Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo vota el pacto pesquero con Marruecos que incluye al Sáhara Occidental

El nuevo acuerdo permitirá que antes de verano 92 barcos españoles vuelvan a faenar en esas aguas

Un marinero europeo prepara la red de pesca, en aguas de marruecos.
Un marinero europeo prepara la red de pesca, en aguas de marruecos.

El pleno del Parlamento Europeo aprobó este martes en Estrasburgo la firma del nuevo acuerdo de pesca con Marruecos, que sustituirá el que expiró en junio del año pasado. El pacto, que permitirá volver a faenar en la costa atlántica a 92 barcos españoles, ha recibido la luz verde después de que la Cámara rechazara pedir un dictamen al Tribunal de Justicia de la UE por la inclusión en el acuerdo de las aguas del Sáhara Occidental, en las que se llevan a cabo el 90% de las capturas.

La aprobación definitiva del acuerdo, que tendrá una vigencia de cuatro años, por 415 votos a favor y 189 en contra, se produce en vísperas del viaje de Estado de los Reyes a Marruecos. La flota pesquera europea tuvo que abandonar las aguas de esa zona después de que venciera el anterior pacto. Con la entrada en vigor del nuevo documento, 128 barcos de la UE podrán volver a faena. De estos, 92 son españoles. Rabat saldrá más beneficiada económicamente con este acuerdo: recibirá más de 50 millones de euros anuales, en lugar de los 40 del anterior protocolo. Esa contraprestación será escalonada: 48 millones el primer año; 50, el segundo, y 55 en los dos últimos.

El texto había sido aprobado por los socios de la UE el pasado mes de noviembre a pesar de las dudas que suscitaba entre algunos países por los beneficios que aportaría al Sáhara Occidental. Este territorio, según el derecho internacional, no forma parte de Marruecos, por lo que Rabat no debería negociar la explotación de sus aguas.

Esta misma semana, organizaciones en favor de los Derechos Humanos se han dirigido al Parlamento Europeo. Entre ellas, Human Rights Watch, quien advirtió de que los acuerdos comunitarios con Marruecos “pueden violar la ley internacional humanitaria” e incluso los tratados de la UE, que fijan que la acción exterior debe guiarle por la legislación internacional y los principios adoptados en el seno de Naciones Unidas.

Siguiendo la demanda de la organización, el diputado de Equo, Florent Marcellesi (Los Verdes), llevó a la Cámara una propuesta antes de la votación del acuerdo para pedir un dictamen al Tribunal de Justicia de la UE que determinara si el pacto es compatible con los tratados. “Los eurodiputados no estamos por encima de la ley”, afirmó Marcellesi.

El texto aprobado resalta su apoyo a la ONU

Sin embargo, su petición fue rechazada a pesar de los recelos que albergaba la Cámara. La comisión de Pesca del Parlamento incluyó dos enmiendas al acuerdo para obligar a que conste en el etiquetado de los productos que estos proceden del Sáhara Occidental. Marcellesi, sin embargo, duda de la eficacia de esa medida. “La Comisión Europea ha reconocido que no va poder diferenciar productos marroquíes de los saharauis”, afirmó. También Miguel Urbán (Podemos) lamentó el resultado de la votación. “Ni Rabat ni Bruselas tienen legitimidad para negociar nada que afecte a este territorio ni a sus aguas territoriales”, sostuvo el diputado.

El nuevo pacto se prevé que pueda entrar en vigor antes de verano, cuando haya sido ratificado por el Parlamento de Marruecos y firmado por el rey Mohamed VI. España se ha felicitado por la aprobación del acuerdo en la Eurocámara, al considerar que 92 buques de Andalucía, Canarias y Galicia podrán volver a faenar.

El texto aprobado por la Eurocámara, asimismo, considera que este acuerdo fija las “condiciones legales, medioambientales, económicas y sociales” para “el acceso de los barcos europeos a las aguas marroquíes” y para “garantizar una pesca sostenible. Además, defiende su legalidad al considerar que se ha consultado a la población local, con “una mayoría favorable al respecto”.

El Frente Polisario, añade el Parlamento Europeo, no participó en esa consulta al oponerse “al acuerdo por principio”. En un comunicado, el Frente ha tachado de "consultas falsas" el proceso seguido por la Comisión Europea y denunció que las instituciones comunitarias están "violando" el derecho internacional. Además, criticó que se adelantara la votación un día y lo atribuyó a la visita del miércoles del Rey Felipe VI a Marruecos. "La responsabilidad de la UE, bajo el liderazgo de España y Francia, es grande", añade el comunicado.

El Parlamento, en cambio, señala que “no prejuzga” el resultado del proceso político sobre el estatus final del Sáhara Occidental y apoya “los esfuerzos de la ONU para alcanzar una solución política que permita la autodeterminación de la población saharaui”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información