_
_
_
_
_

El precio de la vivienda subió un 6,4% en la recta final de 2021, el mayor ritmo en más de dos años

Las casas de segunda mano vuelven a subir con más fuerza que las de obra nueva

José Luis Aranda
Ley alquiler Cataluña
En la imagen, una inmobiliaria del Eixample de Barcelona con anuncios de pisos de alquiler.MASSIMILIANO MINOCRI

La recuperación de la crisis del coronavirus, antes de la nueva coyuntura económica provocada por la invasión rusa de Ucrania, sentó bien al mercado inmobiliario. De hecho, a finales de 2021, los precios de las casas se recuperaban con tal fuerza que crecían al mayor ritmo en más de dos años, desde el arranque de 2019. Así lo muestra el Índice de Precios de Vivienda publicado este miércoles por el INE, en el que destaca que las viviendas se encarecieron un 6,4% interanual en el último trimestre de 2021. Esto equivale a decir que ese es el porcentaje que subieron los precios el año pasado, aunque en la media anual (es decir, en la media de crecimientos interanuales de cada uno de los cuatro trimestres del año) el instituto estadístico recorta el crecimiento hasta un 3,7%. Eso expresa un ritmo superior al de 2020, pero por debajo del de los años anteriores.

En cualquier caso, queda claro que la vivienda en España vivió un 2021 de menos a más. El otro fenómeno es que la segunda mano volvió a ser la que tiró de los precios, por encima de la obra nueva. En el mercado de casas usadas, que representa la gran mayoría de las compraventas, los importes acabaron el año calcando la subida general del mercado: un 6,4%. En la obra nueva, escasa y que resistió mejor los embates del coronavirus, esa progresión fue del 6,1%, considerable pero por debajo del 8% que había marcado, sin ir más lejos, justo un año antes.

El Índice de Precios de Vivienda es un indicador que toma como base 100 lo que costaba una casa en 2015. Siguiendo ese cálculo, el año pasado las viviendas en España acabaron en 135,291 puntos. Esto significa que se han encarecido un 35% en seis años (desde 2015), pero están lejos de los niveles que se alcanzaron en la burbuja de principios de siglo, cuando se superaron los 150 puntos. De hecho, los 135 puntos remiten a un nivel de precios similar al de 2010, aunque entonces los importes bajaban por efecto del estallido de la burbuja y ahora claramente suben, aupados además por la coyuntura inflacionista en que han entrado las economías occidentales. Por tipo de vivienda, las de segunda mano cerraron el año pasado en 133,292 puntos (en la burbuja se acercaron a los 170 puntos) y las de obra nueva, en 148,640 puntos, que es el nivel más alto de la historia para este segmento del mercado.

Por comunidades autónomas, el año pasado fue Baleares la que acabó en el cuarto trimestre con los precios más disparados (un 9,6% de variación interanual), seguida por Andalucía (8%) y Canarias (7,8%). Melilla, Murcia, Galicia y la Comunidad Valenciana también experimentaron subidas por encima de la media nacional del 6,4%. Castilla-La Mancha (4%), País Vasco (4,2%) y y Extremadura (4,9%) fueron las que registraban en la recta final de 2021 los menores crecimientos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

José Luis Aranda
Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_