Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batasuna "rechaza" la violencia y anuncia un nuevo proyecto "de conformidad con la Ley de Partidos"

Los radicales vascos califican su rechazo a la violencia de "irrevocable".- Rubalcaba y Trillo cierran "rendijas" a Batasuna y pactan una ley electoral que impedirá agrupaciones de electores

La izquierda abertzale ilegalizada ha dado hoy un paso más en su intento por estar presente con una fuerza legal en las próximas elecciones municipales y forales de mayo, aunque, de nuevo, no ha llegado una condena explícita al terrorismo de ETA. En un acto celebrado en un hotel de Pamplona, representantes de Batasuna han anunciado que "próximamente" iniciarán los trámites para "la legalización de un nuevo proyecto político con la presentación de sus estatutos, que se elaborarán de conformidad con los requisitos establecidos en la Ley de Partidos". Además, tendrá entre sus principios ideológicos el compromiso "firme e inequívoco" por las vías exclusivamente políticas y democráticas y "rechazará", por tanto, "el uso de la violencia o la amenaza de su utilización para el logro de sus objetivos políticos", sin estar sujeto a variables tácticas o coyunturales.

En el acto, que había levantado gran expectación y en el que no se ha permitido realizar preguntas a los periodistas, han estado presentes unos 300 representantes de la izquierda abertzale, entre ellos el ex miembro de la Mesa Nacional de Batasuna Rufi Etxebarria y la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoiti, que han sido los encargados de leer el documento en castellano y euskera. En él se detallan algunas de las bases del nuevo proyecto "organizativo", que marcará un "punto de inflexión y superación de modelos anteriores".

En estas bases destacan dos principios para su funcionamiento, en primer lugar la estructura interna, que "garantizará la participación de todos sus miembros en igualdad de condiciones" y en segundo lugar, su actividad, que estará ejercida "por vías exclusivamente pacíficas y democráticas". En este punto, se concreta que "sólo desde los principios democráticos se puede concitar mayorías institucionales y sociales, que hagan avanzar el proceso hacia un escenario de vigencia real de los derechos individuales y colectivos en la senda de nuestros objetivos independentistas y socialistas".

Ello conlleva, añade el documento, el compromiso por el uso "exclusivo de la movilización y adhesión popular, la desobediencia civil, la lucha ideológica y la participación político-institucional como instrumentos de acción política". Y por tanto, "no hay cabida para forma alguna de coacción violenta en la estrategia independentista y socialista de este nuevo proyecto político y organizativo", para "impulsar" así el "sueño de tantas generaciones que nos precedieron y el futuro de las que nos sucedan, por un Estado Vasco y una Euskal Herria unida, independiente, euskaldun y socialista construida sobre los valores de feminismo".

En su intervención, Etxebarria ha destacado que este paso se adopta "ante el nuevo escenario en el que estamos inmersos, y que algunos desean evitar" y que su objetivo es "impulsar un proceso de acumulación de fuerzas independentistas y soberanistas progresistas" para ir "provocando cambios políticos y sociales". Además, una vez terminada la lectura del documento, en el que no se ha mencionado en ningún momento a ETA, ha anunciado que, pese a que consideran que la Ley de Partidos es "antidemocrática", los próximos estatutos del nuevo proyecto "se elaborarán en conformidad" con dicha ley.

Independencia y euskaldunización

El documento detalla algunas de las bases para impulsar el nuevo proyecto con el que se comprometen, en primer lugar, con la independencia, "porque es el único modo de asegurar el pleno desarrollo de Euskal Herria". Además, apuestan por la euskadunización, "porque el euskera no es sólo la lengua propia de Euskal Herria, sino también patrimonio de la humanidad", y por el socialismo, "ante el actual sistema capitalista, patriarcal y su modelo neoliberal". Asimismo, subrayan su apuesta por un futuro "con una paz basada en la justicia y la libertad", en el feminismo, la solidaridad internacional y antiimperialista entre los pueblos y la democracia participativa".

Según ha recalcado Etxebarria, "todas las estrategias desarrolladas para la asimilación de nuestra identidad política, cultural y social han fracasado ante la resistencia y perseverancia de un pueblo que, arraigado en su pasado, quiere seguir aportando a la comunidad internacional su historia y realidad como nación y cultura específica".

Con este acto de nuevo Batasuna elige Pamplona para dar a conocer sus nuevas propuestas. De hecho, fue en la capital navarra donde presentaron el 24 de abril una declaración en la que apostaban por las vías políticas y pedían a ETA que atendiese los llamamientos de los mediadores internacionales para declarar una tregua "verificable", aunque siete meses después el anuncio de alto el fuego no ha llegado. Y hace sólo tres semanas, y también en el mismo hotel, planteaban a EA y Aralar concurrir juntos a las elecciones en Navarra en un nuevo "sujeto electoral unitario".