Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Sin el olivar, Jaén desaparece”

Miles de personas protestan en los 97 municipios de Jaén en apoyo del olivar tradicional, el más amenazado por los recortes de la PAC

Agricultores Jaen
Concentración del lunes en apoyo del olivar en la plaza Santa María, en Jaén.

Los 97 municipios de la provincia de Jaén se paralizaron el lunes de 10.00 a 12.00 en defensa de un precio justo en origen para el aceite de oliva. La protesta trata de visibilizar los problemas del olivar tradicional, el más castigado por la crisis y por la amenaza de recortes de ayudas comunitarias de la PAC. Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, Cooperativas-Agro-alimentarias e Infaoliva han convocado esta protesta simultánea en todos los pueblos de una provincia que es el principal foco oleícola mundial, con el 40% de la producción nacional de aceite de oliva. Continúa así el calendario de movilizaciones agrarias en todo el país, que seguirá el martes con cortes de las principales autovías en Sevilla. 

Fuera de las concentraciones autorizadas, decenas de olivareros han protagonizado cortes de las autovías A-32 y A-316 y de otras carreteras comarcales, con barricadas y quema de neumáticos, en municipios como Porcuna, Villanueva del Arzobispo, Arroyo del Ojanco, Villargordo, Arquillos o Santo Tomé, algunos de ellos de manera sucesiva durante toda la mañana. La Guardia Civil intervino para restablecer la circulación en estas vías. En los últimos días, la Jefatura Provincial de Tráfico en Jaén notificó sanciones impuestas desde la Guardia Civil a olivareros que el pasado 30 de enero participaron con sus vehículos en los cortes de las principales carreteras de la provincia de Jaén. -Se trata de medio centenar de sanciones, en su mayoría de 200 euros, por circular por la autovía con vehículos con los que está expresamente prohibido.

En la concentración celebrada en la capital, con respaldo de todos los partidos políticos, instituciones y agentes sociales y más tibio de la ciudadanía, los líderes de las organizaciones agrarias han alertado de que la crisis de precios en origen se ceba especialmente con el olivar tradicional, el predominante en la provincia. “Si el olivar tradicional se muere, Jaén desaparece”, se decía en el manifiesto consensuado por todo el sector y que ha leído el humorista Santi Rodríguez. Señalan los olivareros de Jaén que todas las administraciones implicadas, desde Bruselas hasta Sevilla pasando por Madrid, “están obligadas a buscar soluciones que permitan recuperar unos precios y a garantizar el equilibrio en la cadena de valor". 

En la concentración de Jaén se han exhibido pancartas pidiendo a los olivareros no vender por debajo de los 2,70 euros por litro de aceite, donde está fijado el umbral de rentabilidad, frente a los 1,5 euros, los costes medios en los olivares de producción intensiva. 

Además, el presidente de la Diputación de Jaén, el socialista Francisco Reyes, reclamó al Gobierno que redoble la presión negociadora con Bruselas de cara a la próxima reforma de la Política Agraria Común (PAC), para la que el Consejo propuso un recorte de fondos agrarios del 14%. Reyes ha recordado que Jaén (principal provincia receptora de ayudas directas de la PAC en todo el país) ya perdió en el anterior marco comunitario 270 millones de euros.

Las organizaciones agrarias han dejado claro que van a seguir las movilizaciones para mantener la presión. De momento, se ultima una marcha a pie hasta Madrid, donde mantendrían después una acampada. Se trataría de una protesta que tendría su origen en Jaén, pero a la que se ha invitado a participar a agricultores del resto del país para confluir en una gran movilización y acampada en Madrid. Una marcha verde similar a la del campo andaluz en 1997.

Y otra acción que el sector olivarero ha activado es oponerse a la salida de camiones cisterna desde las cooperativas y almazaras (más de 400 solo en la provincia de Jaén) con la finalidad de reducir las existencias y la oferta en el mercado y, de este modo, propiciar una subida de precios. Esta medida se anuncia cuando está recién finalizada la campaña de recolección de este año, donde la producción nacional rondará los 1,1 millones de toneladas, menos de lo previsto inicialmente.

El sector del Aceite de Oliva de Coag ha anunciado que perseguirá las importaciones de aceite, “poniendo de esta manera nombre y apellido a las empresas que las realizan y que contribuyen a machacar al tejido productivo”. “No tenemos más capacidad de espera”, indicó el secretario provincial de Coag, Juan Luis Ávila, para quién, según las estimaciones, se pierden en torno a los tres millones de euros diarios como consecuencia de este tipo de estas prácticas. 

La organización también va a pedir una revisión del acuerdo de libre entrada de aceite desde Marruecos, “que se ha convertido en un coladero de aceite de todo el Magreb y un aceite al que no se le exige las mismas condiciones de calidad o medio ambientales”, señaló Ávila. Coag pide revisar los contingentes aprobados con el resto de países del Magreb; a las autoridades portuarias, que lleven controles e informes detallados de lo que está entrando, cómo y quién lo trae.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete