Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Corredor Mediterráneo trabajará en proyectos atascados si no hay nuevos presupuestos del Estado

El comisionado del Gobierno para la construcción del eje de transporte, Josep Vicent Boira, destaca "el altísimo consenso" que existe en España en torno a la infraestructura

El comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo
El comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo

El comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, ha asegurado hoy en València que hacen falta unos nuevos Presupuestos del Estado -en el aire por la falta de suficientes apoyos parlamentarios-, pero, aunque se prorrogaran, la oficina del Corredor tendría "mucho trabajo" con los proyectos atascados.

Boira, que ha ofrecido una conferencia sobre el Corredor en el desayuno de "Fórum Europa. Tribuna Mediterránea", ha reconocido en el turno de preguntas que los Presupuestos tienen que tener un proyecto previo que vaya a desarrollar, y si no hay proyecto, "difícilmente" se puede hacer nada.

Los Presupuestos, ha dicho, deben mostrar el compromiso del Gobierno con el eje ferroviario pero si no se aprueban unas nuevas cuentas para 2019, la oficina del corredor continuaría trabajando en muchos elementos, como algunos proyectos que están atascados, que no ha especificado.

Boira ha destacado "el altísimo consenso" que existe en España sobre el Corredor Mediterráneo tanto entre las distintas fuerzas políticas como entre territorios, y ha avanzado que el 10 de diciembre participará en Cataluña en la Mesa estratégica del Corredor.

Según ha manifestado, tanto el PSOE como Compromís, los partidos que más conoce por ser valenciano, tienen un "compromiso absoluto" con la infraestructura de transporte.

Boira ha admitido que puede haber "algunas resistencias de elementos funcionariales" pero en los cargos directivos la concepción radial de las infraestructuras en España está cambiando.

En el retraso de las obras del corredor ha subyacido esta mentalidad radial que, en su momento, pudo funcionar, pero a partir de la globalización económica y de la entrada de España en la Unión Europea, debería haber cambiado radicalmente, ha agregado.

Más Cercanías

Boira ha defendido explorar otros modelos ferroviarios desconocidos en España hasta ahora para generar nuevos servicios de esta infraestructura como cercanías interurbanas o autopistas ferroviarias para las mercancías.

La entrada en funcionamiento de la doble plataforma y el túnel pasante en Valencia permitiría liberar las vías que funcionan hoy de manera que las Cercanías serían "más ágiles" y algunas de ellas llegarían al corazón de la ciudad, concretamente las que vienen de Castellón eliminando la entrada por el sur, por la Fuente de San Luis.

Ninguna línea en España presenta unas características que permitan la alta velocidad, como ocurre en Alemania con trenes que difícilmente superan los 300 km/h pero que ofrecen a cambio un mayor uso y rentabilidad de la red y una mayor integración de tráficos.

"¿No podría el Corredor Mediterráneo representar estos servicios de cercanías exprés o interurbanas? Para mí, esto también es corredor", ha afirmado Boira en referencia a trayectos entre Castellón y Cartagena o Almería.

El corredor es "más que un AVE de puerta a puerta" y "se equivocan" quienes piensan eso porque su coste será bastante inferior a una línea de alta velocidad si se sabe dar a la infraestructura "una triple utilidad", con lo que se presentaría a la sociedad una mayor sostenibilidad y una mayor eficiencia de la inversión, ha comentado.

También ha subrayado el papel del corredor para España en el ámbito de la globalización ya que conectaría con seis aeropuertos, seis puertos, siete estaciones intermodales y cuatro nodos urbanos, y además discurriría por ciudades como Alicante y Castellón que, a pesar de no pertenecer oficialmente a la red transeuropea de transportes, se beneficiarían de su desarrollo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información