LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Gobierno propone una prestación para los fijos discontinuos que salgan del ERTE

El Ejecutivo estudia que la suspensión temporal de empleo por el coronavirus gaste paro a partir del sexto mes

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, en rueda de prensa este lunes.
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, en rueda de prensa este lunes.OSCAR DEL POZO / Europa Press

El Gobierno estudia la fórmula para ampliar la protección de los trabajadores afectados por la crisis del coronavirus, y entre las medidas propuestas está una prestación extraordinaria por fin de campaña, como recoge el último borrador al que ha tenido acceso EL PAÍS. De esta forma se llegaría a los fijos discontinuos que salgan del ERTE y no tengan paro. Algo muy común este año, especialmente en zonas turísticas, ya que muchos no han podido reincorporarse a sus empresas, muy afectadas por la caída del turismo.

La cuantía sería equivalente a lo que hayan cobrado por ERTE, según fuentes del diálogo social. Y se estudia hasta cuándo se podría extender. “No hay fecha cerrada todavía”, explican fuentes de la Administración. Además, en la reunión de este jueves con los agentes sociales se trató la extensión de los expedientes de regulación temporal de empleo. Hay voluntad por todas las partes, aunque sigue sin concretarse. Se volverán a reunir el lunes y esperan que se cierre la próxima semana.

En el encuentro no se discutieron en profundidad los cambios que se introducirán, aunque las propuestas apuntan en varias direcciones. Por un lado, el Gobierno planea que la cobertura no baje del 70% al 50% de la base reguladora a partir del sexto mes y espera que se mantenga en el 70%. Sin embargo, no todo puede ser ampliar la protección porque cuenta con una manta corta: si se tapa la cabeza, se destapan los pies, o viceversa. Por eso, a partir del sexto mes de prestación, Trabajo estudia que los ERTE por coronavirus comiencen a consumir tiempo de otras prestaciones, por ejemplo el paro, algo que sucederá a partir de septiembre. Esta excepción se introdujo para los empleos suspendidos de forma temporal por la covid durante los primeros 180 días, ya que con el resto de ERTE no ocurre.

“Se está valorando que comience a contar, pero es algo que todavía está en el aire”, argumentan fuentes de la Administración. De ser así, a los empleados se les descontaría el tiempo gastado por encima de los seis meses de otras prestaciones como el paro en el caso de que después acaben en el desempleo.

Además, en el encuentro se puso sobre la mesa que los ERTE no se prolonguen por sectores. “Trabajo ha propuesto un modelo de protección diferencial enfocado en las empresas que lo necesiten y no por sectores”, explican fuentes cercanas al diálogo social. Y se estudia que entre las compañías haya diferentes niveles de exoneración de cuotas en función de las actividades económicas que más estén sufriendo.

Los sindicatos reclaman más concreción en las medidas para poder avanzar en la extensión de los ERTE cuanto antes. “Todavía hay muchas cosas que negociar, aunque confiamos en llegar a un acuerdo la semana que viene”, afirman portavoces de CC OO. En UGT analizarán la propuesta, pero insisten en sus prioridades, como que el nivel de las prestaciones se mantenga tras el sexto mes.

Las patronales, por su parte, realizaron una lectura más crítica. “No se garantiza por el momento la extensión de los ERTE hasta al menos abril”, coinciden fuentes de CEOE y Cepyme en una respuesta conjunta, algo que consideran imprescindible. Y añaden: “No nos parece bien que empiece a contar tiempo de futuras prestaciones a los afectados”.

Teletrabajo en las Administraciones públicas

Este jueves hubo otra reunión para abordar el teletrabajo, aunque en este caso para los trabajadores de la Administración pública. Los funcionarios no están dentro del texto que se espera aprobar próximamente que regulará el trabajo a distancia. Por ello, sindicatos y Gobierno trabajan en un documento paralelo solo para el funcionariado.

“Previsiblemente se cerrará el lunes. La idea es dar cobertura para que todas las Administraciones lo puedan regular”, explican fuentes de CSIF. En el borrador de trabajo se recoge, por ejemplo, el carácter voluntario y reversible del teletrabajo. Además, será la Administración la que sufrague los gastos de la adaptación del puesto de trabajo.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50