Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

¿Igualdad de oportunidades?

El señor ministro de Educación, don José Ignacio Wert, anunció, no ha mucho, que se revisaría el sistema actual de becas para vincularlas más al rendimiento que al nivel de renta, lo que, según la CRUE (Conferencia de Rectores de Universidades Españolas), perjudicará a los alumnos más desfavorecidos económicamente. Y ¿qué pasará con aquellos que rindiendo al máximo nivel apenas superen el “cinquillo pelao”? Y ¿qué pasará con aquellos que al problema económico añadan algún otro tipo de problema físico? Lo explicaré con un ejemplo.

Mi hija, de 19 años, no trabaja debido a razones más que obvias, y, probablemente, el año que viene tampoco podrá estudiar por asuntos puramente económicos. Estoy orgulloso de ella porque con su trabajo diario y su esfuerzo titánico, pues tiene una deficiencia auditiva de 48 y 52 decibelios (con esas pérdidas le reconocen un 25% de deficiencia, lo que no le da derecho, tras cumplir los 16, a ningún tipo de subvención, ni ayuda, ni preferencia en nada y, para más inri, unos audífonos, que no lleva por gusto, salen por unos 4.000 euros), consiguió aprobar 2º de Bachillerato y la PAEG (otros, sin esas deficiencias, no acaban ni la ESO), pero está en Segovia porque, con un 5,097 de nota media, no le llegó plaza ni en Toledo ni en Castilla-La Mancha para una carrera tan modesta como Educación Infantil.

Este curso le han concedido beca, pero… ¿y el próximo? No sé la respuesta, pero, según sopla el viento, tampoco necesito llamarme ser vidente.— Juan Emilio Muñoz García.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.