Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batacazo en las Bolsas mundiales por el miedo a una recesión global: el Ibex sufre la mayor caída en dos años

El principal selectivo español retrocede un 2,8% por las señales de incertidumbre y pierde la cota de los 9.000 puntos

Batacazo en las Bolsas mundiales. Los principales selectivos del globo se tiñeron este miércoles de rojo ante las señales de desaceleración económica y la incertidumbre global. El Ibex 35 no logró salvarse de la tormenta: registró un descenso del 2,77%, la mayor caída en dos años, y perdió la cota de los 9.000 puntos. Los analistas achacan esta jornada negra a los malos resultados del índice manufacturero en Europa y en EE UU, que anticipan un deterioro de la economía, y a la creciente amenaza de un Brexit sin acuerdo.

ibex 35
Corredores de Bolsa trabajan en Nueva York. EFE

Las Bolsas de todo el mundo vivieron este miércoles una jornada negra. El Ibex 35, principal selectivo de la Bolsa española, retrocedió un 2,77% y cerró la jornada en los 8.912,20 puntos, perdiendo así la cota de los 9.000 puntos que había recuperado a principios de septiembre. Para encontrar una caída mayor hay que remontarse a 2017, cuando el parqué español perdió un 2,8%. Pese al mal resultado de la Bolsa española, el Ibex 35 no fue el selectivo europeo que sufrió el peor traspié. También las demás plazas del Viejo Continente cayeron con fuerza, sobre todo Londres y París, con desplomes superiores al 3%.

Según los analistas, uno de los detonantes de esta jornada negra se encuentra en los malos datos de la evolución del índice manufacturero, que quedaron muy por debajo de lo esperado tanto en Europa como en Estados Unidos, confirmando las señales de desaceleración económica y el riesgo de una recesión global.

Batacazo en las Bolsas mundiales por el miedo a una recesión global: el Ibex sufre la mayor caída en dos años

De acuerdo con Selfbank, otra de las razones de la sacudida vivida este miércoles hay que buscarla en el Reino Unido. El primer ministro británico, Boris Johnson, propuso este miércoles mantener a Irlanda del Norte en el mercado común hasta 2025. “Todo indica que la UE no aceptará esa petición, pero Johnson sigue encaminado a que el Reino Unido se marche antes del 31 de octubre de la UE y ha rechazado un nuevo referéndum, incrementando el riesgo de un Brexit sin acuerdo”, señala Andrés Aragoneses, analista de la entidad.

El FTSE 100 de Londres, ante un riesgo cada vez más real de Brexit duro, fue el selectivo que registró el peor resultado entre los principales índices europeos, al hundirse un 3,23%. Los demás parqués del Viejo Continente no vivieron una jornada mejor: el Eurostoxx cerró la sesión con una caída del 2,98%, el CAC 40 de París se apuntó un retroceso de un 3,12%, el Dax 30 alemán cayó un 2,76% y el FTSE MIB italiano un 2,87%. Del otro lado del Atlántico, tanto el S&P 500 como el Dow Jones y el Nasdaq registraban a una hora del cierre caídas superiores al 1,5%.

Las turbulencias llegaron hasta los mercados asiáticos, que al igual que Europa y Estados Unidos vivieron este miércoles un día teñido de rojo, aunque las caídas que registraron los principales índices del continente fueron inferiores a las registradas en los mercados europeos. El Nikkei, el índice bursátil más importante de Tokio, perdió un 0,48%, mientras que el Hang Seng de Hong Kong retrocedió un 0,19% y el CSI 300 chino se replegó un 0,99%.

Las noticias que llegaron este miércoles sobre la evolución de la economía alemana también añadieron presión a los mercados. Los principales institutos económicos del país mostraron su pesimismo ante el futuro desempeño de la locomotora de Europa, sobre la cual ya planea el fantasma de la recesión tras una década de fuerte crecimiento: en su informe de otoño, los analistas germanos rebajaron las previsiones de crecimiento para este año de un 0,8% a un aún más débil 0,5%.

Guerra arancelaria

Por otro lado, la Organización Mundial del Comercio dio este miércoles luz verde a la imposición de aranceles por parte de EE UU, ya inmersos en una guerra comercial con China, a productos importados desde la UE por valor de 7.500 millones de dólares al año (6.800 millones de euros). La decisión del organismo internacional abre un nuevo capítulo en una batalla que empezó hace 15 años, y tiene el objetivo de compensar el daño económico que Washington denuncia haber sufrido por los subsidios que la UE y cuatro de sus Estados miembros (Alemania, Francia, España y el Reino Unido) concedieron al fabricante Airbus para el desarrollo de dos de sus modelos.

Desde España tampoco llegaron buenas noticias sobre la marcha de la economía. Los datos sobre el mercado laboral publicados este miércoles confirman que la economía se está desacelerando: el pasado septiembre, el aumento en el número de afiliados a la Seguridad Social fue el menor registrado en el mismo mes desde 2013.

En el Ibex 35, solo Acciona y MásMóvil consiguieron cerrar en verde. Los demás valores registraron pérdidas. Arcelormittal fue el que más retrocedió (-5,87%), seguido de Amadeus, Santander y ACS (más del 4% cada una). 

El euro sube y el petróleo se abarata

La sacudida bursátil de este miércoles amenaza con tener una carga de profundidad por los temores a que una recesión global se materialicen. En el conocido catálogo de riesgos que los analistas citan de carrerilla sobresale el Brexit. Por eso, la libra acusa el momento confuso que vive Londres y muestra volatilidades más propias de economías emergentes. El euro, por su parte, ha ganado terreno contra el dólar y se cambia a 1,095, frente a 1,093 el día anterior. Los mercados de deuda también viven con tensión estás jornadas volátiles. El bono español a 10 años, de referencia para los inversores, se paga al 0,163%, algo por encima del martes, y el alemán a ese mismo plazo cotiza al -0,550%, también un aumento respecto al pasado martes. El petróleo sigue abaratándose. El brent cayó un 3,53% este miércoles hasta los 57,40 dólares por barril.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información