Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete de cada diez españoles cree que hay más desigualdad que hace 20 años

Dos tercios de los entrevistados por Funcas duda de que en España haya igualdad de oportunidades

oficina de empleo, en el barrio de Amate, en Sevilla.
oficina de empleo, en el barrio de Amate, en Sevilla.

Poca igualdad de oportunidades, una brecha de ingresos mayor que hace 20 años y una gran distancia entre clases sociales. Esta es la instantánea que arroja la última encuesta de Funcas sobre la percepción de las desigualdades en España. Según los resultados del organismo, el 84% de los españoles cree que las diferencias de ingresos son demasiado grandes, un 66% considera que no hay "igualdad de oportunidades para progresar en la vida" y un porcentaje aún mayor, el 88%, siente que hay una distancia grande o muy grande entre clases altas y bajas. Aun así, solo poco más de la mitad de los entrevistados estaría dispuesta a pagar más impuestos para matizar estas desigualdades que percibe.

La encuesta de la Fundación de las Cajas de Ahorros, que se realizó el pasado mes de septiembre a partir de una muestra de 1.090 entrevistados representantes de la población entre 18 y 75 años, destaca también que la desigualdad económica no es la primera inquietud de los españoles. Aunque la brecha entre ingresos preocupe, la mayoría de los encuestados (56%) ha señalado que tendría que ser la creación de empleo el asunto al que España debería dedicar "más atención y recursos" en el futuro, seguido por la mejora de la educación (34%).

La reducción de la desigualdad se sitúa en tercer lugar, y es la principal preocupación para el 24% de los entrevistados, seguida por las pensiones y el crecimiento económico. El 70% de los participantes en la encuesta considera que las diferencias de ingresos son hoy mayores que hace 20 años, mientras que un 10% cree que la brecha se ha reducido en comparación con hace dos décadas y un 20% señala que se ha mantenido en los mismos niveles.  

En lo que sí coinciden los entrevistados por Funcas es en el deseo que España se parezca más a los países del norte y centro de Europa en términos de igualdad. Pero sin soportar un mayor esfuerzo fiscal. Aunque más de siete de cada diez entrevistados consideren que el Estado debería de aumentar el gasto para reducir la brecha entre los niveles de ingresos, un porcentaje prácticamente idéntico cree que no es necesario subir impuestos para financiar este aumento y hasta un 54% afirma que no estaría dispuesto a pagar más impuestos.

La presión fiscal en España (33,7% en 2017) —calculada en ingresos tributarios sobre el PIB— está algo por debajo de la media de la OCDE, la organización que agrupa las principales economías del mundo, pero está muy lejos de los niveles de los países que los entrevistados por Funcas consideran el modelo a seguir. En Finlandia, por ejemplo, este porcentaje llega al 43,3; en Suecia es del 44%; y en Dinamarca y Alemania alcanzan el 46% y el 37,5%, respectivamente. 

Según la Fundación, existen diferentes razones que explican por qué los españoles no estarían dispuestos a soportar un mayor esfuerzo fiscal. Por lo menos dos, que señala en la encuesta en sus resultados: el 75% de los entrevistados considera que los españoles serían más propensos a pagar más impuestos si los políticos fueran más honestos, y más de ocho cada diez dudan de que las administraciones públicas gasten bien el dinero que recaudan. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >