Hay que contribuir a la transición

Las empresas que prestan atención a sus grupos de interés están mejor preparadas para capear la crisis actual

Maxime Carmignac
Un trabajador se ajusta la mascarilla en la Bolsa de Nueva York.
Un trabajador se ajusta la mascarilla en la Bolsa de Nueva York.LUCAS JACKSON / Reuters

Hoy día, nadie puede calcu­lar las consecuencias de la pandemia que está asolando el mundo. No obstante, algunos intrépidos están tratando de hacerlo, y sus vaticinios pueden resumirse en la siguiente premisa: todo cambiará y nada volverá a ser como antes. Por tanto, parece que esta pandemia está llevando a las personas a razonar de forma binaria y que hubiésemo...

Más información