Pedro Sánchez anuncia un PERTE de 11.000 millones para la industria de los microchips financiado con fondos europeos

El proyecto busca atraer inversiones en la fabricación de los semiconductores y de las tecnologías relacionadas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la inauguración de la segunda edición del foro económico español Wake Up Spain este lunes.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la inauguración de la segunda edición del foro económico español Wake Up Spain este lunes.Alberto Ortega (Europa Press)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes un nuevo Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) sobre microchips y semiconductores, dotado con 11.000 millones de euros de inversión pública. “Los semiconductores son un elemento básico de todos los sectores energéticos y adquieren una importancia geoestratégica mundial en un contexto de transformación digital”, ha destacado el presidente durante su intervención en la segunda edición del foro Wake Up Spain bajo el lema Aprendizaje, crecimiento y sostenibilidad en la Europa solidaria, un simposio organizado por El Español, Invertia y D+I.

Sánchez ha defendido que España no va a perder la carrera de la tecnología más avanzada, sino todo lo contrario: “El Gobierno quiere que nuestro país se sitúe a la vanguardia del progreso industrial y tecnológico”, ha remarcado. Por ello, el presidente ha destacado la apuesta ambiciosa por impulsar este PERTE, que busca atraer inversiones en la industria de los semiconductores y de las nuevas tecnologías relacionadas, que serán clave para alcanzar la autonomía estratégica ansiada a nivel europeo.

Dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el Ejecutivo ha impulsado ya nueve proyectos estratégicos: vehículo eléctrico, salud, energías renovables, agroalimentario, nueva economía de la lengua, economía circular, industria naval, aeroespacial y digitalización del agua, con los que espera movilizar 56.000 millones de euros, 19.000 de ellos de los fondos europeos. Además, ha anunciado otros dos, el de la economía social de los cuidados y el de los microchips.

La escasez de semiconductores dio lugar a una crisis de suministro que ralentizó la recuperación de la economía mundial tras el shock de la pandemia. Además, la guerra en Ucrania tras la invasión rusa ha complicado aún más este escenario ante el peso exportador de estos países sobre determinadas materias primas. Concretamente, según ha explicado Sánchez, ambas regiones son proveedoras fundamentales de argón y de neón, que se utilizan en la producción de los semiconductores. En ese contexto de incertidumbre, la Unión Europea mostró su intención de aumentar la fabricación de estos componentes para reforzar su autonomía.

Para fortalecer su músculo industrial, Bruselas lanzó el pasado febrero una propuesta para alcanzar en 2030 el 20% de la cuota mundial de la fabricación de microprocesadores. La Comisión Europea pretende movilizar hasta 43.000 millones de euros de inversiones públicas con el objetivo de cuadruplicar la actual capacidad manufacturera de la UE. La mayor parte de esas inversiones —30.000 millones de euros— ya está comprometida por parte de Bruselas y los Estados miembros entre el presupuesto comunitario y los fondos de recuperación. A este paquete, la Comisión quiere añadir 11.000 millones para “financiar el liderazgo tecnológico en capacidades de investigación, diseño y fabricación” y otros 2.000 millones adicionales de un nuevo fondo (denominado “Fondo de Chips”) para dar apoyo de capital a empresas en proceso de crecimiento y a las pymes.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS