Lista de morosos 2022: entra Luis Medina, el comisionista de las mascarillas, y sale Ancelotti

Tanto el importe como el número de deudores con el fisco se reducen en el segundo listado confeccionado después de que Hacienda endureciera los criterios

El empresario Luis Medina, a su llegada al Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid.
El empresario Luis Medina, a su llegada al Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid.Sergio Pérez (EFE)

17.700 millones de euros. Este es el importe que deben los 7.037 grandes morosos que aparecen en la última lista negra de Hacienda, publicada este jueves. En ella se incluyen tanto a personas físicas como empresas que a 31 de diciembre tenían pendientes deudas y sanciones con el fisco superiores a los 600.000 euros. Del listado de este año, que ve una reducción tanto en el número de deudores como en la deuda con respecto al anterior, publicado en diciembre, salen el entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, Twitter o el Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz). En cambio, entran Luis Medina, el comisionista de las mascarillas, contra el cual se querelló la Fiscalía Anticorrupción, con una deuda de 653.000 euros, y el millonario José María Aristrain, con 1,2 millones.

En la lista de este jueves vuelven a aparecer varios personajes famosos del mundo del espectáculo y del deporte. Entre ellos está el exfutbolista Eto’o ―que sigue adeudando 981.598 euros, al igual que en el listado de diciembre―, Patricia Conde o Paz Vega, que deben al fisco un millón y tres millones cada una, respectivamente. También se mantiene el escritor Ildefonso Falcones, autor de superventas como La Catedral del Mar, cuya deuda con respecto a la anterior lista sube de 1,2 a 1,7 millones, el exbanquero Mario Conde (7,8 millones), el exministro Rodrigo Rato (1,3 millones) y el cocinero Sergi Arola (985.156 euros). Además, figuran, como viene siendo habitual, muchas de las víctimas de la crisis del ladrillo: grandes constructoras y promotoras, así como empresarios inmobiliarios que no han levantado cabeza tras el pinchazo de la burbuja, como Reyal Urbis .

Esta promotora inmobiliaria es el contribuyente que más debe al fisco en absoluto (310 millones de euros), por octavo año seguido, pese a ser a la vez la que más ha reducido su deuda en comparación con el listado de diciembre (340 millones). Otras compañías del sector comparten una suerte parecida: han rebajado su deuda en millones, pero siguen debiendo cantidades muy abultadas a Hacienda. Es el caso de Martinsa-Fadesa, otra de las grandes empresas inmobiliarias caídas en desgracia, que reduce su deuda de 25 a 5,6 millones, de la promotora cordobesa Grupo Prasa (de 97 millones a 94) o de Aifos, vinculada al bum inmobiliario en la Costa del Sol (de 93 a 91 millones). Nozar, en cambio, que en el listado de diciembre aún adeudaba la friolera de 214 millones de euros y que siempre apareció entre las primeras posiciones, abandona la lista negra de Hacienda, lo que indica que ha llegado a algún tipo de acuerdo con el fisco.

En el otro extremo, entre los contribuyentes que ya aparecían en el listado anterior y que más han aumentado sus números rojos con Hacienda hay un grupo de nueve empresas vinculadas a Abengoa, a la que la SEPI acaba de negar el rescate. Su deuda sube en conjunto en más de 24 millones de euros. Le sigue Isolux Ingeniería, filial del Grupo Isolux Corsán, que engorda su deuda en 12,9 millones de los 874.866 que debía el año pasado.

Las personas físicas que más deben al fisco son Agustín y Ramón Olivares Garrigos, que ya aparecían en el listado anterior y que adeudan más de 36 millones de euros cada uno. Entre los viejos conocidos del fisco que deben cifras muy abultadas también figura el matrimonio dueño de la promotora Aifos, Teresa Maldonado y Jesús García, con una deuda cada uno de unos 15 millones, o el empresario Agapito García, con una cifra parecida.

Reducción del umbral

La de este jueves es la novena lista de grandes morosos con Hacienda, que se empezó a hacer pública con un objetivo disuasorio en 2015, cuando Cristóbal Montoro (PP) estaba al frente del ministerio. Es, sin embargo, el segundo listado que se publica después de que el pasado julio entrara en vigor la nueva ley contra el fraude, que fija reglas más severas con respecto a la lista de deudores con el fisco, que han disparado el número de contribuyentes incluidos en la lista.

Hasta 2021, el listado de grandes morosos con Hacienda se daba a conocer una vez al año, e incluía a personas físicas y jurídicas que tenían deudas pendientes con el fisco superiores al millón de euros que no estuvieran aplazadas o suspendidas. La nueva ley de lucha contra el fraude rebaja este umbral hasta los 600.000 euros y prevé que aparezcan en el listado tanto el deudor principal como los responsables solidarios de las empresas morosas.

Es así que la primera lista negra confeccionada según estos nuevos criterios y publicada a finales del pasado diciembre registró un espectacular repunte tanto en el número de morosos ―del 88%― como de la deuda total ―aunque en medida inferior, de un 30%―. En ese listado se incluían los nombres de particulares y empresas que debían más de 600.000 euros a la hacienda pública a 31 de agosto de 2021.

En comparación con el listado de diciembre, la deuda total baja un 2,9%; el número de morosos también disminuye, un 3,3%. Las personas físicas son minoría: 1.387 contribuyentes que adeudan 2.125 millones ―frente a los 1.367 de la lista anterior, por 2.081 millones―. Las empresas son 5.650 y deben 15.585 millones. Hasta 580 deudores que aparecían en la lista de diciembre y adeudaban 1.164 millones no salen en la publicada este jueves ―porque han cancelado total o parcialmente su deuda, por lo menos por debajo de los 600.000 euros, o porque han obtenido un aplazamiento o suspensión―, en la que entran 340 contribuyentes con una deuda conjunta de 636 millones.

La Agencia Tributaria aclara que, en relación con 3.566 deudores principales, se han realizado derivaciones de responsabilidad subsidiaria o solidaria por más de 6.506 millones, cifra equivalente al 37% del importe total de la deuda. Otros 6.787 millones se corresponden con deuda de morosos en proceso concursal (2.067 contribuyentes, el 29% del total), una cantidad algo inferior a la de diciembre. Esto significa que las posibilidades de cobro efectivo de estas cuantías por parte del fisco están limitadas mientras dure el propio proceso concursal.

Sobre la firma

Laura Delle Femmine

Es redactora en la sección de Economía de EL PAÍS y está especializada en Hacienda. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Trieste (Italia), Máster de Periodismo de EL PAÍS y Especialista en Información Económica por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS