El Ejecutivo plantea fijar un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades solo para grandes empresas

El suelo fiscal se aplicaría sobre la base imponible y no sobre beneficio para compañías que facturen más de 20 millones y multinacionales

Un panel muestra la evolución del Ibex 35 este martes en el interior de la Bolsa de Madrid.
Un panel muestra la evolución del Ibex 35 este martes en el interior de la Bolsa de Madrid.Ana Bornay (EFE)

Tras días intensos de negociación, PSOE y Unidas Podemos han alcanzado un acuerdo para que los Presupuestos Generales del Estado de 2022 se aprueben esta semana, en un Consejo de Ministros extraordinario previsto para el jueves. Varios asuntos que enfrentaban a los dos partidos se han resuelto este mismo martes, entre ellos la fijación de un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades defendido por Unidas Podemos, que se plantea aplicar solo a las multinacionales y empresas que facturen por encima de un determinado umbral.

Distintas fuentes gubernamentales aseguran que el cambio fiscal en el impuesto se diseñará en línea con la propuesta incluida en el proyecto de Presupuestos de 2019, que se estrelló en la tramitación parlamentaria y nunca vio la luz. En él se contemplaba fijar un suelo fiscal del 15% sobre la base imponible positiva ―del 18% para bancos y compañías de hidrocarburos, cuyo tipo de sociedades es del 30%, frente al 25% que se aplica al resto de compañías―, la magnitud sobre la que se calcula el impuesto de sociedades que se obtiene tras aplicar varios ajustes al beneficio, como compensar las bases negativas o aplicar las exenciones por doble imposición de dividendos.

Según el último Informe Anual de Recaudación de la Agencia Tributaria, el tipo efectivo del impuesto abonado por las empresas es del 21,44% sobre la base imponible; un 19,07% en el caso de los grandes grupos. Así que, si el tipo mínimo se fijara sobre la base imponible, la recaudación que se conseguiría con la medida sería exigua. Si se toma en cuenta el beneficio, el porcentaje es del 8,2% en el primer caso y del 5,11%. Según el informe País por País publicado el lunes por Hacienda, que desglosa cuánto pagan al fisco en todo el mundo los grupos con ingresos superiores a 750 millones, una de cada tres multinacionales españolas abonó en impuesto de sociedades menos del 10% de su beneficio global en 2018.

El tipo mínimo del 15% que se incorporará a los Presupuestos se aplicaría solo a los grupos consolidados y, en el caso de las empresas que no forman parte de grupos, a aquellas que tengan facturación igual o superior a los 20 millones. El Plan Presupuestario para las cuentas de 2019 que el Gobierno envió entonces a Bruselas no desglosaba qué recaudación aportaría la fijación de un tipo mínimo de un 15%. Solo se ofrecía una estimación de los ingresos que conjuntamente brindarían esta medida y la limitación de la exención del 100% al 95% por doble imposición: 1.776 millones.

En las cuentas de este año, cuya tramitación se llevó a cabo en un 2020 marcado por la pandemia, no se introdujo un tipo mínimo de sociedades, pero sí se incluyó la limitación de las exenciones a los dividendos y plusvalías al 95%, aunque excluyendo por un periodo de tres años a empresas con facturación inferior a los 40 millones de euros. El Gobierno estimó para esta medida una recaudación de 473 millones este año y 1.047 millones el que viene.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Negociaciones internacionales

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, advirtió hace dos semanas que el acuerdo con el PSOE sobre los Presupuestos aún estaba “lejos” y que para la formación morada era “imprescindible” fijar un suelo en el impuesto de sociedades. Sus declaraciones chocaron de lleno con la postura hasta entonces mantenida por el bando socialista: esperar las conclusiones del comité de expertos para la reforma fiscal, previstas para febrero del próximo año. Finalmente, los dos socios se han puesto de acuerdo para dar luz verde a la medida.

Podemos también defendió que la OCDE y el G-20, que son los organismos que están negociando a nivel internacional cómo elevar la imposición fiscal a las multinacionales, ya han puesto de acuerdo a más de 130 países sobre la imposición de un tipo mínimo de sociedades de “al menos” el 15% sobre el beneficio de las multinacionales con facturación superior a los 750 millones de dólares. Aún quedan por decidir, sin embargo, los detalles de la base que se tendrá en cuenta para calcular el impuesto, y que determinarán el alcance de su recaudación.

Menos incentivos fiscales en los planes de pensiones

El Gobierno también planea volver a recortar los incentivos fiscales a los planes de pensiones individuales. En los Presupuestos de 2021 ya redujo el límite máximo de deducción por las aportaciones, de 8.000 a 2.000 euros —en los planes colectivos, al contrario, la subió de 8.000 a 10.000 euros—; para 2022 prevé reducirla aún más, hasta los 1.500 euros. Esta medida había sido recomendada por la Autoridad Fiscal en sus análisis del gasto público. El organismo sugirió revisar los incentivos debido a que no cumplen con su fin, el de fomentar el ahorro privado complementario al sistema público, y a que benefician principalmente a las rentas altas.

Sobre la firma

L. Delle Femmine

Es redactora en la sección de Economía de EL PAÍS y está especializada en Hacienda. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Trieste (Italia), Máster de Periodismo de EL PAÍS y Especialista en Información Económica por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS