Una carrera sin fin hacia la cúpula empresarial

En 2021, por primera vez hubo más mujeres que hombres debutando en los consejos de las cotizadas. La alta dirección se les sigue escapando

Morsa Images (Getty Images)

La carrera va cogiendo velocidad, pero quedan muchas vueltas para llegar a la meta. El año pasado por primera vez fueron más las mujeres que debutaron como consejeras en las empresas cotizadas españolas que los hombres: 40 frente a 33. Aunque el total de nombramientos en los consejos de administración sumó 122, con un aumento cercano al 11% después de la caída del 17% de 2020, los asesores que se estrenaban en los órganos rectores fueron menos que durante lo más duro de la pandemia. Eso sí, los recién llegados representan casi el 60% del total de las incorporaciones, según el informe Los nuevos consejeros 2022, elaborado por la firma de selección de ejecutivos Korn Ferry. Loreto González, socia del cazatalentos, califica de hito el sorpasso femenino.

Sin embargo, las empresas españolas que cotizan en Bolsa no han cumplido el objetivo de diversidad de género marcado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores para 2021 tras ampliarlo un año; no han alcanzado el 30% de mujeres, se han quedado en el 29,26%. Y lo que es más preocupante, tampoco están generando la suficiente cantera en la alta dirección para que las ejecutivas puedan escalar a los consejos, cuyo siguiente listón es lograr que en cuatro de cada diez sillones se siente una administradora a finales de este año. En los comités de dirección las ejecutivas apenas representaban dos de cada diez miembros (el 19,66% del total), según la CNMV.

“En los consejos nos acercamos a la paridad. Ahora hay que preocuparse por los comités de dirección”, sostiene González, que aprecia que las cosas están cambiando también en ellos, hay más promociones femeninas en las empresas y más consejeras delegadas en el mercado bursátil que hace unos años. Actualmente existe tanta necesidad de talento en las organizaciones, que no diferencian entre hombres y mujeres a la hora de seleccionarlas para los cargos ejecutivos, mantiene Mayte Martínez Bueno, socia de Talengo. Incluso algunas aprovechan los necesarios fichajes para aumentar la presencia femenina en la ejecutiva. Otra cosa es que las direcciones a las que han sido llamadas hasta ahora las profesionales sean las marías del comité. Ellas suelen ejercer el liderazgo en recursos humanos, administración y finanzas, y menos del 9% alcanzan la dirección general, según ICSA, que establece la brecha salarial a la que están sometidas las directivas frente a sus pares varones en más del 13%.

“Es increíble lo despacio que evoluciona la incorporación de la mujer a la dirección. Hace 15 años nos hacíamos la misma pregunta: ¿por qué cuesta tanto? Una de las claves es la conciliación. Cuando las profesionales son madres y se apartan de su puesto, las empresas no son capaces de volverlas a atraer porque presumen que no van a dedicar tanto tiempo al trabajo o que han perdido el ritmo y las ponen en otro carril. No son capaces de motivarlas y están perdiendo mucho talento”, sostiene Cristina García-Peri, socia de Azora y una de las consejeras debutantes en el Ibex en 2021, en Bankinter.

Iniciativas como la del Banco Santander pueden modificar esta situación. El banco ha decidido vincular parte del bonus de su cúpula a conseguir superar el 30,5% de mujeres en el comité de dirección (actualmente está en el 26%) en 2024, un ejemplo que debería generalizarse, según la socia de Korn Ferry.

Entre los debutantes en los consejos de administración, que se han concentrado particularmente en la industria y el sector energético, gana peso la figura del directivo que compatibiliza sus labores ejecutivas en una empresa con la función de consejero en otra. Lo hacen el 63% de los nuevos asesores porque las cotizadas buscan personas pegadas a la realidad empresarial una vez pasado el shock de la pandemia y cuando las certezas son cada vez más efímeras. “En un momento con muchísimos desafíos, en el que pocas veces ha habido tantos factores de incertidumbre como actualmente con la inflación, la subida de los tipos, la guerra de Ucrania… las dos atalayas permiten que aportes más en el consejo”, opina García-Peri, que además de consejera en Bankinter es directora de estrategia y desarrollo de negocio en Azora.

Ha crecido el nivel de exigencia de las empresas, dice el cazatalentos, por eso más de la mitad de los recién fichados son o han sido gestores integrales de cuentas de resultados, consejeros delegados o directores generales, cuando habitualmente no alcanzaban ni el 40%. Dolores Dancausa, al frente de Bankinter, se ha incorporado al órgano rector de Acciona. Es un ejemplo de esta tendencia.

Profesionalización

“Observamos formas de hacer más profesionales y rigurosas en los consejos”, señala el informe, “sin duda la presión regulatoria ha sido el gran catalizador de estos cambios, pero también estas nuevas e independientes caras” (el 75% de los asesores de estreno son independientes). “Los consejos del ayer eran opacos, cerrados y trazaban una muralla entre este órgano supervisor y el equipo ejecutivo. Hoy son abiertos y transparentes, aunque, desgraciadamente, siempre hay excepciones”, añade.

En parte, este cambio viene dado por los nuevos perfiles. Y por las mujeres, que están contribuyendo a rejuvenecer los órganos de decisión de las cotizadas. Nombramientos como el de Diana Morato en Adolfo Domínguez o María Fanjul en Ezentis, menores de 45 años, son prueba de ello. “Se necesita gente pegada al terreno, con experiencia en innovación, transformación y el área digital”, asegura Loreto González. Si antes la mayoría de los administradores se situaban en un rango de edad que va de 55 y 65 años, ahora lo hacen entre los 45 y los 55. Solo un 3% de los consejeros fichados rebasa los 65 años en tanto que el 7% no ha cumplido 40 años.

Desequilibrios patentes

Son pocas las empresas cotizadas españolas que a finales del pasado año mostraban unas cúpulas equilibradas en género. Aena, la compañía con mayor porcentaje de mujeres en la alta dirección (55,5%), no disponía de un consejo tan diverso (26%). Una situación que se repite en Rovi, Colonial y Metrovacesa. Y que no es tan habitual.

La firma puntera en equidad es Adolfo Domínguez, donde las profesionales superan el 85% en el comité directivo y el 57% en el consejo de administración. Le sigue Red Eléctrica (ahora Redeia) con igualdad al 50% en los dos órganos. Y otras firmas como Grenergy Renovables, Ebro Foods, Cie Automotive y Mapfre van a la zaga. Son las empresas más implicadas en el ascenso femenino a las cúpulas, según muestran los datos de la CNMV.

Sin embargo, existe una legión de compañías que todavía, en 2021, no han situado a ninguna mujer en su alta dirección. Entre ellas, Acerinox, Naturgy, Solaria, Amrest, Corporación Financiera Alba, FCC, Catalana de Occidente, Neinor, OHL, Viscofan, Azcoyen, Bodegas Riojanas, Ercros, San José, Ezentis, Iberpapel, Inmobiliaria del Sur, Naturhouse, Renta 4 Banco, Renta Corporación o Tubacex. 

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carmen Sánchez-Silva

Es redactora del suplemento Negocios. Está especializada en Economía (empleo, gestión, educación, turismo, igualdad de género). Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Previamente trabajó en La Gaceta de los Negocios, Cinco Días, Ranking, Mercado e Ideas y Negocios. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS