la crisis del coronavirus

Garamendi advierte de las consecuencias de hacer “poco atractivo” el teletrabajo con la nueva ley

El presidente de la CEOE critica que el Gobierno quiera legislar “rápidamente” sobre el tema y avisa de que las empresas podrían empezar a contratar fuera de España

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.EFE

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha advertido este viernes de que la nueva ley de trabajo a distancia, adelantada este jueves por EL PAÍS, puede hacerlo “poco atractivo” para las empresas, de tal forma que acaben contratando empleados del extranjero. Garamendi ha criticado que el Gobierno quiera legislar “rápidamente” sobre el teletrabajo y ha pedido “mesura”. El líder empresarial considera que, si a una compañía le ponen condiciones imposibles de cumplir, se abre la puerta a que opte por contratar fuera de España, como en Portugal o Brasil.

Garamendi ha explicado, en una entrevista en Onda Cero, que “mucha gente está teletrabajando como consecuencia de una situación anómala”, la de la crisis sanitaria de la covid-19. “Nos ha venido muy bien” para superar la coyuntura, ha dicho, pero “no es una situación ideal”. Y ha añadido: “Lo que yo no entiendo es cómo la gente se pone a legislar rápidamente contra planteamientos donde hay que reposar mucho más las cosas y pensar”.

Pese a defender el teletrabajo como una herramienta para conciliar y dar flexibilidad, Garamendi ha apuntado que, si las empresas se encuentran con condiciones “imposibles” para gestionar a la plantilla en la nueva regulación del trabajo a distancia, como empresario “mañana puedo contratar en Portugal”. “El teletrabajo tiene muchísimas ventajas bien gestionado, pero cuidado con aplicar criterios que lo hagan poco atractivo o se planteen con rigidez”, ha considerado.

El texto del anteproyecto de la ley de trabajo a distancia, cuyo contenido ya se encuentra en audiencia pública en la página del ministerio de Trabajo y Economía Social, determina que los costes deberán asumirlos “en su totalidad” las empresas y que los trabajadores tendrán derecho a la flexibilidad de su horario salvo para los tiempos de trabajo que la compañía establezca como de obligatoria disponibilidad. También estipula que esta forma de trabajo no podrá conllevar gastos, directos o indirectos, para el empleado “relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral”.

Con respecto al acuerdo para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre, Garamendi ha asegurado que los meses que vienen serán muy importantes, particularmente lo que tenga lugar en julio, y ha indicado que en septiembre tendrán que volver a sentarse en la mesa de negociación para determinar lo que suceda en adelante.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50