Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMC acusa a EE UU de seguir dando ayudas ilegales a Boeing

La Comisión Europea celebra que el organismo internacional le de la razón en su batalla para defender a Airbus

Centro de ensamblaje de la compañía Boeing en Renton, Washington
Centro de ensamblaje de la compañía Boeing en Renton, Washington AFP

El tribunal de apelaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) exige a Estados Unidos que ponga fin a unas ayudas fiscales dirigidas a Boeing que siguen activas y que ya fueron declaradas ilegales en 2012. Es el último episodio en una batalla que enfrenta a Estados Unidos (en defensa de su fabricante Boeing) y la Unión Europea (que defiende a Airbus) desde hace 15 años. Ambos bandos se intercambian denuncias ante el organismo multilateral por supuestas ayudas de estado del contrario a los fabricantes. Y en este último pulso, ha ganado la Unión Europea.

El panel de Ginebra determina que EE UU ha estado ignorando la decisión de la OMC de hace siete años, que le exigía retirar un incentivo fiscal que daba a Boeing en la región donde tiene establecido su centro de producción, en la costa oeste estadounidense. La Unión Europea fue la que propició aquel fallo de 2012, ya que había denunciado que las ayudas fiscales le daban ventaja al fabricante estadounidense frente al europeo Airbus. Ganó. Pero como EE UU no retiró las ayudas, la UE volvió a reclamar. Y la OMC llama al orden EE UU.

La Unión Europea considera que con esta decisión se confirma su argumento de que el rival de Airbus ayudas que ya se determinaron eran contrarias a las reglas. "La UE acoge con satisfacción la decisión de hoy del Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), reivindicando la posición sostenida de la UE de que Estados Unidos no ha tomado ninguna medida para cumplir con las normas de la OMC sobre el apoyo a Boeing. El fallo concluye definitivamente que EE UU ha continuado subvencionando a la compañía ilegalmente pese a los fallos anteriores que condenan este comportamiento. Este competidor ha causado un daño significativo a su competidor europeo Airbus", ha señalado la Comisión Europea en un comunicado.

Pero como viene siendo costumbre en este viejo litigio transatlántico, la parte estadounidense también clama victoria y precisa que la única medida que se considera ilegal es una rebaja de impuestos valorada en 100 millones de dólares anuales. Es más, considera que con este dictamen se rechazan definitivamente el argumento europeo por el que se le acusaba de estar dando más de 10.000 millones en ayudas.

Boeing señala en este sentido que la OMC rechazó todas las acusaciones de subvenciones ilegales, “con una única excepción”. Se refiere al impuesto sobre negocios y actividades, conocido en sus siglas en inglés como B&O Tax, del Estado de Washington. La compañía asegura que “se comprometió desde el principio a cumplir con las decisiones del organismo multilateral”.

“El B&O no será una excepción”, afirma, por eso asegura que apoyará los pasos que se den “para cumplir plenamente” la decisión del tribunal de apelaciones de la OMC. Y concluye diciendo que espera que su ejemplo sirva para que tanto Airbus como la Unión Europea también “procedan al cumplimento de las resoluciones en las que la OMC ha fallado en su contra” y que confirma este dictamen.

Críticas contra las ayudas a Airbus

Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior, insiste en una nota de prensa que los gobiernos europeos “subsidiaron masivamente” al fabricante del A380 y el A350. “El apoyo que da EE UU no es remotamente comparable a las subvenciones excepcionalmente grandes y dañinas que la UE da a Airbus”, concluye, “llegó el momento de que cesen y dejen a los fabricantes competir”.

La OMC ya rechazó en 2017 los argumentos de la UE acusando a 29 estados y al gobierno federal de haber dado 10.400 millones a Boeing bajo la forma de subsidios durante seis años. Bruselas apeló pero hace ahora un año se volvió a determinar que eran contrarios a las reglas unos subsidios valorado en 9.000 millones de dólares que se destinaron a apoyar el lanzamiento de dos sus aviones más grandes.

EE UU amenazó después con adoptar medidas para contrarrestar el daño que las ayudas europeas están ocasionando, si no se adoptaban pasos concretos para eliminarlas. Esa solicitud está en proceso de ser examinada por un tribunal de arbitraje en Ginebra. La UE, por su parte, puede reclamar una compensación por las ayudas que se han declarado violan las reglas del comercio internacional.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >