Agricultura

El olivar de montaña lanza un SOS para evitar su desaparición

Un millar de vehículos marchan en caravana en la Sierra de Segura de Jaén en protesta por los bajos precios del aceite

Representantes de las organizaciones convocantes de la caravana por un precio justo para el aceite de oliva, este viernes en la Sierra de Segura (Jaén).
Representantes de las organizaciones convocantes de la caravana por un precio justo para el aceite de oliva, este viernes en la Sierra de Segura (Jaén). / Europa Press

En términos sanitarios, podría decirse que si el olivar tradicional se encuentra en estado grave desde hace años, el olivar de montaña estaría ya en la UCI, al borde de la desaparición. Y también una alerta sanitaria ha tenido la culpa de que la protesta protagonizada este viernes en la comarca de la Sierra de Segura (Jaén) acabase antes de tiempo. Según las organizaciones agrarias convocantes, UPA, COAG y Asaja, y Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía, en torno a un millar de vehículos, en su mayoría tractores y otros de uso agrario, han marchado en caravana desde 13 municipios de la comarca jiennense para reclamar un trato diferencial hacia el olivar en pendiente, el que soporta con mayor virulencia la caída de precios en origen del aceite de oliva al ser el menos competitivo por sus mayores costes de recolección. La protesta partió de distintos puntos de la comarca para concentrarse en la localidad de Puente de Génave, donde se leyó un manifiesto.

“El olivar de los troncos gordos que trepa por los cerros, este olivar que ha sido la base de la economía, del paisaje y la cultura de nuestros pueblos, se ahoga, se asfixia. Un olivar que no puede competir ni siquiera con los olivares tradicionales de la campiña, por costes y menor producción, pero que busca la superviviencia de la que dependen también los pueblos de la zona”, ha señalado Manuel Pajarón, un agricultor ecológico, en la lectura del manifiesto con la que ha culminado esta nueva movilización del sector aceitero. Los productores del olivar de montaña vinculan su supervivencia a un plan específico de apoyo, también en la próxima Política Agraria Común (PAC), que llegará con un recorte de al menos un 10% en las ayudas directas a los agricultores españoles.

Para intentar corregir esta crisis de precios, el Ministerio de Agricultura ha anunciado la reforma de la ley de la cadena alimentaria. Y, dentro de ella, del referencial de costes de producción elaborado para el aceite de oliva, que oscila en una horquilla que va desde los 1,50 a los 3,56 euros de coste por kilo, según las tipologías de cada parcela. A partir de esa cifra no se puede vender aceite de oliva. Sin embargo, COAG ha denunciado que las principales industrias compradoras están coaccionando a las cooperativas de aceite de oliva para que vendan por debajo del umbral de rentabilidad.

La movilización en la Sierra de Segura forma parte del calendario de protestas diseñado en todo el país para exigir unos precios justos para el aceite, En julio tuvo lugar una concentración ante el puerto de Algeciras contra la “competencia desleal” que producen las importaciones sin control de aceite de oliva de terceros países.

Para el 21 de agosto, UPA ha convocado una concentración en Sevilla en demanda de mejores precios para la aceituna de mesa, tras cuatro campañas con precios por debajo de los costes de producción. El sindicato achaca la caída a la “gran opacidad en la formación de los precios en la cadena y los movimientos especulativos que llevan a cabo con gran impunidad la industria, la distribución y la comercialización”. Según la central, todos los inconvenientes que arrastra el sector, sumados a los bajos precios, “vienen perpetuando una situación ruinosa para los productores porque, principalmente, no logran cubrir los costes de producción”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50