Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba y Trillo cierran todas las "rendijas" a Batasuna

La nueva ley electoral impedirá agrupaciones de electores

La víspera de que la izquierda abertzale presente hoy en Pamplona las bases de un nuevo partido, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció tras el Consejo de Ministros un acuerdo con el PP para taponar "todas las rendijas por las que [Batasuna] ha tratado de sortear la Ley de Partidos". Con esta nueva reforma de la Ley Electoral se evitará su regreso a las instituciones tras las elecciones locales de mayo.

Rubalcaba insistió en que Batasuna solo tiene dos opciones para regresar a las instituciones: o romper definitivamente con ETA o convencer a la banda de que lo deje. "No dejaremos que nos dé gato por liebre", añadió.

El acuerdo lo cerró ayer Rubalcaba con Federico Trillo, representante del PP en el Pacto Antiterrorista, y completa la reforma de la Ley Electoral, iniciada en marzo, con el objetivo de "cerrar las últimas rendijas que quedaban a Batasuna". "Últimas rendijas" que afectan a las agrupaciones de electores, una fórmula habitual de Batasuna. El 13 de octubre se presentó en la Mesa del Congreso una modificación de la Ley Electoral, pactada por el PSOE y el PP, que introdujo dos medidas básicas "para evitar que formaciones ilegales puedan utilizar vías fraudulentas para obtener y mantener representación institucional", según fuentes socialistas.

"No dejaremos que nos den gato por liebre", señala el vicepresidente

Las medidas permitían la suspensión cautelar de la proclamación de los electos presentados en las candidaturas de estas formaciones (partidos, federaciones o coaliciones) mientras el Tribunal Supremo se pronuncia sobre su ilegalización. Y fijaban una causa de incompatibilidad que concurrirá en todos los electos ya proclamados, que hubieran sido presentados por formaciones que el Supremo declare ilegales con posterioridad a su proclamación.

La próxima semana se presentará una enmienda, consensuada por el PSOE y el PP, que completará estas medidas para evitar "toda posibilidad de uso fraudulento de nuestro sistema electoral por quienes justifican o apoyan la violencia terrorista".

Esta enmienda permitirá aplicar las dos medidas citadas a los electos en candidaturas presentadas por agrupaciones de electores. De modo que, tanto con anterioridad a su proclamación como electos, como en cualquier momento de su mandato electoral, el Tribunal Supremo pueda declarar la vinculación con un partido político ilegalizado de las agrupaciones en cuyas candidaturas se presentaron estas personas.

La resolución del Tribunal Supremo que declara esta vinculación conllevará dos consecuencias: que los electos presentados por agrupaciones electorales vinculadas a un partido ilegalizado no sean proclamados; o que, en caso de haberlo sido, les sea aplicable en su mandato la nueva causa de "incompatibilidad sobrevenida" para ejercer sus cargos cuando se declare su vinculación con un partido ilegalizado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de noviembre de 2010