Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La flota española vuelve a faenar en el caladero marroquí

70 barcos regresan a esas aguas un año después del acuerdo entre la UE y el país vecino

Un barco español suelta aparejos en aguas de Marruecos en 2018.
Un barco español suelta aparejos en aguas de Marruecos en 2018.

El barco Playa Hierbabuena ha vuelto este lunes a faenar en aguas marroquíes, un año después de su último amarre al puerto de Agadir, junto a otros 69 pesqueros españoles, gracias al acuerdo entre Marruecos y la Unión Europea, aprobado por el pleno del Parlamento Europeo el pasado febrero y que hoy entró en vigor. Tras 365 días sin acudir al rico caladero, a lo largo del verano, hasta 92 pesqueros españoles, de las flotas andaluza, gallega y canaria, volverán a estas aguas tras un convenio que reporta 50 millones a Marruecos. A cambio, 138 pesqueros europeos (el 66% del total) volverán hasta 2023 a las aguas marroquíes. En el Playa Hierbabuena, de 23 metros de eslora, se embarcaron 16 pescadores procedentes de Barbate para pasar las próximas semanas en el caladero vecino.

Rabat y Bruselas pactaron incrementar desde este lunes las capturas de los barcos europeos hasta las 100.000 toneladas por año de pequeños pelágicos (anchoas, sardinas y bonitos) —en vez de las 85.000 toneladas del anterior acuerdo— y 7.000 toneladas por año de especies demersales como la merluza, el besugo o el rape, que habitan los fondos marinos. De estas 92 licencias para las modalidades de cerco, palangre de fondo y arrastre, 47 serán para barcos andaluces, 38 canarios y 7 gallegos.

Las capturas europeas en el caladero marroquí alcanzaron las 83.000 toneladas por año, con un valor aproximado de 80 millones, según la evaluación que la Comisión Europea realizó en 2017 sobre el anterior acuerdo UE-Marruecos. Por cada euro invertido por Bruselas se produjeron 2,78 euros de valor añadido para el sector pesquero europeo, según cálculos de dicho documento. “Se generaron 500 puestos de trabajo estables para marineros europeos y 200 para marineros marroquíes”, detalla Javier Garat, secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca).

A pesar de que las licencias concedidas a la flota española fueron 70 de las 126 disponibles hace dos años, el peso de la pesca española en volumen y valor en esta región fue menor al 10% del negocio generado, según Garat. En ese período, los buques españoles solo capturaron una media de 7.314 toneladas al año por valor de 14 millones. “Tenemos allí barcos de bavura, con poca capacidad de pesca. Están lejos de aquellos de grandes arrastres pelágicos holandeses, alemanes y polacos”, explica el directivo de Cepesca.

La negociación entre Bruselas y Rabat se prolongó más de lo previsto ya que el 90% de las capturas se llevan a cabo en las aguas del Sáhara Occidental, y esta situación había suscitado dudas entre algunos países europeos porque según el derecho internacional, este territorio no forma parte de Marruecos, por lo que Rabat no debería negociar la explotación de sus aguas. Sin embargo, el Parlamento rechazó pedir un dictamen al Tribunal de Justicia de la UE por la inclusión en el acuerdo de las aguas del Sáhara Occidental a pesar de la sentencia anterior de dicho tribunal, que excluía a dichas aguas del acuerdo. Los 50 millones pagados por la UE se elevarán hasta los 55 millones los dos últimos años, 2022 y 2023.

“El acuerdo favorecerá la sostenibilidad de la flota, en sus vertientes económicas, social y medioambiental, ya que generará empleo y riqueza (…) Además, permitirá un estricto control sobre las capturas realizadas para preservar los recursos pesqueros de la zona”, ha destacado en un comunicado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, destacó optimista: “Son muchísimos barcos, muchas familias andaluzas las que llevan mucho tiempo parados esperando pescar en el caladero marroquí. Es un gran día de posibilidades económicas para el Golfo de Cádiz” La Junta andaluza acudirá este martes a una reunión con el sector del cerco para la cuota de la sardina y la ayuda de mínimos solicitada al Gobierno central.

“Supone una puerta abierta a otro caladero que nos ha dado la vida”, celebra Alfonso Reyes, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Barbate. En este pueblo gaditano, la economía depende un 80 % de la pesca. “300 familias barbateñas dependen de lo que ocurra en el mar, directa o indirectamente”, señala. En Andalucía, la producción pesquera se traduce en más de 1.000 millones de euros y la renta del sector es de 331 millones. Durante el pasado convenio con Marruecos, los pesqueros andaluces se hicieron con 1.544 toneladas de pescado y obtuvieron 4 millones por ello, un 1,8 % de lo generado por los barcos europeos.

Como conclusión, Garat ha añadido que el acuerdo como “un alivio” para el sector: “Respiro más tranquilo. Las condiciones del nuevo acuerdo también son una garantía de pesca sostenible en este caladero, uno de los más ricos del mundo, ya que contempla el mejor asesoramiento científico, así como los planes de gestión establecidos por la Organización Regional de Pesca (ORP)”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información