Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRANSPORTE FERROVIARIO

Adif implanta el ancho europeo en el tramo Castellón-Vandellós del Corredor Mediterráneo

La obra permitirá conectar los puertos valencianos con el resto del mercado europeo

 El comisionado para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, durante la presentación este miércoles de las últimas actuaciones en el mencionado corredor.
El comisionado para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, durante la presentación este miércoles de las últimas actuaciones en el mencionado corredor. EFE/Kai Försterling

La sociedad pública Adif ha aprobado el cambio de ancho de vía de ibérico a internacional en un tramo de 157 kilómetros, entre Castellón y Vandellós, del Corredor Mediterráneo por valor de 81,8 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses. El comisionado del Ministerio de Fomento para esta infraestructura, Josep Vicent Boira, ha descrito la licitación de hito histórico y ha adelantado que el cambio de ancho se implantará en una plataforma en uso.

Boira ha destacado que el cambio de ancho permitirá la circulación de trenes de 750 metros de longitud, según los parámetros de interoperabilidad europeos. Las vías serán de uso mixto, es decir, circularán trenes de pasajeros y mercancías "siguiendo el modelo alemán", algo que "permitirá conectar los puertos valencianos con el resto del mercado europeo".

El primer tramo a licitación es el Castellón-Vinarós, que sale con un presupuesto de 48 millones y afecta a 77 kilómetros de longitud. Comprende la adaptación de vías de apartado para trenes de 750 metros en las estaciones de Les Palmes, Torreblanca, Santa Magdalena de Pulpis, Benicarló-Peñíscola y Vinarós. El contrato de obras para el tramo Vinarós-Vandellós (67 km) se ha licitado por importe de 33,7 millones y se realizarán también obras en otros 13 km, correspondiente al ramal L'Aldea-Tortosa.

Según el comisionado, "el Corredor Mediterráneo toca la puerta de Valencia con esta decisión", que ha calificado de "valiente" y "con perspectiva de futuro". Ambos tramos eran de los más retrasados en el conjunto de la infraestructura, que el MInisterio de Fomento se comprometió a dotar de ancho europeo en 2021.

La vía de uso mixto (pasajeros y mercancías) es rentable socialmente porque es más aprovechable en relación a la alta velocidad y la línea será capaz de absorber las demandas crecientes de tráfico sin llegar a la saturación, ha señalado Boira, que se ha mostrado partidario de un régimen transitorio de ayudas a las empresas logísticas para adaptar su material rodante al ancho internacional.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >