El influyente ‘ranking’ de Shanghái destaca a las universidades españolas en 18 áreas de conocimiento

Numerosos campus despuntan en especialidades como turismo, ingeniería, veterinaria, oceanografía o salud pública, aunque tradicionalmente ninguno está entre los 100 primeros de la clasificación general por instituciones

Trabajos en la clínica veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.
Trabajos en la clínica veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.Carlos Rosillo Antúnez

Cada agosto la Universidad de Shanghái Jiao Tong (China) publica su influyente listado de las mejores universidades del mundo ―conocido como ranking Shanghái― y la crítica a la mediocridad española se repite: solo hay un campus nacional entre los 200 primeros (Universidad de Barcelona) y 13 entre los 500 primeros. Sin embargo, la clasificación ofrece una imagen mucho mejor cuando entra en el detalle de algunas áreas de conocimiento. Lo ha hecho este lunes, con el Ranking mundial de materias académicas 2020, en el que las universidades españolas salen bien paradas en 18 áreas entre estudios recientes ―turismo, oceanografía, biblioteconomía y documentación, salud pública o biotecnología de los alimentos― y algunas áreas clásicas, como veterinaria o economía.

Shanghái cruza datos de 4.000 universidades y los detalla divididos en 54 áreas. Catorce las encabeza Harvard ―en total, ocupan el número uno 31 campus estadounidenses, entre ellos el MIT, California o Berkeley―, pero también Oxford o la Universidad Tecnológica de Nanyang (Singapur).

Solo hay dos universidades españolas que se posicionen entre las 10 primeras en el ranking por materias: la Politécnica de Madrid y la Autónoma de Barcelona, quintas en ingeniería de caminos y veterinaria. respectivamente. Pero las que se colocan a mitad de tabla son muchas. Ocho de las 100 mejores facultades de veterinaria, según este listado, están en España, 11 de las de oceanografía, siete de turismo o 10 de tecnología de los alimentos.

Históricamente España ha tenido escuelas de ingeniería muy reputadas por el mercado laboral internacional, los cual se demuestra porque muchas multinacionales cuentan en sus plantillas con ingenieros formados en este país. Las facultades destacan en ciencias instrumentales, sensores remotos o agricultura.

INGENIERÍAS75 mejores universidades
Ciencias instrumentales y tecnologíaPolitécnica de Cataluña (42), Sevilla (51-75) y Politécnica de Madrid (46)
BiotecnologíaPompeu Fabra (51-75)
Sensores remotosValencia (11), Extremadura (27) y Politécnica Cataluña (51-75)
Tecnología de los alimentosValencia (23), Politécnica de Valencia (28), Granada (36), Sevilla (50), Lleida (51-75), Rovira i Virgili (51-75) y Vigo (51-75)
CaminosPolitécnica de Madrid (5) y Politécnica de Cataluña (51-75)
AgriculturaAutónoma de Barcelona, Politécnica de Madrid y Barcelona (51-75)

El ranking Shanghái ―creado en 2003 para fijar un camino para mejorar la calidad de las universidades chinas y elegir dónde mandar becados a los investigadores― no se centra en la docencia o la reputación de las universidades, base de otros listados, sino sobre todo en su contribución al mundo científico. Parte de las cifras de publicación en revistas de alto índice de impacto, las citas de otros autores a esos trabajos o los grandes premios recibidos por sus profesionales. Antoni Ras, profesor de la Politécnica de Cataluña, sostiene que, aunque una universidad destaque en investigación, eso no garantiza una buena docencia los primeros años de un grado. “Los profesores más brillantes normalmente no tienen ni tiempo ni interés en los primeros cursos. Se concentran en últimos, máster o doctorado para pescar a los mejores para su equipo”, afirma.

CIENCIAS DE LA SALUD Especialidades75 mejores universidades
VeterinariaAutónoma de Barcelona (5), Complutense (14), Murcia (31), Castilla-La Mancha (51-75) y Córdoba (51-75)
Salud públicaPompeu Fabra (19) y Valencia (75-100)
Medicina clínicaBarcelona (48)
Tecnología médicaBarcelona (51-75)
FarmaciaBarcelona (51-75)

La Universidad de Barcelona se cuela entre las 50 mejores en tres especialidades (medicina clínica, farmacia y tecnología médica) y en estos tiempos de pandemia destacan en salud pública ―la disciplina que debe de prevenir las docencias y discapacidades de la sociedad― las universidades Pompeu Fabra, Valencia y Barcelona entre las 100 primeras. Y, si se mira algo más lejos, 18 de las 500 mejores facultades que trabajan en salud publica se encuentran en España. Todas las universidades españolas aspiran a tener una facultad de Medicina, no solo por la alta demanda y el prestigio que conlleva, sino porque una enorme parte de la financiación internacional y esta redunda en la calidad de la institución.

CIENCIAS Especialidades75 mejores universidades
FísicasAutónoma de Madrid (51-75)
GeografíaAutónoma de Barcelona (30)
OceoanografíaBarcelona e Islas Baleares (51-75)
Pompeu FabraBiología (51-75)

En el campo de las ciencias sociales ―el ranking no dedica media línea a las humanidades― también hay especialidades destacadas. Hasta 15 de las 300 mejores facultades de turismo son españolas (siete de las 100 mejores), un campo de gran interés porque el país basa en gran parte su economía en el turismo: recibió casi 84 millones de visitantes en 2019. Y las mejores, según este listado, están en zonas turísticas (Canarias, Comunidad Valenciana y Andalucía). Tampoco sale mal parada el área de económicas. Las universidades privadas españolas, por lo general muy débiles en investigación ―lo que las expulsa del top 500―, sí se hacen un hueco en el mundo de la economía y la empresa (Universidad de Navarra, Ramón Llull, ESADE o IE University), siguiendo la senda de las reputadísimas escuelas de negocios que hay en el país y que congregan a alumnado de medio mundo.

CIENCIAS SOCIALES Especialidades75 mejores universidades
EconomíaPompeu Fabra (44) y Barcelona Graduate School of Economics (51-75)
TurismoLas Palmas de Gran Canaria (23), Alicante (31), Málaga (47) y Valencia (51-75)
Biblioteconomía y DocumentaciónGranada (32)

La financiación pública de las universidades españolas se sitúa un 14,5% por debajo de la media de la Unión Europea y la OCDE y adolece también de una fuerte endogamia, una internacionalización muy deficiente y un tercio de la plantilla ganando “sueldos de miseria” en palabras del ministro Manuel Castells. “Hay que invertir más en Universidad, pero no para aparecer mejor en los rankings, aunque se reflejará en ellos”, subraya Alfonso Herranz, experto en la materia de la Universidad de Barcelona. El profesor cree que las primeras 100 universidades son “otra realidad” imbatible con pocos recursos y a partir de esa centena pone en duda las subidas y bajadas en la puntuación: “Son muy volátiles”.

La eterna pregunta es por qué no hay más campus españoles en el pódium y la conferencia estatal de rectores (Crue) responde siempre con la misma argumentación: “Nuestras universidades desarrollan su actividad científica en un entorno de gasto en I+D que está entre la mitad y la cuarta parte de los países que sitúan a sus universidades en el top 200 de los rankings”. La Crue recuerda que los Estados que han hecho un esfuerzo inversor se han visto recompensados. “En los últimos 11 años, China ha incorporado 36 nuevas universidades al top 500, mientras que Estados Unidos ha perdido 22, Japón 17 y Alemania 10. Dada nuestra decreciente evolución del gasto en I+D en un contexto internacional de crecimiento, lo lógico es que su número en España hubiera descendido”, añaden en su último informe de La Universidad en cifras.

Herranz defendió su tesis en la London School of Economics (LSE) y, aunque ahora trabaja en la Universidad de Barcelona ―considerada por Shanghái la mejor española―, percibe unas diferencias considerables: “No solo hay más recursos para investigación, sino servicios a los alumnos y una relación con la empresa más estrecha”. En 2019 el presupuesto del campus catalán fue de 386,1 millones de euros, frente a los 1.000 millones de libras (1.100 millones de euros) de la LSE, eso sin contar con los 213 millones de libras (234 millones de euros) de ingresos por sus investigaciones.

“Hay una parte de financiación que repercute y es importante, pero también hay una cuestión de proporciones”, remarca Vera Sacristán, profesora de la Politécnica de Cataluña y del Observatorio del Sistema Universitario. “Estados Unidos tiene casi el tamaño de un continente y más de 4.000 instituciones entre universidades y colleges, mientras España tiene relativamente pocas”. Un total de 87, de las que 50 son públicas.

Siga EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook

Apúntese a la Newsletter de Educación de EL PAÍS

Lo más visto en...

Top 50