LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las pernoctaciones hoteleras caen más de un 64% en agosto respecto al mismo mes de 2019

El desplome acumulado en lo que va de año sube hasta el 70%. Cantabria y Asturias, las comunidades con mejores cifras de ocupación

Una turista utiliza su móvil en una terraza de un hotel de Palma, el 24 de agosto.
Una turista utiliza su móvil en una terraza de un hotel de Palma, el 24 de agosto.Atienza / EFE

Agosto es el mes más fuerte de la temporada turística. Cuando más turistas extranjeros llegan, cuando más gasto se registra y el que sirve de colchón para cuando la demanda es más tímida. Pero este 2020 el shock del coronavirus ha acabado con todas las normas. Este agosto, por ejemplo, solo hubo 16,8 millones de pernoctaciones hoteleras cuando un año antes se registraron 47 millones. Esto supone una caída del 64,3%, según lo publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La lectura positiva: se trata de una mejora respecto al dato de julio (entonces se desplomó un 73,4%). La negativa: el verano termina en mínimos y llega un invierno que será muy largo para el sector.

El número de viajeros que se hospedaron en establecimientos hoteleros también cayó con fuerza: un 54,8%. En este caso también hay una mejora respecto a julio, cuando el hundimiento fue del 64,3%. Gran parte de los viajeros, al igual que en las pernoctaciones, son residentes en España, que sostienen en mayor medida la actividad hotelera en agosto, como ya ocurrió en julio. De hecho, casi ocho de cada diez viajeros que se hospedaron en hoteles en el octavo mes del año residían en España, según las cifras del INE. En este caso lo hacen incluso con más fuerza tras las restricciones decretadas por otros países, como Gran Bretaña, a los viajeros que lleguen desde España.

Si se usa el acumulado de ambos meses, julio y agosto, los más fuertes del verano normalmente, las pernoctaciones han caído un 68,65%. En el caso de ver los datos acumulados de residentes en España, por un lado, y los de los extranjeros por otro, la diferencia es notoria: los primeros se anotan un descenso del 41,3%, mientras que los no residentes se hunden un 84,5%. Si se usa desde enero a agosto, el desplome conjunto es similar: un 69,8% menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente.

En agosto se aprecia cómo las pernoctaciones caen con mayor intensidad que el número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros. La razón: una caída de la estancia media, que pasa de los 3,61 días de agosto de 2019 a los 2,85 días de este año. Es decir, han viajado menos turistas que, a su vez, han tenido unas vacaciones en establecimientos hoteleros más cortas.

Menos hoteles abiertos y menos ocupación

En cuanto al número de establecimientos abiertos, en agosto hubo 13.008, según estima el INE. Esto es un 23,2% menos que en el mismo mes de 2019. En el número de plazas la caída es mayor, del 35,6%, se supone que porque buena parte de los establecimientos que tienen la persiana bajada son de los más grandes de la planta hotelera española. A esto hay que añadir la bajada de precios registrada, del 9,6% en agosto, algo por encima de la anotada en julio (-8,2%).

Pese a ello, la ocupación por plaza hotelera sigue por debajo del 50%. Mejora respecto a julio, pero el registro sigue siendo muy tímido: del 44,2% en la media nacional. Un año antes, el INE arrojaba una ocupación por plaza del 76,9% en el mismo mes. Por comunidades, Cantabria (70,6%) y Principado de Asturias (68,2%) fueron las regiones con una mejor ocupación. En algunas zonas turísticas de ambas regiones, como Colunga o Ribadesella en Asturias y Suances (Cantabria) y Broto (Huesca) fueron las que tuvieron mejores ocupaciones, por encima del 80%.

Si se mira por volumen de viajeros, “Andalucía, Cataluña e Illes Balears son los destinos principales del total de viajeros en España en agosto, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del -53%, -68,9% y -80,2%, respectivamente”, recoge el INE. Es decir, solo Andalucía está por debajo de la media entre estas tres grandes zonas turísticas.

El empleo, a medias

Este hundimiento de todas las cifras tiene su reflejo en el empleo. En agosto el INE estima que hubo 139.318 trabajadores en establecimientos hoteleros. Esto supone un 51,3% menos que los empleados de agosto de 2019, cuando hubo más de 286.000 ocupados en el sector.

A la vista de estos guarismos es por lo que la industria turística reclama con ahínco unas ayudas más generosas en los ERTE por el coronavirus para el sector. “Si se mantiene el nivel de exoneraciones como hasta ahora, muchas empresas pasarán de ERTE a ERE”, avisan diversas organizaciones del turismo. Esta por ver cómo se cierra la prórroga de los expedientes y si diferencia la protección por sectores o no.

Baja rentabilidad

Otro de los puntos débiles de este año turístico del coronavirus es la rentabilidad del sector hotelero. “La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada es de 96,8 euros en agosto, lo que supone un descenso del 11,5% respecto al mismo mes de 2019”, asegura el INE.

El ingreso medio diario por habitación disponible alcanza los 44 euros, lo que supone una bajada de casi el 50%. Este dato es muy importante, ya que queda condicionado por la ocupación registrada y se acerca más a la rentabilidad real por establecimiento.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50