Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal pide un Gobierno moderado que garantice la estabilidad

La CEOE y Cepyme reclaman que los intereses particulares no se antepongan a los del Estado

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. En vídeo, declaraciones de Garamendi este miércoles.

Las patronales CEOE y Cepyme han reclamado el miércoles un Gobierno que garantice la estabilidad política y la moderación, "tan necesarias para la confianza-país, y que permitan consolidar la recuperación económica y la creación de oportunidades", según las dos organizaciones.

Sin mencionar en ningún momento la alianza del PSOE para formar Gobierno con Podemos ni hacer ninguna petición al PP, las organizaciones empresariales "trasladan a los partidos políticos y a la sociedad en general la necesidad de que las negociaciones para la formación de un nuevo Gobierno se aborden con sentido de Estado y anteponiendo el respeto y el cumplimiento del marco constitucional a los intereses particulares".

Los empresarios, que comunicaban su postura mientras el presidente Sánchez se comprometía a atender las peticiones de las empresas familiares en la clausura del VI Congreso de la Empresa Familiar Europea en un hotel de Madrid, lanzaban un llamamiento a la responsabilidad de todos los partidos políticos para "afrontar las principales preocupaciones de los españoles y para abordar los retos y desafíos que tenemos por delante, en un escenario de desaceleración económica".

"En ese empeño, se hace imprescindible, dentro de la diversidad de fuerzas, contar con un Gobierno estable y moderado, que propicie pactos de Estado sobre reformas inaplazables para garantizar en el futuro un crecimiento económico sostenible generador de más y mejores empleos", añaden.

Según las patronales, España suma ya más de 40 años de progreso ininterrumpido, de crecimiento y avance en el respeto de los derechos y libertades fundamentales de sus ciudadanos, así como de paz social. "Es un capital logrado con el esfuerzo y la unión de las empresas, los trabajadores y las instituciones españolas, sin distinción, que debemos preservar entre todos", añaden. 

Según los empresarios, la principal vulnerabilidad de la economía española es el elevado endeudamiento público que, unido a los compromisos de déficit derivados de la gobernanza europea, hacen que el rigor presupuestario sea un principio inaplazable de las políticas públicas. A su vez, subrayan que "la política fiscal debe ayudar a la competitividad de las empresas, a su internacionalización e innovación y, sobre todo, favorecer la creación de empleo que es la gran prioridad de España y la condición necesaria para el sostenimiento de nuestro Estado del Bienestar".

Para las empresas las prioridades son la formación, la innovación y digitalización, la industrialización, la internacionalización, unidad de mercado, sostenibilidad y una fiscalidad competitiva son algunas de las prioridades que han señalado los empresarios para lograr la reactivación económica y del empleo que esperan todos los españoles.

Asimismo, reivindican la importancia del diálogo social como canalizador de los intereses de las empresas y de los trabajadores y como garantía del bienestar social e insiste en la necesidad de contar con su participación en el proceso legislativo y de reformas que a partir de la formación de gobierno se pongan en marcha, para favorecer la equidad y los consensos sociales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >