LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La inversión del plan de recuperación en turismo creará más de 100.000 empleos en el sector

El Gobierno calcula que más del 10% de los puestos de trabajo generados con el plan serán en la industria de los viajes

Turistas toman el sol en la piscina de un hotel de Benidorm (Alicante), en octubre de 2020.
Turistas toman el sol en la piscina de un hotel de Benidorm (Alicante), en octubre de 2020.Mònica Torres

Las inversiones que plantea España con los fondos de recuperación de la UE para modernizar y mejorar la competitividad del sector turístico crearán algo más de 100.000 nuevos empleos en la industria. Así se recoge en el documento titulado Plan de modernización y competitividad del sector turístico, dentro de la información que se ha enviado a Bruselas con una serie de compromisos de proyectos y reformas con las autoridades comunitarias a cambio de recibir los 140.000 millones de euros del Fondo Europeo de Recuperación.

“Teniendo en cuenta que el impacto sobre el empleo total del plan será de 800.000 nuevos empleos en tres años, el reparto de los nuevos empleos creados podría ser equivalente al peso del sector turístico en la economía (12,7%), por lo que se espera la creación de más de 100.000 puestos de trabajo adicionales en el sector turístico”, explica el texto. De esta forma, con una inversión de 3.400 millones de euros, la industria será capaz de generar puestos de trabajo a un nivel más elevado que otras actividades, una de las razones por las que las patronales del sector reclamaban un mayor esfuerzo inversor para el turismo.

Más información

Estos son algunos de los datos principales de la estrategia del Gobierno con el turismo, tras hacer público este miércoles, por fin, los detalles del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que ha remitido a Bruselas. Coincidencia o no, lo hace un día después de las elecciones autonómicas madrileñas y muestra un extenso documento en el que se recogen medidas que contarán con el favor de la población y otras que generarán rechazo, como el plan para extender los peajes a todas las carreteras del país. El programa cuenta con una treintena de “componentes” en los que se dividen las áreas principales que recogen las grandes reformas e inversiones a las que se compromete España.

Otra muestra de la capacidad tractora del sector turístico es el impacto de esta inversión sobre el conjunto del PIB de España: los 3.400 millones presupuestados tendrán un impacto estimado sobre la economía de 6.732 millones. Es decir, producirá 3.332 millones de euros adicionales a lo invertido. Un cálculo que se realiza con base al estudio The economic impact of tourism in the European Union.

Fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo creen que esta estimación, de todas formas, se queda corta. Esto se explica porque solo tiene en cuenta la inversión directa en turismo, pero el sector se beneficiará de proyectos de otros ámbitos que mejorarán por ejemplo la infraestructura que utilizan los viajeros. De ahí que el impacto estimado de todo el plan sobre el turismo, según estas fuentes, ascienda a 44.000 millones de euros en el plazo de ejecución del plan. “Hay muchas inversiones y proyectos que mejorarán la competitividad turística de España”, aseguran.

La modernización del sector se basa en dos pilares fundamentales: la transformación del modelo turístico hacia la sostenibilidad (contará con una inversión de 1.923 millones) y las actuaciones especiales en el ámbito de la competitividad (920 millones). Así, en un primer caso, el documento asegura que en 2023 se habrán realizado planes de sostenibilidad en 165 destinos que beneficiarán al 75% de los trabajadores turísticos. Además, para dicha fecha habrá inscritos unos 30.000 alumnos en los cursos de “capacitación en competencias de innovación, calidad, accesibilidad, gobernanza y sostenibilidad en destino turístico”.

Por la parte de la competitividad, para 2023 el Gobierno espera haber desarrollado 45 productos turísticos, haber financiado proyectos sostenibles de mantenimiento y rehabilitación del patrimonio histórico con uso turístico y rehabilitar 50 bienes de patrimonio histórico. Asimismo, el componente que aborda la modernización del sector recoge la intención de mejorar la “competitividad comercial de zonas de especial afluencia turística a través del uso de las nuevas tecnologías y la integración del comercio en la oferta turística”.

Apoyo a las islas

El plan del Gobierno incluye una serie de inversiones enfocadas en la actividad turística de los territorios extrapeninsulares, muy dependientes del sector. “En 2023 se habrán financiado actuaciones con impacto sobre 400 agentes económicos y sociales en los territorios de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, mejorando su competitividad y capacidad de adaptación a los cambios en los mercados internacionales”, recoge el texto.

En el caso de Canarias y Baleares, el documento recoge actuaciones de modernización de infraestructuras turísticas obsoletas, mejora del atractivo de los espacios públicos y gestión medioambiental de playas y tratamiento de los residuos. Además, apuesta por el “desarrollo del producto turístico alternativo al sol y playa, como el turismo de compras” para Canarias, donde también quiere incentivar a empresas de transporte para facilitar la conectividad entre islas y de estas con la Península —algo que puede resultar contradictorio con la intención de subir impuestos al transporte aéreo que contempla el plan—. En el caso de Baleares, el producto alternativo al sol y playa que señala es el del turismo de naturaleza. Y añade la intención de desestacionalizar para recibir un buen número de viajeros durante más meses del año, así como incentivos a la apertura de las empresas fuera de la temporada alta.

Otro de los objetivos del plan es potenciar otros destinos turísticos de interior o rurales para ampliar la oferta del sector español. El sol y playa seguirá siendo tan importante como hasta ahora, explican fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, aunque se pretende diversificar la oferta y ampliar los meses de temporada alta. Para ello, se ha iniciado la “detección, diseño y promoción del turismo de proximidad en entornos rurales” mediante la “promoción, fomento y desarrollo del patrimonio cultural para su uso turístico, estudios para reconversión, diseño de sistemas, normativa y mecanismos de cooperación público-privada para la reconversión”, entre otros.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50