La pandemia impulsa las reservas directas en los hoteles

Airbnb entra por primera vez en la lista de los canales que más ingresos han aportado a los alojamientos turísticos, según SiteMinder

Un hotel de lujo en Málaga.
Un hotel de lujo en Málaga.Esther Gómez (EFE)

Las restricciones impuestas para frenar los contagios en las varias olas que se sucedieron el año pasado pusieron en jaque la reanudación de los viajes. Sin embargo, la incertidumbre acerca de la evolución de la pandemia no ha frenado las ganas de muchos trotamundos, que no han perdido la ocasión de montarse en un avión para recuperar una apariencia de normalidad. En los primeros 11 meses de 2021, más de 28 millones de turistas viajaron a España, un 54% más que en el mismo período del año anterior. De ellos, 18 millones se alojaron en hoteles, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La plataforma de adquisición de huéspedes SiteMinder elabora cada año un ranking de los principales canales a través de los cuales los clientes reservan sus habitaciones de hotel en España. Este portal es utilizado por 32.000 hoteles en 150 países y, en 2019, ha gestionado 105 millones de reservas en todo el mundo.

El gigante Booking lleva años liderando el mercado de reservas online en España. Aunque, SiteMinder revela que los hoteles han aumentado las inversiones en sus páginas web y han buscado el apoyo de consultores hoteleros para llegar a nuevos clientes y reequilibrar los flujos de ingresos directos e indirectos. De hecho, las reservas directas fueron en 2021 uno de los dos principales motores de ingresos no solo en España, sino en más de la mitad de los mercados mundiales.

Esta tendencia se debe al surgimiento de lo que la plataforma ha identificado como el “viajero dinámico”, una nueva generación de huéspedes de hoteles que confían en las potencialidades de las tecnologías digitales para tomar decisiones con respecto a sus viajes. “Estos huéspedes están preparados para usar la tecnología para buscar la mejor relación calidad-precio y experiencias que sean significativas para ellos como consumidores. Es más probable que vayan directamente a los sitios web de los hoteles e interactúen con ellos, tanto para encontrar las mejores tarifas de habitaciones disponibles como para tener una idea genuina del lugar donde están considerando quedarse”, apunta Sara Padrosa, directora de Desarrollo de Negocio del portal para España. La incertidumbre en torno a los planes de viajes por la inestabilidad de la situación pandémica también impulsa a los viajeros a entablar una relación más personal con la estructura donde pasar su estancia: “Así, en el caso de tener que cambiar su estadía, se sentirán más tranquilos”, añade.

Una conexión más directa con los huéspedes, además de alimentar su confianza con las marcas, facilita a los hoteleros una mayor oportunidad de crear experiencias más personalizadas y de recibir reservas sin pagar comisiones. De hecho, las reservas directas a través de SiteMinder aumentaron un 33% en el primer semestre del año pasado con respecto a 2019. Por tanto, todo apunta a que los proveedores de alojamiento deberían invertir aún más en sus estrategias de comercio digital para impulsar la disposición de los viajeros de programar sus vacaciones sin intermediarios y seguir ganando cuota de mercado.

Paralelamente, los operadores turísticos, las empresas de gestión de destinos (DMC, por sus siglas en inglés) y los sistemas de distribución global (GDS) siguen defendiendo su presencia entre las principales fuentes de ingresos en cuanto a ventas de habitaciones. Al igual que las reservas directas, la relevancia de esos canales mayoristas se ha visto reforzada por los titubeos generados por la pandemia a la hora de viajar. Los viajeros se han encomendado a su punto de venta de referencia para sentirse amparados en el caso de tener que modificar su estancia. Sin embargo, estos canales fueron importantes también antes del estallido de la pandemia, con GDS, DMC y operadores turísticos entre los 12 principales en 2018 y 2019.

Airbnb entra en la clasificación

Además, el ranking de SiteMinder destaca el papel creciente de Airbnb, que este año debuta en la clasificación española en el octavo puesto. Su entrada en el mercado hotelero hace solo cuatro años refleja la creciente necesidad de los viajeros de buscar una forma de hospitalidad más personal y una experiencia auténtica, sobre todo en los últimos dos años, en los que han tenido menos oportunidad de desplazarse. Padrosa detalla que la plataforma se ha vuelto más popular entre los viajeros que buscan estadías más prolongadas, con un enfoque en las workations, una tendencia global en crecimiento que combina trabajo y viajes.

Según un informe publicado por la misma plataforma en 2021, el 30% de los viajeros de todo el mundo tienen la intención de trabajar durante su próximo viaje de placer. “Esto se debe a la creciente tendencia de los trabajadores de operar a distancia, que se ha vuelto más pronunciada desde 2020, así como al fenómeno de la demanda acumulada, por el cual los viajeros buscan compensar quizás un año o más de no hacerlo. De esa manera, pasan semanas o incluso meses trabajando desde un destino de su elección, en lugar de hacerlo desde casa”, se lee.

La lista completa

  1. Booking. Otro año más, esta plataforma nacida en Holanda en 1996 se confirma a la cabeza de la lista. Ha pasado de ser una pequeña startup a una de las mayores compañías digitales de viajes de todo el mundo. Booking está disponible en 43 idiomas y ofrece más de 28 millones de opciones de alojamiento, entre hoteles, apartamentos e incluso barcos.
  2. Las webs de los propios hoteles.
  3. Expedia. La plataforma estadounidense, propietaria de Trivago, Hotels.com y HomeAway, cuenta con una oferta de casi 3 millones de propiedades en más de 70 países. La pandemia hundió su facturación, que en 2020 rozó los 5.200 millones de dólares (alrededor de 4.580 millones de euros), una caída del 57% con respecto al año anterior. Los ingresos se recuperaron con fuerza en 2021.
  4. Hotelbeds. La compañía tiene sus oficinas centrales en Palma de Mallorca y gestiona más de 180.000 hoteles en todo el mundo. Tiene más de 5.000 empleados.
  5. Jet2Holidays. Lanzado en 2007, es el segundo operador turístico principal del Reino Unido. Tras la decisión del Gobierno británico de eliminar la obligatoriedad de realizar PCR a la vuelta del viaje para los turistas con pauta completa, la compañía ha comunicado que las reservas a España se han disparado un 150% en tan solo 24 horas, regresando a los niveles registrados antes de la pandemia.
  6. World2meet. División de viajes del grupo Iberostar, gestiona más de 500.000 hoteles en 175 países. El grupo cerró 2021 con una facturación de 440 millones y prevé triplicar su cifra de negocios en los próximos doce meses.
  7. Sistemas de distribución global.
  8. Airbnb. La firma estadounidense ha subido de posición en 12 mercados y ha debutado en tres, entre ellos España. Como consecuencia del desplome del turismo por la crisis sanitaria, en 2020 perdió 3.770 millones de euros.
  9. Jumbo Tours. Forma parte del grupo italiano Alpitour, una de las corporaciones de turismo más grandes de Europa. Tiene una facturación anual de más de 2.000 millones de euros.
  10. Hotusa. Este consorcio hotelero español nació hace más de 40 años en Barcelona y cuenta con más de 4.300 hoteles asociados en todo el mundo y 5.000 empleados.
  11. OTS Globe. Es una empresa comercial hotelera con sede en Suiza que opera en 19 países. Su cartera contiene más de 10.000 hoteles y gestiona 27 millones de pernoctaciones al año.
  12. Traveltino. Este operador turístico forma parte del grupo español Logitravel y gestiona más de 300.000 hoteles, tanto de contratación directa como de más de 200 proveedores.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS