Planas asegura que no habrá desabastecimiento alimentario por la guerra en Ucrania

El Ministerio de Agricultura flexibiliza las condiciones para la importación de maíz de Argentina y Brasil

Vidal Maté Agencias
Madrid -
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, este lunes en el desayuno informativo de Europa Press.
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, este lunes en el desayuno informativo de Europa Press.Europa Press

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha reiterado este lunes que no habrá desabastecimiento alimentario en España pese al fuerte impacto que está teniendo el conflicto bélico de Ucrania, uno de los principales graneros de Europa, en el sector agroalimentario. El ministerio, además, ha publicado este lunes una resolución con la que flexibiliza temporalmente los requisitos para la importación de maíz de Argentina y Brasil, lo que facilitará la compra de materias primas destinadas a la alimentación animal que suplan la paralización de las importaciones de Ucrania por la guerra.

“No es una situación ni mucho menos de las más graves. Tenemos un nivel altísimo de abastecimiento alimentario y es un motivo de orgullo. Tenemos un nivel de autonomía alimentaria que me permite decir que no hay ningún problema de desabastecimiento, a pesar de las imágenes que están saliendo de acaparamiento de productos, que no tienen sentido”, ha asegurado Planas durante su participación en los Desayunos Informativos de Europa Press, en la que ha destacado la capacidad exportadora de España en productos agroalimentarios, que se acerca a 60.000 millones de euros.

Sin embargo, Planas ha reconocido que España sufre “elementos de vulnerabilidad” y casos de dependencia exterior en el caso de materias primas para la alimentación animal, como en el caso del maíz, del que importa el 22% a Ucrania (de un total de entre siete y nueve millones de toneladas al año), o el medio millón de toneladas que cada año le compra de aceite de girasol. También está paralizada la importación de trigos rusos. “Estamos tratando de dar una respuesta a esas compras mediante la facilitación de importaciones a la UE”, ha asegurado. De hecho, solo horas más tarde el departamento ha anunciado la flexibilización de las condiciones para la compra de estos insumos desde Brasil y Argentina.

Esta medida se basa en la reciente decisión de la Comisión Europea de autorizar a los Estados miembros a levantar determinadas restricciones a la prohibición de importar productos como soja o maíz de algunos países por su contenido en productos fitosanitarios no autorizados por la UE, siempre garantizando la seguridad alimentaria, así como la entrada de algunos tipos de maíz transgénico genéticamente modificado. Ese fue uno de los aspectos que la Comisión trasladó el viernes a los países en una reunión extraordinaria.

“Esta medida resuelve los problemas técnicos planteados por el sector importador y ofrece al mismo tiempo certidumbre y flexibilidad, sin poner en riesgo la seguridad alimentaria”, asegura el ministerio en un comunicado. Y añade: “De esta forma, el sector importador puede comprar maíz para la alimentación animal en los principales países productores del mundo y, con ello, garantizar el enlace en el suministro del sector ganadero”.

En España aún quedan existencias de maíz para un plazo de entre 45 a 60 días en Tarragona. Y con este cambio el Gobierno espera que no se agote este abastecimiento. “Hoy nos reunimos con el sector importador de cereales y esperamos en las próximas horas dictar una resolución que permitirá salvar el obstáculo técnico que teníamos”, avanzaba el ministro por la mañana. Además, Planas reconoció que había mantenido una reunión “muy constructiva” con el ministro de Agricultura de Argentina, Julián Andrés Domínguez, para sellar estas nuevas relaciones comerciales.

Respecto a los problemas de abastecimiento de aceite de girasol, el ministro ha dicho que se impulsará la entrada de girasol de otras procedencias y de otros tipos, aunque ha destacado la existencia de cantidades suficientes de aceite de orujo y de oliva de todos los tipos y precios.

Según el ministro, en este momento es preocupante la evolución de los precios de productos como la soja, el maíz o el trigo, que se han duplicado en las últimas semanas, lo que afecta a la actividad ganadera y puede derivar en cierre de granjas. En todo caso, entiende que lo fundamental es disponer de un aprovisionamiento suficiente, sin olvidar los precios de los combustibles para el campo y para la pesca y de los fertilizantes.

Fertilizantes

En cuanto a los fertilizantes, que están directamente vinculados al precio del gas, ha asegurado que España se encuentra en una situación mejor que otros países, ya que más del 50% de su aprovisionamiento es de producción nacional. Cuestionado por el incremento de los precios de la energía, Planas ha reconocido que el Gobierno está dispuesto a actuar, como ya ha avanzado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el Consejo Europeo informal que tuvo lugar la semana pasada en Versalles (Francia).

Sobre la posibilidad de que el Ejecutivo retoque la fiscalidad a los combustibles para rebajar la factura, Planas ha reconocido que es “una de las variables”. “Nos encontramos en un momento excepcional y habrá que tenerlo en cuenta”. El titular de Agricultura ha afirmado que se articulará un paquete europeo de ayudas que servirá, junto al “plan de choque potente” del Gobierno, para dar respuesta a los problemas que están surgiendo tras el inicio del conflicto bélico. “Es muy importante que usemos la misma energía y determinación que hemos tenido para adoptar sanciones a nivel europeo a esta situación injusta para dar respuesta a los problemas que tenemos en el ámbito agroalimentario y ofrecer una respuesta eficaz”, ha subrayado.

El ministro de Agricultura ha abogado por impulsar la autonomía alimentaria en Europa. “La UE es el mayor exportador e importador del mundo. Tenemos casi todo, pero hemos identificado algunos cuellos de botella, por lo que hay que dirigirse a tener una producción propia. No estamos en peligro, estamos en notable alto y queremos ir a más. No somos una isla en el mundo y lo que pasa en el resto también nos compete”, ha subrayado.

Excepciones temporales en la PAC

Preguntado sobre si la futura Política Agrícola Común (PAC) es adecuada para afrontar la crisis, el titular de Agricultura estima que la “orientación a un sistema de producción agroalimentaria sostenible no tiene marcha atrás”. “Este es el planeta A y no hay un planeta B”, ha recalcado.

En todo caso, se ha mostrado partidario de que en este momento, y de una forma temporal y excepcional, se aparquen exigencias de abandono de tierras de cultivo por razones medioambientales. No obstante, Luis Planas recalca que la política verde no va a tener marcha atrás ante la necesidad de frenar el actual cambio climático y la sostenibilidad de los suelos. “España ha pedido determinadas excepciones temporales y singulares en la aplicación de la PAC, pero no perdamos la perspectiva del bosque, que esta PAC tiene una orientación de apoyo a las rentas y una orientación ambiental que es totalmente necesaria”, ha dicho, consciente de que la producción sostenible supone mayores costes, por lo que hay que trabajar para “hacer compatible el abastecimiento alimentario con los objetivos ambientales”.

En este sentido, el ministro de Agricultura ha recordado que España dispondrá de más de 55.000 millones de euros entre los próximos tres y cinco años. “Creo que es posible hacer compatible el abastecimiento alimentario con los objetivos ambientales”, ha afirmado Planas.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS