos provoca sentimientos de rechazo hacia su persona, hacia el Gobierno que lo mantiene en su cargo y hacia las direcciones de los hospitales que miran hacia otro lado y no se ponen en el lugar de las personas enfermas, que ni tan siquiera pueden ocupar una cama en un hospital público porque cierran alas enteras.— Antonia Castro Pérez. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.