_
_
_
_
_

La creación de empleo mantiene su fuerza en Estados Unidos y el paro se queda en el 3,7%

La economía generó 263.000 puestos de trabajo en noviembre, por encima de las previsiones

Un trabajador de una planta de paneles solares en Perrysburg (Ohio).
Un trabajador de una planta de paneles solares en Perrysburg (Ohio).MEGAN JELINGER (REUTERS)
Miguel Jiménez

La creación de empleo se mantiene a buen ritmo y supera las previsiones a pesar de las subidas de tipos de interés de la Reserva Federal. La economía generó 263.000 empleos no agrícolas en el mes de noviembre, según los datos difundidos este viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo. El país lleva 23 meses ininterrumpidos de aumento de los ocupados al calor de la recuperación de la pandemia, y sigue generando empleo por encima del nivel que el banco central considera apropiado en este momento. La tasa de paro se mantiene en el 3,7%, cerca de los mínimos en los últimos 50 años.

El empleo total no agrícola aumentó en 263.000 puestos de trabajo en noviembre, más o menos en línea con el crecimiento medio de los tres meses anteriores (+282.000). En lo que va de 2022, el crecimiento mensual del empleo ha sido de una media de 392.000 puestos de trabajo, frente a los 562.000 mensuales de 2021. En noviembre, los aumentos de empleo más notables se produjeron en el sector del ocio y la hostelería, la sanidad y la administración pública. El empleo disminuyó en el comercio minorista y en el transporte y el almacenamiento. De la creación de empleo, 221.000 puestos fueron privados y 42.000, públicos.

La fuerte creación de empleo muestra la fortaleza del mercado laboral, que desafía las previsiones y se sobrepone al endurecimiento de las condiciones monetarias. La cifra de creación de empleo de octubre se ha revisado al alza, hasta los 284.000 nuevos empleos no agrícolas. Los 263.000 empleos de noviembre igualan la cifra de abril de 2021, la más baja de estos últimos 23 meses ininterrumpidos de expansión del mercado laboral, pero supera las previsiones (que apuntaban a poco más de 200.000 empleos) y sigue por encima de lo que ahora mismo querrían ver los responsables de la política monetaria.

Sueldos más altos

La Reserva Federal está muy atenta a la evolución del mercado laboral para tratar de graduar el endurecimiento de la política monetaria en su lucha contra la inflación. Normalmente, los inversores están muy atentos a la publicación del dato para saber cuál será el próximo movimiento del banco central. Esta vez, sin embargo, el propio presidente de la Reserva, Jerome Powell, ha sugerido que en la reunión de diciembre frenará el ritmo de la subida de tipos, de modo que sea de 0,50 puntos, y no de 0,75, como las cuatro anteriores.

La fuerte creación de empleo puede sembrar alguna nueva duda entre los inversores, por lo que las Bolsas han reaccionado a la baja. Hay un dato que la Fed vigila con especial atención, el de la evolución de los salarios, que muestra una aceleración hasta el 5,1% interanual, desde el 4,7% de octubre, que aumenta el riesgo de una espiral precios-salarios que haga que la inflación se enquiste.

En su discurso del pasado miércoles, Powell subrayó que, “en el mercado laboral, la demanda de trabajadores supera con creces la oferta de trabajadores disponibles, y los salarios nominales han crecido a un ritmo muy superior al que sería coherente con una inflación del 2% a lo largo del tiempo”. Las ofertas de empleo superan a los trabajadores disponibles en unos cuatro millones, es decir, hay aproximadamente 1,7 ofertas de empleo por cada persona que busca trabajo.

Powell explicó que a mediados de 2021 aparecieron de repente señales de una elevada tensión en el mercado laboral pese a que la tasa de paro era aún mucho más alta que el 3,5% previo a la pandemia y a que el número de ocupados era inferior en varios millones al previo a la covid. “Si miramos hacia atrás, podemos ver que durante la pandemia se produjo un déficit de oferta de mano de obra importante y persistente, un déficit que no parece que vaya a cerrarse del todo en breve”, señaló.

Esa disminución de la población activa se debe a la covid, a un mayor ritmo de jubilaciones y a un menor crecimiento de la población en edad de trabajar, en parte por el aumento de la mortalidad y en parte por la caída de la inmigración durante lo peor de la pandemia. Dado que hay menos oferta, concluyó, a la Reserva Federal le toca enfriar la demanda para restablecer el equilibrio y que la inflación ceda.

“El crecimiento del empleo sigue siendo muy superior al ritmo necesario para acomodar el crecimiento de la población a lo largo del tiempo: unas 100.000 personas al mes según muchas estimaciones”, explicó Powell. Las ofertas de empleo han disminuido en cerca de 1,5 millones este año, pero siguen siendo más altas que en cualquier momento antes de la pandemia, añadió.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_