Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 80% de la inversión en el corredor mediterráneo ha ido a conexiones con Madrid, según el Consell

El presidente valenciano reclama a Rajoy "más velocidad e intensidad" en la obra pendiente

El AVE de Valencia.
El AVE de Valencia.

El Ministerio de Fomento ha cifrado en 13.500 millones de euros la inversión en la construcción del Corredor Mediterráneo ferroviario pero el Gobierno valenciano insiste en que un 80% del dinero ha ido a parar a tramos que coinciden con ejes radiales, fundamentalmente de conexión con Madrid. La consejera de Infraestructuras valenciana, María José Salvador, ha denunciado el bajo nivel de ejecución de las licitaciones.

Salvador ha comparecido acompañada del secretario autonómico de Vertebración del Territorio, Josep Vicent Boira, y del propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que ha querido estar presente en la presentación del informe La realitat del Corredor Mediterrani, un documento que servirá de punto de partida para la reunión del próximo 27 de abril entre el Gobierno valenciano y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, donde se abordarán las infraestructuras pendientes en la Comunidad Valenciana.

Boira sostiene que los 13.500 millones de euros invertidos por Fomento en el citado corredor "son vías de alta velocidad relacionadas con las conexiones con Madrid o corredores que terminan enlazando con enlaces a la capital de España". Pero el corredor que discurre paralelo al litoral mediterráneo, el que vertebra todo el eje, no está avanzado. A esos tramos se han destinado, según cálculos de la Generalitat Valenciana, unos 2.600 millones de euros, un 19% del total. 

La Administración autonómica ha incluido dentro del concepto radial tramos como el de Barcelona-Frontera Francesa, o el tramo Tarragona Barcelona porque forman parte de la conexión de AVE entre Catalunya y Madrid. Del mismo modo considera los tramos entre La Encina y Alicante o Monforte del Cid y Murcia, que enlazan con el AVE a la capital, o el tramo entre Antequera y Granada, que conectará con la primera línea de alta velocidad española, que une Madrid y Andalucía.

Los tramos únicos del Corredor Mediterráneo por el litoral que la Generalitat valenciana considera vertebradores son los del tercer hilo entre Barcelona y Tarragona, el Vandellís-Tarragona, el Vandellós-Castellón, Valencia-La Encina, Murcia-Almería o Almería-Granada.

La consejera Salvador, el presidente Puig y el secretario autonómico Boira. ampliar foto
La consejera Salvador, el presidente Puig y el secretario autonómico Boira.

"En España no hay racionalidad en inversión", ha dicho el presidente valenciano Ximo Puig. "No se ha priorizado en absoluto el Corredor Mediterráneo. Fomento no ha cumplido ni con lo presupuestado", ha subrayado el jefe de Gobierno autonómico.

La consejera de Infraestructuras ha cifrado en 615 millones de euros la inversión necesaria en los tres tramos pendientes del Corredor a su paso por el territorio valenciano. Y el presidente ha apostillado que si la Comunidad Valenciana recibiese las inversiones que corresponden con su peso poblacional y su aportación al PIB nacional (11%) "tendríamos un 15% de paro, en lugar del 19%, y creceríamos medio punto más al año", ha subrayado el presidente, quien ha citado datos de los últimos informes del BBVA.

En 2012, según este documento, se presentó el proyecto de implantación del ancho europeo en el Corredor y se fijó 2015 como fecha para la llegada del tercer hilo a Valencia y 2016 a Alicante, pero desde 2014 no se ha finalizado ningún tramo en todo este trazado.

En 2015, según este mismo informe que cita datos de la Intervención General del Estado, tan sólo un 35% de la inversión ferroviaria prevista se hizo efectiva. De todo lo licitado entre 2012 y 2016, únicamente se ha ejecutado el 5,04%, según ha dicho Salvador a partir de datos de la Cámara de Contratistas.

Más información