Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una diva en la frontera

‘The bridge’, protagonizada por Diane Kruger, es una de las series de intriga policiaca más esperada

Desarrollada entre México y Estados Unidos, adapta otra gran ficción europea

Demián Bichir (izquierda) en el papel de Marco Ruíz, mientras que Diane Kruger encarna a la detective Sonya Cross. Ampliar foto
Demián Bichir (izquierda) en el papel de Marco Ruíz, mientras que Diane Kruger encarna a la detective Sonya Cross.

Decía Charles Dickens en Historia de dos ciudades: “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos”. Una dualidad presente en Los Ángeles, ciudad que une el lujo del restaurante Tres, donde el actor mexicano Demián Bichir no consigue llamar la atención de un camarero demasiado habituado a la beautiful people anglosajona, mientras en el este, entre zapatillas sobre el tendido eléctrico que marcan los territorios de las pandillas, la actriz y modelo alemana Diane Kruger no puede pasar desapercibida. Es la misma dualidad en la que se mueve la serie The bridge, adaptación estadounidense de la escandinava Bron/Broen que el 11 de julio se estrena en España en Fox Crime y Fox, solo 24 horas después de emitirse en Estados Unidos.

The bridge es la historia de dos ciudades, recalca su productora ejecutiva, Meredith Stiehm, conocida por su trabajo como guionista y productora en Homeland. Un drama que se traslada de la frialdad que une Copenhague y Malmoe al puente internacional Córdova-Las Américas, entre la corrupción y violencia de la ciudad mexicana de Juárez y el orden y la corrección política de la estadounidense El Paso. Un cadáver en la línea divisoria entre los dos países pone en marcha una historia donde nada es lo que pretende ser. “La localización da una dimensión social que va más allá del drama policiaco”, indica Stiehm. “No recuerdo otra serie como esta. Una historia original, oscura y sin miedo de mostrar la realidad en medio de esta ficción”, dice Kruger.

La actriz interpreta a la detective Sonya Cross de El Paso. El mexicano Bichir, al encargado de homicidios Marco Ruiz en Juárez. “Es un tipo que ha visto de todo, que ha estado cara a cara con el mal y nada le asusta. Un personaje muy, muy apetecible que tampoco tiene nada de angelical”, afirma este actor que aspiró al Oscar en 2012 con Una vida mejor. La actriz, entre otras películas, de Malditos bastardos siente la misma pasión por su personaje, quien tras su rectitud esconde una dificultad para interactuar con normalidad con el mundo. “No tengo un especial deseo de interpretar a un policía y nunca pensé en hacer televisión. No soy buena en las relaciones largas por mucho que mi novio me hable maravillas de su trabajo en Fringe”, comenta de su pareja, Joshua Jackson. “Pero hay algo increíblemente interesante en Sonya. No encuentras papeles así en cine”.

De izqueirda a derecha: Demián Bichir, jjohnny Dowers (abajo), Ted Levine y Diane Kruger en una escena de 'The Bridge'. ampliar foto
De izqueirda a derecha: Demián Bichir, jjohnny Dowers (abajo), Ted Levine y Diane Kruger en una escena de 'The Bridge'.

Las adaptaciones de series internacionales de éxito no son novedad en la televisión estadounidense. Desde esa corriente continua que durante años llegó desde Reino Unido (como The office, en ficción, o American idol, en no ficción) hasta influencias más recientes de Israel (In treatment, Homeland) o los países nórdicos (The killing), las cadenas han encontrado inspiración más allá de sus fronteras. Tendencia que se impuso más aún durante los cien días de huelga de guionistas entre 2008 y 2009. “La originalidad no está reñida con el remake”, defiende Stiehm. “Mis agentes no hacen más que mostrarme otras series, pero ninguna como The bridge. ¿Sabes por qué? Porque es una premisa clara, un hombre y una mujer de países diferentes que ni se llevan bien ni hablan el mismo idioma, pero se ven forzados a trabajar juntos por un cadáver dividido en la línea fronteriza”, detalla Elwood Reid, productor ejecutivo y guionista.

Gracias a él existe este The bridge. La idea era trasladar la historia escandinava a la pacífica frontera entre EE UU y Canadá. Pero la cadena FX, detrás de la producción, pasó de la propuesta. Hasta que Reid cambió de escenario. “Elwood tenía razón. El contraste entre El Paso y Juárez aumenta el drama. Además, FX quería desarrollar algo entre estas culturas”, reconoce Stiehm. Los 48 millones de espectadores de origen hispano en EE UU respaldan el cambio. “¿No ves como el universo tiene un plan? A mí me hizo actor en México para que pueda interpretar a Marcos, que me viene como anillo al dedo”, bromea Bichir. Tanto Demián como Diane eran los primeros en la lista de Reid, un reparto que incluye a Matthew Lillard y a Catalina Sandino Moreno. Bichir, porque debería ser “una estrella jodidamente famosa”, suelta, y deseando que The bridge haga por él lo que Los Soprano hizo por James Gandolfini (que falleció el pasado día 19). Kruger, “porque es guapa, pero distante. Quizá por ser alemana y directa. O porque es modelo y mantiene la mirada sin mirar a nadie. Es ideal para reflejar el asperger que, sin diagnosticar, exuda Sonya”.

Ambos están implicados con la serie más allá de las 14 horas diarias de rodaje seis días a la semana. Kruger trabaja con Alex, representante de la asociación Autism Speaks y con síndrome de Asperger, como asesor personal para conectar con su personaje. Bichir está pendiente del castellano, con el oído puesto en un acento que quiere que suene a Juárez y la vista en unos subtítulos que traduzcan un lenguaje veraz. Hoy, junto con el resto del equipo, leen el episodio 7 de una serie de 13, uno más que la original. Aunque la trama, especialmente el piloto, coincide fielmente con la de la serie escandinava, esta se va desviando. Y nadie parece tener curiosidad por la original. “Lo único que veo en televisión es el fútbol”, dice Bichir disparándose contra su propio pie. Quizá consciente de su comentario, enseguida añade eso de que lo único que necesita saber es el pasado de su personaje. “El futuro nadie lo sabe, ¿no?”, remata.

Diane Kruger en el papel de la detective Sonya Cross. ampliar foto
Diane Kruger en el papel de la detective Sonya Cross.

Lo que sí sorprende dada la atención al detalle, que incluye un corresponsal de The New York Times como asesor en temas fronterizos, es que la serie se ruede en Los Ángeles y alrededores, con algún plano “robado” en Tijuana. La peligrosidad de Juárez imposibilitó el rodaje allí, aunque no impidió que Kruger, acompañada del grandullón de Reid, visitara la ciudad que su personaje cruza con frecuencia. Actor de mundo, Bichir no necesitó esa visita a Juárez, donde según las estadísticas de 2010 se cometieron 3.000 homicidios, frente a los 5 registrados en El Paso. “Una reforma que ofreciera un trabajo digno y una mayor libertad de movimiento en la frontera solucionaría muchas cosas. Pero para eso hay que trabajar juntos. Como Sonya y Marcos. Dejar las acusaciones y ser mejores compañeros de viaje”, añade el intérprete mexicano.

The bridge llega cuando en EE UU se discute una posible amnistía migratoria para los que no han violado la ley durante su estancia sin papeles en el país. Los productores saben que utilizan de telón de fondo un tema candente y desean servir a la discusión razonada. “Hay 17.000 cadáveres no reclamados en las morgues mexicanas, la mayor parte alrededor de la frontera”, recuerda la productora. Ahora utilizan la de Los Ángeles, por la que pasaron Michael Jackson, Whitney Houston o Robert Kennedy, como “doble” de la morgue de Juárez. “Deseamos contar la historia de dos ciudades limítrofes a las que separa un mundo, no una mera sucesión de crímenes que se resuelvan”. A Demián, más que a nadie, le alegra este retrato: “Me encantará ser el motor de cambio, pero no es nuestra meta. The bridge es puro espectáculo, una serie buena que habla de la corrupción a ambos lados de la frontera, pero que vas a disfrutar cada semana como un buen thriller”.